Skimming, qué es y cómo evitarlo

Si después de utilizar una tarjeta en un local, sobre todo en otro país, han llegado a tu cuenta cargos desconocidos, es muy posible que seas víctima del skimming o clonado de tarjetas. A continuación, te explicamos qué es y qué puedes hacer para evitarlo.

¿Qué es el skimming?

El skimming consiste en clonar la banda magnética o el chip de una tarjeta para hacer un uso fraudulento de ella. Y a la persona que roba esa información se le denomina skimmer. Este sistema de clonado de tarjetas es más habitual en aquellos países donde existe menos control y en establecimientos con menos garantías de seguridad.

Ser víctima de un skimmer es grave, ya que los últimos métodos de clonado de tarjetas mediante skimming recopilan también la información del PIN del usuario para poder así hacer uso de la tarjeta antes de que te des cuenta y la apagues o la anules.

De hecho, es bastante habitual que la víctima no se percate de su situación hasta varios meses después, cuando le ingresan cargos desde diferentes destinos (hayas o no estado en ellos).

¿Cómo consiguen clonar la tarjeta bancaria los skimmers?

La técnica más habitual es colocar una capa a mayores en la banda de lectura de los datos dentro del dispositivo de lectura, de tal forma que, al mismo tiempo que el sistema recoge esa información para pagar, los delincuentes también lo hacen.

Con esta información, y el software adecuado, pueden obtener todos estos datos de tu tarjeta de crédito:

  • Quién es el titular
  • Cuál es el número de la tarjeta
  • La fecha de expiración de la misma
  • El CVV o número de seguridad

Cómo evitar ser víctima del skimming

Al igual que cuando navegamos por internet, es necesario tomar una serie de precauciones básicas a la hora de pagar con tarjeta para evitar ser víctima de los skimmers.

En primer lugar, si decides haces una compra online en una web que no conoces o no te inspira confianza o no, no introduzcas tus datos bancarios bajo ningún concepto. Evitarás más de una amenaza. Para estas ocasiones son perfectas las tarjetas virtuales.

En establecimientos físicos en los que vayas a pagar con tarjeta, prioriza el uso del contactless. De momento, los skimmers no han podido realizar clonación de tarjetas desde sistemas NFC. Realiza los mismos pasos cuando vayas a sacar dinero de un cajero, sobre todo cuando se trate de otro país.

No pierdas de vista la tarjeta a la hora de pagar y, sobre todo, sospecha si cogen la tarjeta y se la llevan a algún lugar que no veas a simple vista para hacer el cobro.

Una tercera opción es sustituir tus tarjetas habituales por tarjetas prepago, de tal forma que solo puede utilizarse si se recarga su saldo. En caso de que sean clonadas, sin saldo, el ciberdelincuente no podrá hacer uso de ellas. Esta es una de las vías de seguridad financiera más recomendada cuando se viaja al extranjero.

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.