¿Cómo puedo rescatar un plan de pensiones?

5/5 - (18 votos)

Un plan de pensiones es un instrumento financiero que permite ahorrar a largo plazo y generar rentabilidad con el objetivo de generar beneficios y tener un fondo para la jubilación. Pero, ¿qué ocurre cuando necesitamos obtener ese dinero antes de tiempo?, ¿podemos acceder a esos ahorros? En este post explicaremos cómo rescatar un plan de pensiones y las condiciones que se deben cumplir para poder hacerlo. 

¿Cómo recuperar un plan de pensiones?

El proceso de recuperar un plan de pensiones no se debe tomar a la ligera. Antes de pensar en solicitarlo, se deben conocer las condiciones bajo las cuales se puede llevar a cabo. Estas condiciones varían según el plan y la entidad donde esté contratado, pero generalmente incluyen situaciones como: 

Jubilación

Este es el momento más común para rescatar un plan de pensiones. Dependiendo de si la jubilación es ordinaria, anticipada o diferida, las condiciones para acceder a los fondos pueden variar. En la jubilación ordinaria, generalmente se accede a los fondos al alcanzar la edad legal de retiro. En la jubilación anticipada, es posible acceder antes, pero esto puede implicar ciertas penalizaciones o condiciones específicas, como una reducción de la cantidad total disponible. Si quieres saber más sobre planes de pensiones, puedes consultar el de ABANCA. 

Incapacidad laboral permanente

Esta situación se refiere a la imposibilidad de continuar ejerciendo la profesión habitual debido a una enfermedad o accidente. Para hacer el rescate de los planes de pensiones de personas con discapacidad es necesario presentar documentación médica oficial que acredite la condición. Esta documentación será evaluada por la entidad gestora del plan y, en algunos casos, puede requerir una evaluación adicional por parte de personal médico designado.

Los grados de incapacidad que reconoce la Seguridad Social y que se deben acreditar para recuperar un plan de pensiones, incluyen: total para la profesión habitual, absoluta para cualquier tipo de trabajo, o gran invalidez. 

Desempleo de larga duración

También se puede rescatar un plan de pensiones por desempleo de larga duración. Para esto, generalmente se requiere estar registrado como demandante de empleo y haber agotado las prestaciones por desempleo. Es necesario acreditar el estado de desempleo, con registros de la oficina de empleo, y certificados que demuestren la ausencia de prestaciones.

Enfermedad grave

En estos casos es necesaria una evaluación detallada y presentar documentación médica que demuestre la gravedad de la enfermedad y el impacto en la capacidad para trabajar de la persona. Para ser considerada, la enfermedad grave debe interferir en el trabajo o suponer una grave amenaza para la vida.

Dependencia

Para rescatar el plan de pensiones por condición de dependencia severa o gran dependencia se debe acreditar la necesidad de una asistencia significativa para realizar las actividades básicas de la vida diaria. Para poder optar a este rescate, la persona deberá presentar un certificado médico oficial que valide su situación. Esta evaluación generalmente la realizan profesionales de la salud y requiere documentación detallada de la condición del paciente, incluidos informes médicos y, en algunos casos, un plan de cuidados.

Fallecimiento

Si fallece la persona titular del plan de pensiones, sus beneficiarios recibirán el capital acumulado. Si no se designa a ningún beneficiario, los herederos legales recibirán el dinero.

Aportaciones con antigüedad

A partir del 1 de enero de 2025, habrá nuevas oportunidades para los pensionistas. Tendrán la posibilidad de rescatar el plan de pensiones en 2025 con aportaciones que tengan más de 10 años de antigüedad

A los 60 años

Además de las circunstancias específicas, también existen situaciones en las que se puede recuperar el plan de pensiones antes de su fecha real de jubilación. A partir de los 60 años, la persona beneficiaria puede comenzar a recibir una pensión si dejó de recibir todos los derechos del Seguro Social (es decir, dejó de trabajar) y no cumplió con los criterios cuando presentó la solicitud.

¿Cuáles son las opciones de rescate?

Las opciones para el rescate pueden variar según las condiciones específicas, pero generalmente incluyen:

  • Pago único (en forma de capital). Se retira la totalidad del fondo acumulado. Como resultado, el impuesto de alivio planificado se paga solo una vez, lo que normalmente resulta en un impacto fiscal mayor.
  • Pago periódico (en forma de renta). Se establece un plan de pagos regular que dependerá de la fecha de amortización acordada en el plan y del tipo de ingreso que se elija. Esta renta puede ser mensual, trimestral, semestral o anual.
  • Rescate híbrido. Primero se cobra una cantidad fija, luego se establece un ingreso recurrente.
  • En forma de disposición. Supone recibir dinero a petición del beneficiario, de forma irregular. Este retiro estará limitado por las condiciones específicas establecidas en el plan de pensiones.

Considerando las diferentes opciones, un ejemplo de rescate de plan de pensiones podría ser el de un jubilado que recibe anualmente 35.000 euros y opta por rescatar un plan de pensiones en forma de capital, donde ha acumulado derechos por un valor de 30.000 euros. En este ejemplo, su límite superior de ingresos (entre 40.000 euros y 60.000 euros) se gravará al 37 % en lugar del 31 %, lo que afectará al tipo impositivo aplicable. Estos porcentajes son orientativos y dependerán de las condiciones del plan.

Plazos para rescatar un plan de pensiones

Una duda común es sobre el plazo para rescatar un plan de pensiones una vez jubilado. Este plazo puede variar según las condiciones excepcionales, pero generalmente, se permite iniciar el cobro inmediatamente después de la jubilación

Fiscalidad del plan de pensiones

La fiscalidad del rescate de un plan de pensiones está relacionada a las ventajas fiscales que ofrece durante la fase de aportación. La cantidad pagada anualmente a un plan de pensiones se puede deducir del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF), reduciendo la base imponible y, por tanto, ahorrando una cantidad importante de impuestos (esto dependerá del impuesto marginal del contribuyente). Si se supera el límite de deducción fiscal, el excedente podrá incluirse en las declaraciones del IRPF de los próximos cinco años.

Antes de pensar en rescatar tu plan de pensiones, es necesario comprender todas las posibilidades: desde entender las condiciones específicas hasta considerar las implicaciones fiscales. No dudes en buscar el apoyo profesional y asesoramiento experto de ABANCA, para tener toda la información que necesitas. 

Recuerda que los contenidos de este blog tienen carácter informativo. Cualquier actuación motivada por su contenido o por la interpretación de las normas a las que hace referencia deberá ser analizada de forma específica teniendo en cuenta la situación particular de que se trate.

Logo Movil

Consejos para evitar estafas al comprar online

Suscríbete a la newsletter y consigue nuestra guía por tiempo limitado.