Seguro de coche: diccionario de términos relevantes

A veces las aseguradoras hablan con un lenguaje un poco extraño. Es por eso que hemos recopilado los términos más habituales relacionados con tu seguro de coche para ponértelo un poco más fácil.

Accesorios

Los accesorios son elementos que pueden incorporarse al vehículo voluntariamente, y no son imprescindibles para su funcionamiento. Estarán cubiertos por el seguro del coche sin declaración expresa hasta un máximo de 1.500€ siempre que se contraten modalidades que incluyan coberturas de daños propios, incendio o robo en los accesorios de serie (internos y externos).

Los accesorios no de serie que no sean de la misma marca del vehículo, o que no estén en los catálogos oficiales de la marca deben ser declarados.

Los accesorios destinados a la personalización del vehículo que suponen un cambio en la mecánica, cambios exteriores de la carrocería o interiores de la cabina que lo aparten de su apariencia de serie, nunca estarán cubiertos. Tampoco estarán asegurados los accesorios que no hayan sido homologados y no consten en la ficha técnica el vehículo.

Las coberturas en relación con accesorios se efectúan con el importe máximo cubierto, siendo necesaria la reposición de la cuota en caso de siniestro.

Asegurado

El asegurado es el titular de un seguro de coche y también la persona física o jurídica que disfruta de la cobertura del seguro.

Animales cinegéticos

Los animales cinegéticos son especies objeto de caza, por ejemplo: ciervo, corzo, gamo, cabra montesa, jabalí etc. y que son objeto de regulación a los fines de su protección (Real Decreto 1095/1989).

Averías mecánicas, eléctricas o electrónicas

Son las averías producidas por el fallo en los órganos mecánicos, hidráulicos, eléctricos o electrónicos del vehículo que provoquen que no sea apto para su uso normal, según conste en los manuales de uso que proveen los fabricantes.

Beneficiario

El beneficiario de un seguro es la persona física o jurídica titular del derecho a la indemnización.

Bicicleta

Una bicicleta es un vehículo de dos ruedas accionado por el esfuerzo muscular de las personas, o bien con pedaleo asistido que utiliza un motor con potencia no superior a 0,5 kW como ayuda al esfuerzo muscular del conductor. Dicho motor deberá detenerse cuando se dé cualquiera de los siguientes supuestos:

  • El conductor deja de pedalear.
  • La velocidad supera los 25 km/h.

Quedan fuera de esta definición cualquier otro vehículo a motor no considerado legalmente como ciclo o bicicleta.

Carta verde

La carta verde es un Certificado Internacional de Seguro que acredita la contratación de un seguro con responsabilidad civil de contratación obligatoria. Es necesaria para circular por los países no adheridos al Convenio Multilateral de Cobertura.

Conductor

El conductor es aquella persona que, habilitada legalmente y bajo autorización del asegurado o propietario del vehículo, lo conduzca o lo tenga bajo su custodia o responsabilidad en el momento de producirse el siniestro.

Contrato y contrato proforma

El contrato de un seguro de coche es un conjunto de documentos debidamente firmados en los que se recogen los datos y pactos del contrato del seguro. El contrato se compone de:

  • Condiciones Generales, que regulan los derechos y deberes de las partes con relación al nacimiento, vida y extinción del contrato y el funcionamiento del mismo durante su vigencia.
  • Condiciones Particulares, que recogen los datos propios e individuales del asegurado, las condiciones especiales y las cláusulas que completen o modifiquen las Condiciones Generales.

En caso de modificación del contrato, los cambios se reflejarán mediante suplementos, numerados correlativamente cuantas veces sea necesario. Todos estos documentos constituyen el contrato de seguro (también llamado póliza) y carecen de valor y efecto por separado.

En caso de discrepancia prevalecerá lo pactado en las Condiciones Particulares sobre las Condiciones Generales.

El contrato proforma es el conjunto de documentos que configurarán el contrato sin la firma del contratante. Este documento carece de valor alguno y, por tanto, no despliega ningún efecto.

