Valoración de un coche siniestro

Hablamos de coche siniestro cuando, después de un accidente o algún hecho repentino e imprevisto que destroce el vehículo, los daños superan el 75% del valor del coche en el momento del incidente. En este momento, toca hacer la valoración del coche siniestro para determinar qué cantidad de dinero podríamos recibir del seguro.

Antes de escoger un seguro de coche, recomendamos repasar los tipos de siniestros, las características de cada uno y las valoraciones que hace cada compañía aseguradora. Ya que no todas las compañías usan los mismos criterios a la hora de valorar un coche siniestro.

Siniestro, valor venal, asegurado… Si todos los términos relacionados con los seguros de coche te resultan confusos, nuestro diccionario de términos relevantes despejará tus dudas para comprender mejor este post.

Tipos de siniestro

Existen diferentes tipos de siniestro en función de la intensidad del daño y la probabilidad de que suceda.

  • Según la intensidad del daño: se considera siniestro total si la valoración de daños supera el 75% del valor venal del vehículo. Por otra parte, se considera siniestro parcial si los daños son inferiores al 75%.
  • Según la probabilidad de que suceda: se considera siniestro ordinario si ocurre por un riesgo por un hecho relativamente normal, como un accidente de tráfico. Y se considera siniestro extraordinario si está causado por un hecho poco probable que cause daños importantes como, por ejemplo, un terremoto.

Siniestro con culpa y sin culpa

Otro concepto importante a la hora de valorar un coche siniestro es si la responsabilidad del accidente es del propio conductor o externa.

Se considera que el conductor es culpable del accidente si no ha seguido las normas establecidas de circulación y esto ha motivado el accidente.

Si el conductor es el culpable de haber siniestrado su propio coche, solo tendrá derecho a una indemnización si tiene un seguro a todo riesgo o un seguro a terceros con pérdida total. Además, deberá cumplir con todas las condiciones particulares y generales de la póliza para poder optar a esta indemnización.

Por otra parte, el conductor no tiene culpa si tenía el coche aparcado y han colisionado contra él, o porque estaba conduciendo respetando las normas de circulación. Es decir, él no ha sido el responsable del siniestro.

En este caso, la póliza del seguro del coche tratará de compensar el valor material y también puede tener en cuenta el valor moral. Ya que la víctima del coche siniestro no tiene derecho a padecer los daños derivados del coche siniestro: no poder desplazarse libremente, tener que buscar otro vehículo, el tiempo perdido en las gestiones relacionadas… Algunas aseguradoras pueden ofrecer una valoración más elevada teniendo en cuenta estos factores.

¿Cómo se valora un coche siniestro?

La valoración de un coche siniestro la debe realizar un perito, teniendo en cuenta aspectos como la antigüedad del coche, los daños que ha sufrido y el precio de mercado de los coches semejantes.

Por una parte, se calcula el valor venal del coche, también conocido como valor de venta. Este valor se corresponde con el valor de venta que tenía el coche justo antes de producirse el siniestro. En el cálculo del valor venal influye la marca del vehículo, el modelo y el año en que se ha matriculado.

Por otra parte, se calcula el valor de mercado. Es decir, el precio que un usuario pagaría por comprar un coche con las mismas características o muy parecidas al del coche siniestro. En este caso se tienen en cuenta los kilómetros que tiene el coche y el estado de conservación. Puede haber diferencias de hasta un 30% entre el valor venal y el valor de mercado.

Para facilitar la valoración de los coches siniestros y que esta sea lo más neutral posible, Hacienda actualiza anualmente las tablas de precios de venta de turismos usados y las tablas de porcentajes de depreciación.

Según las condiciones y características de cada seguro de coches, las aseguradoras pueden pagar el valor venal o el valor de mercado.

El Código Civil indica que el asegurado tiene derecho a recibir una indemnización en su totalidad, de modo que no quede peor que en la situación previa al accidente. Pero tampoco puede enriquecerse gracias a esta indemnización.

¿Puedo reclamar un siniestro total?

Cuando una compañía declara siniestro total un coche está descartando repararlo y únicamente ofrece la opción de recibir una indemnización. ¿Qué pasa si el propietario del coche sí quiere repararlo? ¿Cómo puede reclamar el coche siniestro?

Si el conductor es culpable del accidente o tiene un seguro a todo riesgo, estará obligado a aceptar la declaración de coche siniestro.

En cambio, si no ha sido culpable del accidente, puede optar por arreglar el vehículo cumpliendo dos puntos:

  • Deberá anticipar el importe de la reparación, a la espera de que la compañía se lo abone después.
  • El coste de la reparación del coche no puede superar el triple de su valor venal.

 

¿Conocías los diferentes modos de valorar un vehículo? ¿Vas a empezar a tener estos puntos en cuenta a la hora de escoger un seguro de coche? ¡Te leemos en los comentarios!

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.