Ratio de endeudamiento

Ratio de endeudamiento
4.8 (95%) 4 votos

¿Qué significa este término financiero?

Todos los bienes que adquiere una persona, sea física o jurídica, los puede adquirir con su dinero. Si la cantidad monetaria que posee no es suficiente, puede pedir financiación en una entidad. Pero, antes de pedir prestado el dinero, es importante que sepa cuál es su capacidad de endeudamiento, es decir, cuánto podrá pagarle y devolverle al banco sin poner en riesgo su situación financiera. En dicho cálculo hay que tener en cuenta los intereses a pagar. Para medir esta capacidad de endeudamiento podemos usar el llamado ratio de endeudamiento.

Esta ratio nos indica qué proporción existe entre la financiación ajena de una empresa o persona (las deudas que tiene que pagar) y los recursos propios que posee, como, por ejemplo, las aportaciones de dinero que hicieron los socios, en el caso de la empresa. Así, conoceremos la capacidad que tiene la empresa para hacer frente a las deudas con respecto a los fondos que posee.

La ratio de endeudamiento no solo se utiliza para medir la capacidad de endeudamiento de las empresas. También se aplica a personas físicas, por ejemplo, a la hora de concederle un préstamo o una hipoteca a alguien.

¿Cómo se calcula la ratio de endeudamiento?

Como en toda ratio, existe una fórmula para calcularlo y obtener el porcentaje que nos dirá cuánto nos podremos endeudar:

Ratio de endeudamiento = Pasivo / Patrimonio Neto

En definitiva, esta fórmula mide la relación entre las deudas (pasivo) y los recursos propios (patrimonio neto). En el caso de una empresa, lo ideal es que su valor no supere el 50%. ¿Por qué? Porque si el valor es superior, lo que debe la compañía sería mayor a los recursos que posee. Tampoco es bueno que el valor de la ratio se sitúe por debajo del 40%, ya que en ese caso la empresa no le estaría sacando el máximo rendimiento a sus recursos, perdiendo rentabilidad.

Ejemplo

Si, por ejemplo, una empresa tiene una ratio de endeudamiento de 48% esto significa que los recursos ajenos de la misma suponen un 48% de los recursos propios. Por decirlo de otro modo, por cada 48 euros de financiación ajena la empresa tiene 100 euros de financiación propia.

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.