Diferencias entre persona natural y persona jurídica

¿Persona natural o persona jurídica? Si desarrollas algún tipo de actividad económica ya sabrás que a nivel empresarial hay responsabilidades distintas entre una y otra.

En el momento de constituir o formalizar legalmente una empresa, una de las decisiones más importantes es decidir entre persona natural y persona jurídica. Repasando las ventajas y desventajas, así como de las diferencias entre estas, te ayudaremos a que elijas la opción que más se adapte a tus necesidades.

¿Qué es una persona natural?

Una persona natural se trata de una persona humana que ejerce sus derechos y cumple las obligaciones a título personal. De hecho, es la responsable de forma personal de las deudas y obligaciones de una empresa.

Hay que tener en cuenta que está formada por una sola persona y no requiere demostrar un capital para emprender su actividad. Además, puede funcionar como empresa individual o microempresa familiar.

Ventajas:

  • La constitución de la empresa es sencilla, rápida y, además, no requiere de mucha inversión
  • La propiedad, control y gestión es responsabilidad de una sola persona
  • El patrimonio se puede ampliar o reducir sin restricciones
  • Su venta o cierre es más fácil
  • A la hora de pagar impuestos, pueden acogerse a fórmulas más cómodas

Desventajas:

  • El dueño asume de forma ilimitada toda la responsabilidad por las obligaciones o deudas de la empresa
  • El capital está limitado a lo que pueda aportar el dueño
  • Presenta menos posibilidades de acceder a créditos financieros

¿Qué es una persona jurídica?

Una persona jurídica se define como una empresa que asume derechos y obligaciones. La empresa y los responsables de la misma se hacen cargo de las obligaciones, con lo que las deudas que pueda contraer se limitan a los bienes que estén a nombre de la empresa, tanto en capital como en patrimonio.

En caso de quiebra, será la empresa la que deba pagar la deuda, ya sea con los bienes o con capital, los dueños no serán obligados a hacerse responsables con sus bienes personales.

Ventajas:

  • Su responsabilidad es limitada
  • Cuenta con una mayor disponibilidad de capital, ya que puede ser aportado por varios socios
  • Tiene más posibilidades de créditos financieros
  • Más opciones de acceder a concursos públicos
  • Tanto el propietario como los socios pueden acceder a beneficios sociales y seguros

Desventajas:

  • Más dificultad en su constitución, ya que existen más trámites y requisitos
  • La inversión de constitución es mayor
  • Necesita una contabilidad más exhaustiva
  • La propiedad y la administración puede recaer en varias personas
  • Hay más restricciones a la hora de ampliar o reducir el patrimonio
  • Mayor dificultad para cerrarla

Diferencias entre empresa constituida por persona natural y persona jurídica

La gran diferencia entre una persona natural y una persona jurídica es que en la primera el dueño asume a título personal todas las obligaciones de la empresa. En el caso de la jurídica, la empresa asume las obligaciones.

Es decir que si una empresa constituida por un persona natural quiebra, el dueño deberá responder a título personal y podría llegar al embargo de sus bienes personales.

A la hora de elegir la forma de constitución de tu empresa o negocio, debes tener varios puntos en cuenta. Se recomienda elegir persona natural cuando se trata de un negocio pequeño y se busca ser el único dueño; además, no se necesita gran capital. Como persona jurídica, cuando se inicia una empresa mediana o grande y los clientes van a ser mayormente empresas. Además, con esta segunda opción, tus bienes personales estarán protegidos en caso de que algo salga mal.

A la hora de establecer un negocio como persona jurídica suele ser necesaria una inversión inicial de capital. Por eso, si necesitas financiación, puedes concertar una cita con uno de nuestros gestores de ABANCA Empresas.

Tras esta elección, lo siguiente es el tipo de empresa. En el caso de persona natural, solo puede ser empresa unipersonal. Como persona jurídica, hay muchas más opciones, Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (EIRL), Sociedad Anónima (S.A.), entre otras.

En definitiva, ten en cuenta las ventajas y desventajas entre persona natural y persona jurídica para elegir lo que mejor se adapta a tus necesidades. Recuerda que, en el caso de las empresas, es aconsejable contratar un seguro para evitar sustos innecesarios. Si deseas más información sobre nuestro seguro para pymes, consulta nuestra web.

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.