Cómo ahorrar con el aire acondicionado ante la subida del precio de la luz

El cambio en la factura de la luz que se aplicó el pasado mes de junio ha suscitado múltiples dudas en torno al incremento en el precio de la tarifa de la electricidad que deben afrontar millones de familias en España. En nuestros hogares, la subida de la luz 2021 implica una modificación importante de muchos hábitos que hemos adquirido a lo largo de los años, pero seguimos queriendo ahorrar aire acondicionado y en la factura en general.

El cambio más importante que debemos implementar en nuestro día a día supone el ahorro de energía de determinados electrodomésticos en función de las características de cada uno o las horas en las que se utilizan. Además, algunos actos cotidianos pueden ayudarnos a ahorrar en nuestras casas sin complicaciones. 3.3 / 5 ( 6 votos )

A esta subida de la luz debemos sumar la llegada del verano y las olas de calor que nos obligan a tirar de aire acondicionado. Pero cuidado, si no optimizas su utilización podrías llevarte un disgusto en la factura de la luz. En este artículo te contamos varios consejos para ahorrar en aire acondicionado este verano.

¿Qué supone la subida de la luz?

La subida de la luz ha provocado diversas alteraciones en el modo de consumo de los diferentes electrodomésticos que tenemos en el hogar.

Este nuevo sistema de fijación del precio de la electricidad, propuesto por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), se dirige a las familias que cuentan con una tarifa regulada o PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor) inferior a 15kW. Es decir, la gran mayoría de las casas españolas.

La novedad más destacada de esta tarifa 2.0 TD es el establecimiento de tres precios diferentes según la hora, el día de la semana y la comunidad autónoma de residencia, que al mismo tiempo se traduce en tres períodos de energía: la hora punta, la hora llana y la hora valle.

Así, se diferencian, de lunes a viernes, los siguientes tramos eléctricos:

  • De 10 de la mañana a 2 de la tarde, y de 6 de la tarde a 10 de la noche, son los momentos más caros (horas punta).
  • De las 12 de la noche a las 8 de la mañana, así como los fines de semana y festivos, son los períodos más baratos (horas valle).
  • El resto de horas forman parte del ‘período llano’, con una tarifa intermedia.

También es interesante mencionar que otra de las novedades que incluye la nueva tarifa es la posibilidad de elegir dos potencias eléctricas durante el día. De esta manera, dependiendo de tus hábitos de consumo, puedes seleccionar una potencia para las horas valle y otra para las horas punta.

¿Cómo puedo ahorrar energía en casa?

Los electrodomésticos son los aparatos que más energía consumen y, por lo tanto, son los que más influyen en tu recibo de la luz. Por eso es fundamental elegir aquellos que son eficientes.

También es importante cambiar ciertos hábitos y empezar a llevar a cabo acciones que pueden resultar beneficiosas para el ahorro energético. Usar bombillas de bajo consumo, mantener el aire acondicionado con una temperatura de entre 18 y 22 grados, o ventilar el hogar en las horas más frías (primeras horas de la mañana o por las noches) pueden ayudarte a ahorrar energía.

Si bien es cierto que todos los electrodomésticos consumen electricidad, el aire acondicionado es uno de los que más incrementa la factura eléctrica. Por eso es importante tener en cuenta la puesta en marcha de determinadas acciones a la hora de realizar un consumo eficiente de este aparato doméstico.

Cómo ahorrar con el aire acondicionado

En plena ola de calor, el aire acondicionado se antoja fundamental para estar cómodos en casa. Si consigues hacer un uso eficiente y responsable, no habrá que lamentar males mayores. Con un mal uso, podremos llevarnos un susto en nuestra cuenta bancaria y hasta en nuestra salud, ya que un exceso de aire acondicionado puede tener como consecuencia un desagradable resfriado.

