Inflación, ¿cuáles son sus causas?

La inflación es un indicador económico que señala el aumento generalizado de los precios de servicios y bienes durante un periodo de tiempo sostenido. Refleja la disminución del poder adquisitivo de la moneda. Para poder medir el crecimiento de la inflación se utilizan índices.

Desde otro punto de vista, se puede definir como la pérdida de poder adquisitivo que sufren los ciudadanos como consecuencia de un incremento generalizado de los precios. El incremento debe ser global para que se produzca la inflación.

Si hablamos de una inflación del 15%, significa que los precios han subido ese porcentaje de media. El resultado es que, si antes de esa subida con 1.000 euros se cubrían todos los gastos, ahora harían falta 1.150 para conseguir lo mismo.

Causas

Existen diversas causas que pueden provocarla, entre las más habituales están la de demanda, de costes, la autoconstruida o la de base monetaria.

La inflación de demanda se produce cuando la demanda de productos es superior a la oferta existente. Es decir, cuando la producción no es suficiente para satisfacer a la demanda, con lo que la consecuencia es un incremento del precio.

La inflación de costes sucede cuando los costes de producción de las empresas se incrementan. Como consecuencia, se produce un aumento del precio de venta para poder asumirlos.

Cuando se busca evitar una subida de precios generalizada, en ocasiones se opta por una subida gradual de los mismos para evitar males mayores. Esta subida gradual se denomina inflación autoconstruida ya que tiene una finalidad.

Por último, la inflación de base monetaria sucede por una emisión excesiva de dinero.

Tipos

Existen tres tipos de inflación, según cuantía:

  • Moderada: Se produce cuando la subida de precios se produce de forma lenta.
  • Galopante: Su incremento llega a los dos o tres dígitos.
  • Hiperinflación: Cuando es superior a la galopante. Sucede en el escenario de una gran crisis económica o en situaciones de guerra.

Consecuencias

La principal consecuencia de la inflación es la pérdida de poder adquisitivo. Con el mismo dinero se podrán adquirir menos bienes y servicios ante el aumento de su precio.

Afecta a particulares y a empresas. Un particular con los mismos ingresos tendrá que hacer frente a gastos más altos. Una empresa, al existir inestabilidad, pierde patrones lógicos en la toma de decisiones. Además, la economía con inflación implica que los inversores se lo piensen dos veces, ya que prefieren situaciones estables y seguras a la hora de invertir.

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.