Qué es el crowdfunding y cuándo usarlo para mi negocio

Seguramente, en alguna ocasión has escuchado hablar del término crowdfunding. Se trata de un concepto que está a la orden del día, especialmente en el mundo de las startups y el emprendimiento. En el post de hoy veremos qué es el crowdfunding, los diferentes tipos que existen y cómo se puede llevar a cabo esta forma de financiación.

¿Qué es el crowdfunding?

El crowdfunding o micromecenazgo, en castellano, es una forma de financiación que consiste en emplear el capital que han proporcionado numerosos inversores a través de pequeñas aportaciones. Normalmente, todo el proceso se hace online mediante plataformas especializadas.

Dependiendo del tipo de recompensa que reciben los inversores existen diferentes modelos, en los que no influye el tipo de proyecto que vaya a ser financiado. Veamos, a continuación, los diferentes tipos de crowdfunding que nos podemos encontrar y a qué tipo de impuestos responde cada uno.

Diferentes tipos de crowdfunding

Crowdfunding de donación

Este tipo de micromecenazgo se caracteriza principalmente porque los inversores que aportan capital en este tipo de proyectos no esperan recibir un beneficio, lo hacen de forma totalmente altruista. Suelen ser acciones lideradas por ONGs para recaudar fondos para proyectos de carácter social o humanitario. Lo habitual es que tengan una duración máxima de tres meses.

¿Cómo tributa?

En este tipo de proyectos, las personas jurídicas deben declarar cada ingreso en el Impuesto sobre Sociedades. En caso de que lidere el proyecto una persona física, esta deberá declarar los ingresos sobre el impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Crowdfunding de recompensa

Este tipo de financiación es el más conocido y el que más volumen de recaudación tiene en el mercado. En este caso, al contrario que el crowdfunding de donación, los inversores sí que reciben un beneficio por su aportación de fondos.

Los inversores aportan una cuantía a un proyecto determinado a cambio de una recompensa no monetaria, puede ser una muestra del propio producto, experiencias o determinados servicios ofrecidos por la empresa como agradecimiento. Las recompensas variarán dependiendo de la cantidad aportada al proyecto, a veces en las de mayor cuantía, se ofrece como recompensa la colaboración interna en el propio proyecto.

¿Cómo tributa?

En este caso, las personas jurídicas atenderán al Impuesto sobre Sociedades y el IVA. En cambio, las personas físicas, lo incluirán en el IRPF y el IVA.

Crowdfunding de préstamo

Es el crowdfunding en el que se aplica un tipo de interés sobre el dinero aportado. El inversor aporta capital al proyecto a cambio de que esa cuantía le sea devuelta aplicando un tipo de interés, interés conocido como “precio del dinero”.

En algunas plataformas cada prestamista establece el tipo de interés al que presta el dinero, de esta forma, el receptor deberá devolver el dinero recibido más el tipo de interés.

¿Cómo tributa?

Para las personas jurídicas, los intereses tributarán como gasto deducible en el Impuesto de Sociedades. Las personas físicas,  los intereses tributarán como gasto deducible en el IRPF.

Crowdfunding de inversión

En este tipo, los inversores reciben acciones o participaciones a cambio de sus aportaciones. Es el único modelo en el que los inversores pasan a formar parte del proyecto financiado.

Una de las principales características de este tipo de financiación es que la empresa tiene que ser una sociedad cada vez más fructífera y poder así repartir beneficios a sus inversores.

Normalmente, en este modelo, la suma aportada suele ser más elevada que en el crowdfunding de recompensa, pero el reembolso es mucho más lento.

¿Cómo tributa?

Es la única modalidad de financiación que está exenta del Impuesto sobre Sociedades y del IVA, siempre y cuando se obtengan acciones o participaciones. Lo mismo ocurre con las personas físicas, están exentas del Impuesto sobre Donaciones y el IVA.

Ventajas e inconvenientes del crowfunding

Las múltiples ventajas que tiene el crowdfunding hacen que sea una de las vías más utilizadas por los emprendedores para impulsar sus proyectos. Aunque, como cualquier otro tipo de financiación tiene sus ventajas e inconvenientes, veamos algunas de ellas.

Ventajas

  • Permite conseguir el capital necesario en un periodo de tiempo relativamente corto.
  • Es un método útil para intuir o no la viabilidad de un proyecto, si hay mucha gente interesada en aportar capital es porque ven grandes posibilidades de éxito.
  • Además de crear una comunidad que sirve como apoyo al proyecto, el crowdfunding también permite llevar un seguimiento del proyecto y saber qué cantidad de capital se ha conseguido en cada momento.

Inconvenientes

  • No es posible saber si se obtendrá el total del capital requerido hasta pasado un tiempo y además esto, dependerá de las aportaciones de los inversores.
  • A través del crowdfunding se asume el riesgo de plagio, si se da a conocer un proyecto que no está previamente registrado, otra persona puede copiarlo y lanzarlo al mercado.
  • Es necesario dar visibilidad a los proyectos, no es suficiente con estar en una plataforma de crowdfunding. Si no se cuenta con una vía de comunicación alternativa, es muy difícil que la idea llegue a potenciales inversores.

Como vemos, el crowdfunding tiene tanto ventajas como inconvenientes, al igual que cualquier otra vía de financiación. Ahora que ya hemos visto los diferentes tipos de crowdfunding que hay, puedes analizar cuál es el que mejor encaja en tu proyecto.

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.