Diferencias entre un plan de pensiones y un PPA

Diferencias entre un plan de pensiones y un PPA
Valora esta entrada

A la hora de pensar en la planificación de la jubilación, lo primero que seguro que te viene a la cabeza es un plan de pensiones. Permite generar ahorros a largo plazo de forma flexible y acumular un capital, entre otras ventajas, que en la jubilación complementará tus ingresos procedentes de la pensión pública.

Existen diferentes modalidades de planes de pensiones, pero también otros productos con el mismo objetivo. Los planes de previsión asegurados o PPA son una alternativa. A continuación, repasamos las diferencias entre un plan de pensiones y un PPA, en qué consiste cada uno, cómo funcionan y cuáles son sus características.

¿Qué es un plan de previsión asegurado o PPA?

Un plan de previsión asegurado o PPA es un seguro individual de ahorro a largo plazo. Se trata de un producto de seguros que garantiza un tipo y, por tanto, un capital cierto a la fecha de vencimiento de la garantía de interés, que será el horizonte temporal de la jubilación.

¿Qué similitudes hay entre un PPA y un plan de pensiones?

Productos de ahorro

Los dos productos han sido diseñados específicamente para ahorrar dinero para la jubilación.

Ventajas fiscales

 El PPA cuenta exactamente con las mismas ventajas fiscales que los planes de pensiones. Ambos productos permiten reducir la cantidad aportada en la base general del IRPF de la Declaración de la Renta.

¿Qué diferencias hay entre un PPA y un plan de pensiones?

Garantía a la hora de recuperar las aportaciones realizadas

La principal diferencia está en la seguridad. El PPA siempre va a garantizar la recuperación del dinero invertido al llegar la época de jubilación, haya pasado lo que haya pasado en los mercados financieros. En el caso de los planes de pensiones, el capital aportado no siempre está asegurado, salvo que se trate de un plan garantizado.

Rentabilidad

Los planes de previsión asegurados deben garantizar el capital aportado más un tipo de interés mínimo que se calcula mediante técnicas actuariales. En cambio, la rentabilidad de los planes de pensiones depende del comportamiento de los activos en los que se invierte. Es decir, un plan de previsión asegurado ofrece rendimientos ciertos, mientras que un plan de pensiones no. Sin embargo, con este se podría obtener más rentabilidad. De todas formas, recuerda que rentabilidades pasadas nunca aseguran rentabilidades futuras.

Figuras

Los planes de pensiones se instrumentalizan a través de fondos de inversiones, mientras que los PPA se integran en una póliza de seguro.

De esta forma, las principales figuras del PPA son el tomador (el contribuyente), el asegurado (que coincide con el tomador) y el beneficiario (en caso de fallecimiento pueden ser terceras personas designadas por el tomador).

En el caso del plan de pensiones, las principales figuras son el promotor (el encargado de promover la creación del plan y que puede ser una entidad, una empresa o una asociación), el partícipe (persona física a favor de la que se crea el plan, es decir, el ahorrador) y el beneficiario (persona con derecho a percibir las pensiones o beneficios otorgados por el plan, pudiendo ser el mismo que el partícipe).

PPA y planes de pensiones: ¿se pueden traspasar?

Los derechos acumulados gozan de movilidad, bien hacia otro PPA o bien hacia otros productos de previsión privada como planes de pensiones o PPSE (planes de previsión social empresarial). El capital ahorrado en ambos casos puede traspasarse a otro producto de inversión sin penalizaciones:

  • De un plan de pensiones a otro
  • De un plan de pensiones a un PPA
  • Desde un PPA a otro PPA
  • Desde un PPA un plan de pensiones

¿Cuál elegir? ¿PPA o plan de pensiones?

El nivel de riesgo que estés dispuesto a asumir es lo que suele marcar la elección de un PPA o un plan de pensiones. Si quieres que el ahorro para la jubilación no esté expuesto a la volatilidad de los mercados, un PPA es su opción, sin embargo, puede ser menos rentable.

Si optas por el segundo, siempre puedes elegir el nivel de riesgo dependiendo del momento vital y tus objetivos de ahorro. Existe una amplia familia de planes de pensiones entre los que optar, desde los que invierten mayoritariamente en renta variable hasta los más conservadores que apuestan por renta fija a corto plazo y, por supuesto, los garantizados. En ABANCA disponemos de una amplia gama de soluciones de ahorro para tu jubilación. Pide cita previa en la oficina que tú prefieras con un experto en planificación para revisar tu caso, de forma gratuita y personalizada.

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.