  1. Elige un aire acondicionado eficiente. Aunque suene a obviedad, estudia antes de hacer la compra el grado de eficiencia energética que más te guste. Siguiendo el nuevo etiquetado energético, procura que sea al menos de la letra C, ya que a partir de aquí están los modelos más eficientes.
  2. Ten en cuenta el modelo de aire acondicionado. No solo influye que sea eficiente, también se debe tener en cuenta el modelo porque influye en su consumo. Los aparatos que cuentan con un mayor control de la temperatura permiten ahorrar más. Por otra parte, los aparatos de aire acondicionado portátiles son los que presentan un consumo mayor.
  3. Apuesta por una temperatura media. Ten cuidado con los extremos y con la diferencia con la temperatura que haya fuera de tu casa. La temperatura ideal está entre los 22 y 25º en verano y entre 20 y 22º en invierno. En las zonas de mucho calor, conviene no bajarlo de 25º, ya que no es bueno para nuestro organismo que haya mucha diferencia con el exterior. Recuerda que por cada grado de diferencia que pongas, consumirás un 8% más de energía.
  4. Aleja el aparato del sol lo más posible y ayúdalo con aislamiento. Si el sol le da constantemente, puede dañarse el sistema y le costará más funcionar. Además, el aislamiento te ayudará a reducir el gasto.
  5. No lo pongas de noche. No es aconsejable tener el aire acondicionado funcionando de noche, ya que reseca los ojos, garganta, nariz, además de que pueda provocarnos un resfriado. Refresca la habitación, apágalo antes de dormir y apuesta por abrir las ventanas para hacer corriente.
  6. Modo Eco. Si el aparato tiene este modo, te ayudará a reducir el consumo de forma considerable. Se puede programar este modo para reducir el consumo energético mientras dormimos.
  7. Un uso eficiente. No utilices el aire acondicionado con la ventana abierta. Recuerda, también, cerrar las puertas en el lugar donde lo pongas para evitar el flujo de aire entre estancias.
  8. Realiza una revisión anual para garantizar el óptimo funcionamiento de tu equipo de aire acondicionado. Comprueba el estado de los filtros y límpialos con agua y jabón neutro al menos cada dos meses. Revisa cualquier anomalía en el funcionamiento o ruido diferente y llama a un técnico para que restablezca tu equipo si es necesario. El aire acondicionado puede tener algún fallo que, si no detectas a tiempo, se puede traducir en una sorpresa en la factura.
  9. Utiliza la app RedOS de Red Eléctrica de España, en la que puedes consultar cuáles van a ser los precios del día, los del día siguiente y los anteriores, para poder comparar y programar tu aire acondicionado en las horas valle.

Alternativas económicas al aire acondicionado

Si estás pensando en adquirir un sistema de aire acondicionado, puedes pagarlo en los meses que necesites de aplazado de pagos al instante desde el móvil.

Además, hemos recopilado algunas alternativas más económicas para que le hagas frente al calor de este verano:

  • Mantente hidratado y usa ropa ligera. Es uno de los pasos esenciales, que bebamos agua y líquidos con frecuencia. Y en cuanto a la ropa, apuesta por prendas holgadas, ligeras y transpirables.
  • Evita las comidas calientes si no quieres elevar tu temperatura corporal. Por algo se dice que el verano es la época de las ensaladas.
  • Evita la actividad física y el deporte en las horas más calurosas, del mediodía a las cinco de la tarde.
  • Gestiona el calor en casa. Mantén las persianas y las ventanas cerradas hasta que deje de hacer calor, ese será el momento de ventilar. También es aconsejable hacerlo al amanecer. Si tu casa está muy expuesta al sol, instala toldos o persianas para que los rayos de sol no incidan directamente.
  • Evita usar los electrodomésticos que producen más calor en las horas en que el sol actúa con más fuerza. Siempre que sea posible, usa por la mañana o por la noche el horno, el secador, la plancha o el tostador.
  • Refresca tus muñecas. En plena ola de calor, poner las muñecas debajo del agua fría servirá para refrescar un poco nuestro cuerpo. Otra opción es tener un pulverizador cerca.
  • La ducha, tu aliada. Es el sistema más rápido para equilibrar tu temperatura corporal. Y recuerda, por mucho que ansíes una ducha fría, lo recomendable es ducharse en agua templada para que el cuerpo no trabaje después para recuperar el calor.
  • Apuesta por los ventiladores de techo. Su desembolso no es tan grande como el de un aire acondicionado y puede ayudarte a mantener más frescas las estancias de tu casa.
  • Ventilador de pie con nebulizador de agua. Otra opción interesante es hacerte con un clásico ventilador de pie que incorpore un nebulizador de agua; te dará una sensación mayor de frescor.
  • Y el clásico entre los clásicos, ¡el abanico! En este caso nuestra cuenta bancaria no se verá afectada, tan solo necesitaremos gastar energías en el movimiento para refrescarnos un poco.

Como ves, ahorrar aire acondicionado es crucial si queremos que la subida de la luz de este 2021 no haga tanto daño a nuestros bolsillos. Con pequeños hábitos podemos conseguir ahorrar energía con este aparato, sin complicarnos la vida en exceso.

Recuerda: si te planteas adquirir un sistema de aire acondicionado, tienes la posibilidad de pagarlo en los meses que necesites con APPlázame de ABANCA o con tu tarjeta de crédito. En el caso de que te interese puedes informarte de las condiciones en nuestra página web.

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.