¿Has pensado en contratar un seguro de salud?

¿Has pensado en contratar un seguro de salud?
Valora esta entrada

Seguro que alguna vez te has preguntado si te compensaría tener un seguro de salud. Si estás pensando en contratar uno, lo primero y más importante es que tengas claras tus circunstancias personales y el uso que le vayas a dar. No querrás tener un seguro con coberturas que no necesitas, ¿verdad? Ni necesitar un cuidado concreto que tu seguro no contemple, claro.

En este post compartimos contigo cinco reflexiones que debes tener en cuenta para encontrar el seguro de salud que realmente se adapte a ti.

En tu salud, invierte en lo que de verdad necesitas

Hoy en día la oferta de seguros de salud es lo suficientemente amplia como para que puedas invertir tu dinero en los cuidados que tú elijas. Puedes tener un seguro únicamente para consultas ambulatorias, uno sólo para hospitalizaciones o para tu cuidado dental.

Incluso puedes tener uno que te permita acudir al especialista que tú quieras, en España o en el extranjero, sin ceñirte a un cuadro médico cerrado. En esta modalidad, tu aseguradora te puede reembolsar hasta el 90% de los gastos. Puedes elegir al profesional que prefieras de cada especialidad sin asumir unos gastos astronómicos.

No contrates un seguro de salud demasiado tarde

En el momento en que padecemos alguna afección es cuando nos suele interesar contratar un seguro médico.

Sin embargo, si ya te han diagnosticado alguna dolencia, existe la posibilidad de que tu aseguradora excluya del seguro los cuidados relacionados con tu afección o que te imponga una sobreprima, es decir, una cuota mayor.

Por eso, siempre es mejor prevenir que curar y tener un seguro médico antes de que sea demasiado tarde.

¿Estás pensando en tener hijos?

Es uno de los grandes argumentos a favor. Si tienes o vas a tener un hijo, un seguro de salud es una inversión a tener en cuenta, porque será una de las épocas de tu vida en las que visitarás con más frecuencia a médicos y pediatra. Tendrás cubiertas las consultas previas durante el embarazo, las pruebas y la asistencia al parto.

Si puedes destinar una pequeña parte de tus ingresos para evitar preocupaciones y disponer de una atención rápida y ágil para emergencias, un seguro médico es tu mejor aliado.

Atención médica cuándo y dónde quieras

Por cuenta ajena o autónomo, da igual: no tienes por qué hacer malabarismos para ir al médico. Con un seguro de salud privado puedes acudir al médico en el momento del día que mejor te vaya sin tener que pedir permiso en tu puesto de trabajo. Evitarás perder el tiempo y ya no irás a la consulta sin saber a qué hora saldrás de allí.

Si viajas habitualmente, ¡no pongas tu salud en riesgo!

Cuando viajas al extranjero, contar con un seguro de salud es una garantía extra que en algunos casos puede ser casi indispensable. Veamos.

A nivel europeo, existe la Tarjeta Sanitaria Europea gracias a la cual puedes recibir los cuidados sanitarios que necesites, ya viajes como turista, trabajador o estudiante.

Con todo, dependiendo del país que visites, puedes tener que asumir una parte de los gastos de asistencia sanitaria sin posibilidad de reembolso, por eso te recomendamos que te informes bien antes de viajar.

Y si tu viaje es fuera de las fronteras europeas, debes contar con un seguro de viaje siempre, sobre todo si te desplazas a un país con un sistema sanitario privado.

Seguro Salud de ABANCA

¡Ah! ¿Que no lo sabías? Pues sí, en ABANCA te ayudamos a escoger entre cinco modalidades de seguro de salud de diferentes compañías, estudiando la que mejor se adapte a tus necesidades a partir de unas sencillas preguntas, para que no pagues por servicios que difícilmente llegarás a utilizar. Interesante, ¿verdad?

¡Deja un comentario!
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.