Ingresos pasivos: ¿qué son y cómo los genero?

4.7/5 - (17 votos)

¿Has escuchado alguna vez la expresión “vive de rentas” o “ha alcanzado la libertad financiera”? Si la respuesta es sí, sabrás que ambas expresiones tienen un denominador común, los ingresos pasivos.

En este post vamos a conocer qué son los ingresos pasivos, qué tipos existen y cuáles son las vías de inversión para generar ingresos pasivos.

¿Qué son los ingresos pasivos?

Se entiende como ingresos pasivos aquellos que se obtienen de manera regular sin necesidad de destinar tiempo, recursos o atención de forma permanente. En otras palabras, aquellos ingresos que obtenemos sin hacer prácticamente nada.

Los ingresos pasivos pueden asumir un papel clave para poder alcanzar lo que se conoce como libertad financiera o una buena jubilación porque:

No tienen límites

No hay límite, podemos generar la cantidad de ingresos que queramos, eso sí, esto dependerá de la actividad que desarrollemos para conseguirlos.

Son continuos

Una vez que se empieza a recibir ingresos, estos llegarán de forma continuada. Es decir, solo pararán si cesamos la actividad que empezamos para generarlos.

Disponer de una vivienda para alquilar es el ejemplo de ingreso pasivo más habitual que nos podemos encontrar. Con esta alternativa tenemos un ingreso mensual sin hacer prácticamente nada pero, claro, no todo el mundo dispone de una vivienda para alquilar.

Hoy en día existen muchas otras formas de obtener ingresos pasivos sin necesidad de una inversión inicial tan elevada. En el siguiente apartado vemos las diferentes actividades que podemos llevar a cabo para generar ingresos pasivos y obtener este dinero extra.

Tipos de ingresos pasivos

Crea tu propio curso

¿Hay algo que se te de realmente bien? ¿Algo de lo que tienes amplios conocimientos? Una vía para obtener ingresos pasivos es realizar un curso con la utilidad suficiente para que alguien esté dispuesto a pagar por él.

Por ejemplo, si se te da realmente bien cocinar, puedes hacer un curso sobre recetas de cocina. Al tener conocimiento en la materia no te supondrá un gran esfuerzo y cada vez que un usuario lo compre, obtendrás ingresos de forma inmediata.

Las páginas como Domestika o Crehana son una alternativa a tener en cuenta para compartir cursos online.

Haz marketing de afiliados

El marketing de afiliación es una rama del marketing que se basa en la consecución de determinados objetivos y resultados. Los afiliados se encargan de publicitar a los comerciantes a cambio de una comisión por enviar tráfico a su web o conseguir ventas.

Para generar ingresos pasivos por esta vía, puedes publicitar una marca o empresa con el objetivo de conseguir ventas o tráfico a su web a cambio de una comisión.

Si conoces a alguien que tiene una marca o producto puedes proponerle un acuerdo de afiliación. Es decir, publicitas su marca o producto con el objetivo de conseguir x ventas y, por cada venta que consigas recibes una comisión.

Invierte

Otra alternativa para conseguir ingresos recurrentes es la inversión en bolsa o en fondos de inversión y, al igual que las anteriores, no requiere una gran dedicación. Además, otra de sus ventajas es que para comenzar en este mundo no se necesita una cantidad de dinero muy elevada.

Pero ¿dónde invertimos nuestro dinero? Pues bien, dependiendo del tipo de interés se pueden encontrar diferentes alternativas de inversión, veamos las más conocidas. Si quieres saber más sobre el tema, consulta nuestra guía de inversión. 

Fondos indexados

Los fondos indexados son instituciones de inversión colectiva que invierten el capital de un grupo de inversores en distintos activos financieros, con el objetivo de obtener una rentabilidad.

Este tipo de fondos tratan de replicar de la forma más exacta posible el comportamiento de un índice bursátil. Por ejemplo, en lugar de comprar acciones de diferentes empresas del IBEX 35, con un fondo indexado, estamos comprando acciones en todo el IBEX 35. De esta forma, no necesitamos emplear tiempo para decidir en qué empresas invertir, lo hacemos en todo el índice.

Dos características diferenciadoras de los fondos indexados son su diversificación y sus comisiones. Estamos invirtiendo en tantas acciones como compongan el índice y las comisiones son más bajas que las de los fondos tradicionales.

Cuando llegue el momento, podremos retirar el dinero acumulado en el fondo indexado, generando así un ingreso pasivo.

Recuerda que rentabilidades pasadas no aseguran rentabilidades futuras.

Fondos de reparto

Los fondos de reparto tienen la característica de repartir dividendos de forma periódica, ya sea de forma mensual, trimestral o anual.

Cada fondo tiene sus particularidades, pero sí mantienen un histórico de rentabilidad, algo que nos puede ayudar a saber si es el producto que más encaja con nuestras necesidades.

Acciones con dividendos

Otra forma de obtener ingresos pasivos son las acciones con dividendos. Los dividendos son una parte del beneficio de una empresa que se reparte entre los accionistas de una sociedad.

Si nos decantamos por esta vía para obtener ingresos pasivos, tenemos que tener muy claro el objetivo. Buscar las acciones que más dividendos repartan entre sus accionistas. De esta forma, cada vez que repartan dividendos, estaremos obteniendo un ingreso sin necesidad de invertir mucho tiempo.

Normalmente, las empresas suelen repartir dividendos tras el cierre del ejercicio anual o semestral, momento en el que la junta decide cuánto se reparte y cuánto queda en la reserva de capital.

Ahora que ya conocemos diferentes alternativas para generar ingresos pasivos tan solo queda elegir la opción que más nos convenga. En función de lo que estemos buscando, puede ser más recomendable elegir una opción u otra. Por eso, es importante realizar un análisis previo y ver cuál es la que mejor se adapta a nuestras necesidades.

Estos datos tienen finalidad informativa y no deben interpretarse en ningún caso como una recomendación de compra o venta, o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir como base de ningún tipo de decisión sobre inversiones actuales o futuras. ABANCA no se hace responsable de los perjuicios que pueda sufrir el inversor como consecuencia del uso de dicha información. El cliente es responsable de las decisiones de inversión que adopte y del uso que haga de la información proporcionada a tal efecto. Rentabilidades pasadas de las inversiones no garantizan rentabilidades futuras.

Recuerda que los contenidos de este blog tienen carácter informativo. Cualquier actuación motivada por su contenido o por la interpretación de las normas a las que hace referencia deberá ser analizada de forma específica teniendo en cuenta la situación particular de que se trate.

Logo Movil

Consejos para evitar estafas al comprar online

Suscríbete a la newsletter y consigue nuestra guía por tiempo limitado.