Subrogación: qué es y ventajas

Solemos pensar que cuando firmamos una hipoteca o un préstamo nada de lo escrito en el contrato puede cambiar. Pero esto no es así, ya que sí se pueden realizar cambios –y normalmente para mejor–.

Por ejemplo, puede cambiar una de las partes que firman el contrato, y este cambio es lo que se conoce con el nombre de subrogación.

Tipos de subrogación

Existen dos tipos de subrogación: de deudor y de acreedor. Vamos a ver qué significa cada una de ellas.

  • La subrogación de deudor se produce cuando cambia el titular del préstamo, o sea, el deudor. Esto suele pasar fundamentalmente en operaciones de compraventa. Un ejemplo sería el caso en el que compras una vivienda hipotecada a una promotora, pasando tú a ser quien debe ese dinero al banco. Una vez que se solicita este cambio, es el banco el que lo tendrá que aprobar. Para ello realizará un estudio de riesgo al nuevo deudor para comprobar que podrá pagar dicha hipoteca.
  • La subrogación de acreedor tiene lugar cuando cambias la hipoteca de un banco a otro banco, es decir, lo que cambia es la entidad a la que se le debe dinero. En este caso, no es necesario pedir permiso al banco para cambiar la hipoteca, solo necesitas que el nuevo banco al que quieres trasladar tu hipoteca la acepte.

Ventajas de cambiar la hipoteca de banco

Centrándonos en la subrogación del acreedor, vamos a ver las ventajas de cambiar tu hipoteca o préstamo de banco:

  • Mejorar las condiciones de tu hipoteca o préstamo. Cuando cambiamos la hipoteca o el préstamo de un banco para otro, normalmente lo hacemos porque nos aporta beneficios: mejora las condiciones, rebaja los intereses
  • Negociar con tu actual banco. Cuando decides cambiar tu hipoteca a otro banco, es posible que el banco en el que tienes tu hipoteca te haga una contraoferta para no perderte como cliente. Esto te dará poder de negociación frente a la entidad porque te permitirá reajustar las condiciones de tu préstamo hipotecario.
¡Deja un comentario!
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.