Amortización anticipada: todo lo que debes saber

Saldar una deuda antes de lo pactado con tu banco es lo que se conoce como amortización anticipada. Y tienes derecho a solicitarla por motivos muy dispares: te toca la lotería, cobras una herencia inesperada o te aumentan el salario. Con estos ingresos extra te planteas satisfacer una deuda total o parcialmente antes de que llegue a su vencimiento, es decir, la fecha que habías acordado con la otra parte.

Uno de los casos más comunes es cuando quieres devolver el dinero y cancelar la hipoteca que firmaste con tu banco antes del tiempo que habíais pactado. Algunas hipotecas ya incluyen la comisión por cancelarla antes del tiempo en los gastos iniciales, y se estipula como indemnización por los intereses que el banco va a perder.

Tipos de amortización anticipada

Hay dos tipos principales de amortización anticipada. Cuando la cancelación de la deuda es total, es decir, cuando cancelas su totalidad; o parcial, cuando cancelas una parte. A continuación, te las explicamos con más detalle.

Amortización anticipada total

Mediante este tipo de amortización cancelaremos el total de nuestra deuda. Así, dejamos de deber el capital que nos habían prestado y también los intereses que este préstamo nos suponía.

Amortización anticipada parcial

Cuando decidimos saldar parte de la deuda que tenemos de forma adelantada, podemos hacerlo de dos maneras:

  • Reduciendo la cuota mensual que pagamos a nuestro acreedor. Por ejemplo, decidimos reducir el pago mensual que realizamos de 450€/mes a 400€/mes para los 10 años que nos quedan por pagar. La cantidad resultante, 50€/mes durante 10 años, la abonamos en un único pago. Realizamos así una amortización anticipada parcial de reducción de cuota.
  • Manteniendo la cuota, pero reduciendo el tiempo que nos quedan por pagar. Así, si nos quedaban 10 años a 450€/mes, podemos reducirlo a 5 años y pagar la diferencia.

Comisión por amortización anticipada

Tú tienes derecho a amortizar una deuda antes del tiempo que habías pactado con tu entidad bancaria. Pero esta puede penalizarte cobrándote una comisión por hacerlo. Una amortización anticipada supone una pérdida de dinero para el banco, que se produce porque ya no cobrará los intereses por haberte dejado el dinero.

Tipos de comisión por amortización anticipada

Existe una limitación en las comisiones que el banco te puede cobrar, según tengas una hipoteca a tipo fijo o a tipo variable:

  • Si tienes un hipoteca variable, el banco te podrá cobrar una comisión del 0,5% como máximo del dinero amortizado durante los 3 primeros años. Del tercer al quinto año podrá ser hasta del 0,25%. A partir del sexto, no podrá cobrarte nada.
  • Si tienes una hipoteca fija, el banco solo podrá cobrarte una comisión del 4% del dinero amortizado hasta el tercer año. Desde este, una comisión de un 3%.
¡Deja un comentario!
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.