Seguro de hogar contra incendios: qué cubre y cómo saber si está incluido

5/5 - (11 votos)

Cuando contratas un seguro de hogar, esperas proteger tu vivienda ante cualquier incidente que pueda afectar o poner en riesgo tu seguridad y la de tu familia. Sin embargo, no todos los seguros de hogar son iguales, y las coberturas pueden variar significativamente de una póliza a otra. Si quieres saber si tienes un seguro de hogar contra incendios, te explicamos lo que debes verificar en tu contrato

¿Cómo saber si mi seguro de hogar me cubre frente a un incendio?

Para verificar si tu póliza de seguro de hogar incluye cobertura de incendio es necesario examinar la documentación, y comprobar las condiciones del seguro. Para esto, es recomendable

  • Revisar la documentación de la póliza. El primer paso es revisar al detalle la documentación que recibiste al contratar tu seguro de hogar y buscar las secciones específicas que mencionan la cobertura contra incendios. Si tu póliza incluye el seguro de incendio, debe indicar qué aspectos del incendio están cubiertos, incluyendo daños causados por el siniestro, costes de extinción y salvamento, desescombro, costes de servicios de emergencia, como bomberos, y posibles alojamientos temporales si tu hogar resulta inhabitable.
  • Condiciones de cobertura. Generalmente, los seguros cubren incidentes que se producen de forma accidental (como la caída de un rayo) o daños ocurridos por negligencia propia o de personas con responsabilidad civil. Sin embargo, se podrá rechazar la indemnización si el incendio es provocado. Revisa qué situaciones específicas quedarían excluidas de tu seguro de hogar. Presta atención a si incluye cobertura tanto de continente como de contenido, o solo una de ellos.
  • Límites o excepciones. Si tu póliza incluye el seguro de incendios de hogar, debe indicar el importe máximo que la aseguradora pagaría en caso de siniestro y las condiciones bajo las cuales se realizaría el pago. Revisa las exclusiones, es decir, aquellos daños que no están cubiertos por la póliza, como daños causados por el calor o el humo, y no por las llamas. 
  • Comunícate con la aseguradora. Si tienes dudas sobre la cobertura de incendios después de revisar la póliza, no dudes en contactar con tu aseguradora. Es importante tener a mano tu número de póliza y cualquier otra documentación relevante para facilitar la consulta. No dudes en preguntar sobre cualquier aspecto que no te quede claro, incluyendo cómo proceder en caso de tener que comunicar un incendio.
  • Actualización de la póliza. Si tras revisar tu póliza descubres que la cobertura contra incendios es insuficiente para tus necesidades, considera aumentar los límites de cobertura o agregar coberturas adicionales. 

¿Qué cobertura ofrece el seguro de hogar contra incendios?

La cobertura de incendio del seguro de hogar variará dependiendo del tipo de póliza contratada. Sin embargo, los elementos más comunes que suelen cubrir son

  • Daños materiales. Esta cobertura se encarga de los daños directos causados por el fuego a la estructura de la vivienda (continente) y a los bienes y pertenencias dentro de ella (contenido). Esto incluye mobiliario, electrodomésticos y, en algunos casos, hasta mejoras realizadas a la propiedad. Ten en cuenta que para que cubra tanto daños a continente como contenido, ambos deben estar incluidos en tu seguro de hogar.
  • Alojamiento temporal. En caso de que el hogar se vuelva inhabitable debido a los daños causados por un incendio, algunos seguros ofrecen cobertura para el alojamiento temporal mientras se realizan las reparaciones necesarias o se busca una nueva vivienda.
  • Servicio de bomberos. La mayoría de los seguros de incendios incluyen este servicio. Sin embargo, en algunas ocasiones los costes de apagar el fuego podrían ser asumidos por el propietario si el incendio es consecuencia de un descuido.
  • Reconstrucción de la vivienda. Tras un incendio, es posible que se necesite una reconstrucción parcial o total de la vivienda. La cobertura de incendios suele incluir los costes asociados con la reconstrucción, hasta un límite especificado en la póliza, siempre y cuando el seguro incluya la cobertura de continente.
  • Reconstrucción de elementos exteriores. Si el incendio afecta también a elementos exteriores de la propiedad, como jardines, cercas o garajes, algunos seguros de hogar pueden ofrecer también una cobertura para su reconstrucción o reparación.
  • Objetos de valor. Para poder reclamar la cobertura de joyas, objetos artísticos o dinero en efectivo, estos deben ser pactados previamente y estar identificados dentro de la cobertura del seguro.  En este caso, el seguro debe tener cobertura de contenido.

