¿Un crédito es un gasto deducible para mi negocio?

Nadie dijo que ser empresario fuera fácil, y menos cuando todavía te estás iniciando en los negocios y el tejido empresarial se te hace difícil y confuso. Los comienzos son siempre difíciles y que nos surjan dudas es de lo más normal, por eso hoy intentaremos dar respuesta a una de las preguntas más comunes, especialmente en esta época del año: ¿Es gasto deducible un crédito para mi negocio?

Lo primero, es tener claro el significado de deducir. En el mundo de los negocios, las empresas pueden deducir un gasto cuando éste está vinculado a su actividad económica, justificado mediante factura y registrado en la contabilidad de la empresa. Lo mismo ocurre con los autónomos, los gastos podrán deducirse siempre que tengan que ver con la actividad profesional que desarrollan.

En palabras exactas de la normativa: solo se pueden deducir los gastos “afectos a la actividad económica”.

 

¿Es gasto deducible un crédito solicitado para el lanzamiento del negocio?

Pero volvamos al inicio, al momento en que decides crear tu propia empresa y tienes muchas ideas, muy buenas, pero muy poco dinero. Cuando necesitas destinar una determinada cantidad de dinero para poder materializar tu idea, lo que implica la necesidad, aunque no siempre, de pedir un crédito que ayude a soportar este gasto.

Las dudas tributarias vienen después, cuando debemos rendir cuentas a Hacienda, no tenemos experiencia y desconocemos qué es gasto deducible y qué no. En este caso la respuesta es bien sencilla y acusa a la lógica: no.

Si nos paramos a pensar, cuando hablamos de crédito, hablamos de un dinero que hemos utilizado para cubrir las necesidades, iniciales o no, de nuestra empresa y que vamos devolviendo poco a poco. Este dinero que devolvemos no es gasto, sino euros desembolsados que reducen la deuda. Sin embargo, lo que sí podemos deducir son los intereses, considerados gastos financieros.

De todos modos, ¿te has parado a pensar en qué has gastado ese dinero? Porque podrías deducir las inversiones hechas con el dinero que el banco te dejó.

Esperemos haber sido de ayuda. De todos modos, si no es tu caso, y para emprender has contado con la ayuda de inversores, puedes recordarles que podrán deducir el 20% de la inversión si tu empresa es de nueva creación. Y recuerda que en ABANCA puedes obtener la financiación que necesitas para tu negocio.

Comentarios
No hay comentarios todavía

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

Puedes usar etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.