¿Es posible la seguridad de datos en la nube?

5/5 - (20 votos)

La ciberseguridad es un conjunto de prácticas que se llevan a cabo para navegar de manera segura en la red. Pero, ¿se puede garantizar la seguridad en la nube?

A continuación, hablamos de todo lo que tiene que ver con la seguridad de datos en la nube. ¡Esto te interesa!

Qué es la seguridad en la nube

La seguridad de datos en la nube es la suma de herramientas, tecnologías de seguridad y procedimientos adecuados que aseguran la protección de los entornos de computación en la nube y los datos privados que alberga.

La nube está ideada para acceder a aplicaciones, datos y sistemas a través de Internet. Para proteger estos sistemas es necesaria la labor de los proveedores de servicios de la nube y de los clientes que los usan, que pueden ser consumidores individuales o empresas.

Estos proveedores utilizan métodos de seguridad en la nube para que los datos se almacenen de manera segura y privada.

En concreto, la seguridad en cloud busca proteger:

  • El almacenamiento de datos (discos duros, etc.)
  • El hardware de usuario final: las computadoras y los dispositivos móviles.
  • El middleware: la administración de la interfaz de programación de aplicaciones (API).
  • Los servidores de datos.
  • Los servicios tradicionales de software, como el correo electrónico.
  • Los sistemas operativos (OS): software que es compatible con todas las funciones de la computadora.
  • Las redes físicas: energía eléctrica, enrutadores…

Cómo funciona la seguridad de datos en la nube

Las medidas de seguridad en la nube funcionan para facilitar la recuperación de datos que se han perdido y proteger su almacenamiento.

Las herramientas tecnológicas que se utilizan para ello permiten a los proveedores y clientes incorporar barreras entre el acceso y la visibilidad de los datos confidenciales. De esta forma, tanto los usuarios como los proveedores deben ser proactivos y trabajar conjuntamente para favorecer el mantenimiento seguro del sistema.

Tipos de servicios en la nube

Las entidades financieras suelen emplear nubes privadas para proteger los recursos confidenciales. En total hay cuatro tipos de implementación en la nube:

  • Nube privada: la gestiona una sola organización.
  • Nube pública: es propiedad de un tercero y se comparte entre varias organizaciones.
  • Nube híbrida: es una combinación de implementación privada y pública.
  • Multinube: es compartida generalmente entre organizaciones que tienen que acceder a las mismas aplicaciones o cuentan con los mismos requisitos de privacidad.

Por otro lado, los cuatro modelos de servicios en la nube son:

  • Software como servicio (SaaS): son soluciones completas de software suministradas desde la nube, que pueden ser gratuitas o de pago (por ejemplo, Google Docs).
  • Plataforma como servicio (PaaS): herramientas que los desarrolladores pueden utilizar para crear e implementar aplicaciones en un entorno escalable.
  • Infraestructura como servicio (IaaS): infraestructura gestionada por un tercero en la que una organización puede instalar software.
  • Funciones como servicio (FaaS): herramientas adecuadas para funciones individuales de aplicaciones.

Riesgos para la ciberseguridad en la nube

Una seguridad débil en la nube puede exponer a los usuarios y proveedores a varios tipos de amenazas de ciberseguridad. Algunas son:

  • Amenazas internas por errores humanos. Por ejemplo, la configuración incorrecta de los controles de acceso de los usuarios.
  • Amenazas externas causadas por actores maliciosos, como malware o phishing.
  • Riesgos de la infraestructura basada en la nube. Aquí se incluyen las plataformas informáticas incompatibles y las interrupciones de los servicios de almacenamiento de datos de terceros.

Dentro de la normativa establecida, el Reglamento general de protección de datos (GDPR) se creó para ayudar a proteger a los usuarios finales de la venta y el intercambio de sus datos confidenciales.

Cómo proteger la nube

Para proteger la seguridad de datos en la nube, podemos recomendar diversas prácticas:

  • Utilizar contraseñas seguras. Para ello es fundamental combinar letras, números y caracteres especiales para que la contraseña sea más difícil de descifrar.
  • Usar un administrador de contraseñas. Así podrás asignar a cada aplicación y servicio que uses contraseñas distintas, sin necesidad de recordarlas todas.
  • Hacer una copia de seguridad de los datos de forma periódica. De esta manera, en caso de pérdida de datos, podrás restaurarlos.
  • Proteger todos los dispositivos en uso para acceder a los datos en la nube. Si tus datos se sincronizan a través de diversos dispositivos, el riesgo puede aumentar.
  • Modificar los permisos para evitar que cualquier persona o dispositivo tenga acceso a tus datos. Las empresas lo hacen a través de la configuración de permisos de la base de datos.
  • Usar un software antivirus y antimalware.
  • Evitar acceder a los datos a través de una red pública de Wi-Fi. Como alternativa, se puede utilizar una red privada virtual (VPN).

Medidas de seguridad bancaria de ABANCA

En ABANCA buscamos la máxima seguridad de tus datos en la nube, y por eso te ofrecemos información, consejos y asistencia para evitar riesgos.

Para acceder a tus cuentas de forma segura, es importante seguir una serie de indicaciones que resumimos a continuación:

  • Descarga la app de ABANCA en tu móvil solo desde las tiendas de aplicaciones de iOS y Android.
  • Evita contestar emails sospechosos. Recuerda que nunca te pedimos tus claves de banca electrónica o de tus tarjetas por correo electrónico.
  • Antes de validar una compra online, lee el SMS con los códigos de un solo uso que te enviamos y revisa todos los datos.
  • No accedas a tu banca electrónica desde enlaces o anuncios en buscadores.
  • Cuando entres en nuestra web, comprueba que aparezca el indicador de seguridad, representado por un candado.
  • Cuando termines todas tus gestiones, cierra la sesión. Aunque tu sesión de banca electrónica ya se desconecta automáticamente.

Además de todo esto, recuerda mantener tu ordenador libre de virus y actualizar el navegador de vez en cuando. En el caso de sospechar que alguien ha accedido a tus cuentas, avísanos lo antes posible.

Ten en cuenta que en ABANCA realizamos continuamente comprobaciones de seguridad en la nube y te avisamos cuando detectamos movimientos inusuales. ¡Tu seguridad es nuestra prioridad!

Recuerda que los contenidos de este blog tienen carácter informativo. Cualquier actuación motivada por su contenido o por la interpretación de las normas a las que hace referencia deberá ser analizada de forma específica teniendo en cuenta la situación particular de que se trate.

Logo Movil

Consejos para evitar estafas al comprar online

Suscríbete a la newsletter y consigue nuestra guía por tiempo limitado.