Qué hacer después del incendio

En el desafortunado evento de un incendio, se debe actuar de manera organizada para gestionar la situación y comenzar el proceso de recuperación. Estos son algunos de los pasos que recomienda la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU): 

  • Documentación. Es recomendable documentar lo ocurrido con fotografías y vídeos del área afectada. Además de recopilar cualquier artículo de prensa u otro tipo de documentación que pueda servir para demostrar las causas y efectos del siniestro.
  • Comunicación. Contacta de inmediato con tu compañía de seguros para informarles sobre el incidente. 
  • Declaración. Tienes el derecho de comunicar a tu seguro de hogar, si cuentas con uno. La aseguradora designará un perito para evaluar los daños y determinar las causas. Si existe un tercero responsable, puedes reclamar a través de tu aseguradora o directamente al seguro del responsable. En ausencia de un seguro propio, puede ser necesario emprender acciones legales directamente contra el responsable. Esto podría requerir la contratación de servicios profesionales como abogados o peritos.

¿Qué pasa si no tengo seguro?

En general, si no tienes contratado un seguro de hogar, deberás reparar los daños de tu bolsillo o buscar compensación del responsable del incendio (en caso de que lo haya). Si la vivienda cuenta con un seguro de la comunidad estarán cubiertos los daños relacionados al continente (techos, paredes, suelos, etc.), pero no los daños provocados a los bienes dentro de la vivienda.

Ten en cuenta que en España no es obligatorio tener un seguro de comunidad de propietarios (excepto en comunidades como Madrid y Valencia). La Ley de Propiedad Horizontal, que establece las normas para las comunidades de vecinos, no incluye ninguna disposición que obligue a tener dicho seguro, aunque sí recomienda tener uno

Medidas de prevención de incendios de hogar

Para proteger a tu familia y a tu hogar, además de contratar seguros contra incendios para casas o viviendas, es necesario tomar medidas preventivas que ayudarán a reducir el riesgo y limitar los daños

  • Detector de humo. Instala detectores de humo en cada nivel de tu hogar, incluyendo el sótano y cerca de las áreas de dormitorio. Prueba los detectores de humo mensualmente y cambia las baterías al menos una vez al año, o según lo recomendado por el fabricante.
  • Fuentes de calor. Nunca dejes la cocina desatendida mientras estás cocinando, ya que suele ser el lugar más común de los incendios en el hogar, seguido del dormitorio y el salón, según datos de la OCU. Asegúrate de que los materiales combustibles, como cortinas, toallas y papel, estén lejos de estufas, hornos y otros electrodomésticos que generen calor.
  • Inspección y mantenimiento. Inspecciona regularmente los cables de los electrodomésticos para comprobar que no están desgastados. Evita sobrecargar los enchufes y utiliza protectores de sobretensión.
  • Velas y chimeneas. Nunca dejes velas encendidas sin vigilancia. Utiliza portavelas estables y mantenlas lejos de materiales inflamables. Asegúrate de que tu chimenea tenga una mampara o pantalla protectora para evitar chispas. Limpia la chimenea y el conducto de humo anualmente para asegurar una ventilación correcta.
  • Extintores. Ten al menos un extintor de incendios en tu hogar, preferiblemente en la cocina. Aprende cómo usarlo correctamente y verifica regularmente si está en buenas condiciones.

Incluso aplicando las medidas preventivas, los incidentes pueden ocurrir, y por eso es importante contar con un seguro. En este sentido, el seguro de hogar de ABANCA ofrece opciones personalizadas que se adaptan a tu vivienda y a tus necesidades: desde pequeños trabajos de electricidad o fontanería, hasta daños por fugas, escapes o rotura de tuberías. Si estás interesado en solicitarlo o quieres más información, te esperamos en tu oficina de ABANCA más cercana.

Mediador: ABANCA MEDIACIÓN, OPERADOR DE BANCA SEGUROS VINCULADO S.L., operador de banca-seguros vinculado, con domicilio social en Avenida de la Marina 1, 4ª planta de A Coruña, y provista de CIF B-70049630, inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña, al Tomo 3092, folio 73, hoja C-38698 y en el Registro Administrativo Especial de Mediadores de Seguros de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones con el nº OV-0044. Aseguradora: ABANCA GENERALES DE SEGUROS Y REASEGUROS, S.A., con CIF A-14715270, inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña, Hoja C-47133, Tomo 3407 y Folio 9, con domicilio social en Avda. Linares Rivas, 30 – 3, A Coruña, 15005, A Coruña, con número de inscripción en el Registro administrativo de entidades aseguradoras y reaseguradoras de la DGSFP C0808.

Recuerda que los contenidos de este blog tienen carácter informativo. Cualquier actuación motivada por su contenido o por la interpretación de las normas a las que hace referencia deberá ser analizada de forma específica teniendo en cuenta la situación particular de que se trate.

Logo Movil

Recibe nuestros contenidos más útiles

Cada quince días en tu bandeja de entrada. Consigue además nuestra guía con ¡todo lo que debes saber para contratar un préstamo personal!