Daño corporal y daño material

El daño corporal es la lesión corporal o fallecimiento causados a personas físicas.

El daño material es la pérdida o deterioro de cosas o de animales.

Franquicia

La franquicia de un seguro es el importe que por cada siniestro asume el asegurado según lo convenido y definido en las coberturas especificadas en las Condiciones Particulares de su contrato.

Límite de prestación

El límite de prestación es el límite hasta el cual la aseguradora responde en caso de siniestro, indicado en este contrato para cada cobertura.

Necesidad médica urgente

Es una necesidad derivada de la aparición fortuita e imprevisible de un problema de salud que genere la necesidad de atención al asegurado de manera inmediata o en un Prazo máximo de seis horas para evitar un agravamiento o poner en riesgo la vida.

Patinete

Un patinete es un aparato accionado por el esfuerzo muscular de las personas indicado para deslizarse por superficies duras y lisas que consiste en una plataforma alargada montada sobre dos o cuatro ruedas y provista de una barra y un manillar en el que se apoyan las manos.

Propietario

El propietario de un vehículo es la persona física o jurídica que figura como titular del vehículo asegurado en los registros de los organismos competentes.

Recibo de prima

El recibo de prima es el documento justificativo del pago del seguro en el que figura el importe, recargos e impuestos legalmente repercutibles.

Siniestro

Un siniestro es todo hecho repentino, imprevisto e involuntario, cuyas consecuencias estén garantizadas por alguna de las modalidades objeto del seguro, ocurrido dentro de la vigencia del contrato. Se considerará que constituye un solo y único siniestro el conjunto de daños, materiales y corporales, derivados de un mismo hecho. Si los daños derivasen de hechos diferentes, se considerarán tantos siniestros como causas diferenciadas que los originaron.

Suma asegurada

La suma asegurada es el límite que se establece en cada una de las modalidades de un seguro hasta el que la compañía aseguradora responde en caso de siniestro amparado por el contrato.

Terceros

Un tercero es cualquier persona física o jurídica distinta del contratante del seguro, el asegurado, el conductor, cónyuge, ascendientes y descendientes del contratante del seguro, del asegurado o del conductor; otros familiares que convivan con ellos y a sus expensas; socios, directivos asalariados y personas que de hecho y de derecho dependan del contratante del seguro o del asegurado, mientras actúen en el ámbito de dicha dependencia.

Tomador

El tomador o contratante del seguro es la persona física o jurídica que suscribe un contrato de seguro y a quien corresponden las obligaciones derivadas del mismo, salvo que por su naturaleza correspondan al asegurado o beneficiario.

Valor a nuevo

El valor a nuevo es el importe abonado por el cliente en la compra del vehículo que se refleja en la factura pagada por el cliente.

Valor venal

Es el valor en venta del vehículo asegurado inmediatamente antes de que ocurra un siniestro teniendo en cuenta su antigüedad. Se aplica el mismo criterio aplica para los accesorios y opciones.

El valor venal se obtiene del boletín estadístico que publica la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM).

Vehículo asegurado

El vehículo asegurado el designado en las Condiciones Particulares del contrato. Quedan excluidos los vehículos destinados al transporte público de viajeros, mercancías y que tengan un peso máximo autorizado superior a 3.500 Kg.

Vehículos de Movilidad Personal (VMP)

Un vehículo de movilidad personal es un vehículo de una o más ruedas dotado de una única plaza y propulsado exclusivamente por motores eléctricos que pueden proporcionar al vehículo una velocidad máxima por diseño comprendida entre 6 y 25 km/h. Solo pueden estar equipados con un asiento o sillín si están dotados de sistema de autoequilibrado.

Quedan excluidos de esta consideración:

  • Vehículos sin sistema de autoequilibrio y con sillín.
  • Vehículos concebidos para competición.
  • Vehículos para personas con movilidad reducida.
  • Vehículos con una tensión de trabajo superior a 100VCC o 240VAC.
  • Vehículos incluidos en el ámbito del Reglamento (UE) N2 168/201.

 

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.