Código (CCC), ¿qué es y para qué se usa?

El código cuenta cliente (CCC) es un número irrepetible, de veinte dígitos, que se asigna a las cuentas de ahorro, cuentas corrientes y otros productos financieros, de forma individual. Es el DNI de la cuenta bancaria y sirve para que el resto de entidades del sistema financiero identifiquen con rapidez la cuenta.

¿Qué significan los números del Código Cuenta Cliente?

Los Códigos Cuenta Cliente en España tienen una estructura estandarizada que se corresponde a cuatro grupos:

EEEE OOOO DD NNNNNNNNNN

  • Los cuatro primeros dígitos son el Número de Registro de Entidades del Banco (NRBE) de España e identifican el tipo de institución que es.
  • Los cuatro siguientes determinan la oficina de la entidad de origen de la cuenta. Cada sucursal cuenta con su propio número asignado.
  • Los dos siguientes corresponden a un código de control aleatorio que aporta seguridad a la cuenta.
  • Los últimos diez números son los que identifican a la cuenta corriente dentro de la entidad.

El IBAN: ¿es lo mismo que el CCC?

Desde 2014, el código cuenta cliente (CCC) pasó a ser el IBAN, toda vez que se estableció la zona SEPA –región financiera en la que un ciudadano puede operar financieramente bajo unas determinadas condiciones, como, por ejemplo, efectuar transferencias, pagos o retirada de efectivo–.

¿En qué se diferencia el Código Cuenta Cliente del IBAN? En realidad, solo existe una diferenciación entre ambas: el IBAN suma, con su prefijo, una nomenclatura aceptada como estándar para identificar internacionalmente el número de la cuenta bancaria.

Así pues, el IBAN contiene al CCC, que se mantiene inalterable, al que se le suma al comienzo un código compuesto de dos letras, que corresponde al país de origen de la cuenta, y dos dígitos de control.

Código Cuenta Cliente: EEEE OOOO DD NNNNNNNNNN

IBAN: ESXX EEEE OOOO DD NNNNNNNNNN

Diferencias entre BIC, IBAN y SWIFT

A mayores del CCC y el IBAN, para la operativa financiera internacional se requiere un tercer código: el Código Internacional de Identificación bancaria (BIC) o SWIFT (siglas del Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication).

Gracias a este código, los bancos pueden identificar que las transferencias internacionales a la cuenta del usuario se realizan desde una entidad segura. Y en ningún caso sustituirá al IBAN. De hecho, es un complemento que se demanda conjuntamente en operaciones financieras internacionales.

A diferencia del CCC y del IBAN, el SWIFT cuenta con entre 8 y 11 caracteres, de los cuales, los cuatro primeros corresponden al identificador del banco, los dos siguientes al código ISO del país y los dos últimos a la localidad de origen de la cuenta. En aquellos códigos BIC que tengan 11 dígitos, los tres últimos del conjunto corresponden a la sucursal de la cuenta.

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.