Consejos básicos para encontrar un local comercial

Encontrar un local comercial es una tarea ardua y son muchos los aspectos a estudiar cuando nos lanzamos a la búsqueda. Además de la ubicación y el precio, hay otras variables que debes tener en cuenta. Por eso, es recomendable elaborar un plan de negocio para saber a ciencia cierta si la actividad puede soportar la financiación del local, tanto si este va a ser de alquiler o va a ser comprado.

Local comercial: ¿comprar o alquilar?

Decidir entre comprar o arrendar es una decisión en la que influyen muchos factores, como el tipo de actividad que se va a realizar o el capital inicial con el que se cuenta.

En líneas generales, el alquiler de un local comercial puede tener las siguientes ventajas:

  • Posibilidad de cambiar de ubicación de forma más sencilla: alquilar un bajo comercial permite cierta flexibilidad, ya que no te comprometes a fijar tu localización en un lugar determinado y puedes moverte de forma relativamente fácil cuando lo desees o cuando necesites expandir tu negocio.
  • Reduce la inversión inicial: al comprar un local comercial existe un pago inicial bastante importante, además de los años de hipoteca que se hayan fijado. Alquilando, puedes pactar una carencia los primeros meses para adecuar el local a la actividad que vayas a desarrollar.
  • Menos gastos de comunidad e impuestos: en algunos contratos, los gastos de comunidad y los impuestos como el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) o la tasa de basuras se repercuten al inquilino, lo que supone un gasto menos.

Pero, tal y como se encuentra el mercado inmobiliario actual, invertir en la compra de locales comerciales puede ser también una opción muy ventajosa. La crisis económica ha dejado una enorme cantidad de inmuebles impagados con importantes descuentos. Además, hay otras ventajas a tener en cuenta:

  • Rentabilidad: un local es un activo tangible que se puede tomar como una inversión a largo plazo, ya que llegado el momento puedes venderlo o alquilarlo y obtener un beneficio a futuro.
  • No estás sometido a las decisiones del arrendador: alquilando un local, puede darse el caso de que el arrendador quiera resolver el contrato a su finalización y tengas que marcharte. Esto no sucede si optas por la compra. Además, podrás realizar obras en el local sin ser autorizadas por arrendador, lo que significa una mayor libertad.  

En todo caso, tanto si optas por el alquiler como por la compra, en portales como Escogecasa puedes encontrar oficinas, bajos y naves, y opciones de financiación.

Consejos para encontrar local

El primer paso en la búsqueda de un local comercial es identificar cuáles son tus necesidades. Lo ideal es que hagas una lista de aquello que esperas de tu espacio y verificar cuáles son los locales que más se adecuan a tus pretensiones. Para ello, fíjate en las siguientes cuestiones:

Selecciona una ubicación adecuada

Sin duda, el tipo de actividad es algo que marca la ubicación del local. Si tu negocio tiene relación con el sector industrial puedes plantearte un local en un polígono industrial.  Sin embargo, si vas a tener relación directa con el público es conveniente que la ubicación sea a pie de calle. En el caso de despachos u oficinas puedes optar por una ubicación en altura.

En todo caso, asegúrate una buena visibilidad exterior y cuanto más libre de barreras esté el interior, más fácil será amueblarlo y sacarle partido.

Averigua las conexiones de transporte

A la hora de elegir un local comercial debes tener en cuenta las conexiones de transporte público, las zonas de estacionamiento y la facilidad de aparcar. Estudia con cuidado esto, ya que a veces lo que pensamos que es una zona accesible, no lo es tanto.

Además de los potenciales clientes, piensa también en tus empleados y su facilidad para llegar al trabajo, así como la oferta de servicios públicos disponibles en la zona.

Consulta la normativa y licencias

Infórmate sobre la normativa vigente, tanto municipal como urbanística, fundamental para evitar problemas. Lo más importante es estudiar si el local u oficina se puede destinar a la actividad que queremos desarrollar. Para ello es aconsejable realizar las siguientes acciones:

  • Pedir información al ayuntamiento sobre la posibilidad de obtener licencia para la actividad que nos interesa. Cada municipio cuenta con un reglamento obligatorio sobre los locales comerciales. Por eso, debes comprobar que el local cumple con ellos o si te va a hacer falta hacer algún tipo de obra. Según la actividad comercial que vayas a realizar, puede que necesites licencia de apertura y de actividad, o acceso a minusválidos.
  • Consulta los estatutos de la comunidad de vecinos en aquellos locales que estén dentro de una comunidad, ya que necesitas el visto bueno de estos para poder abrir el negocio. Además, en los estatutos podrás comprobar si existen limitaciones que puedan afectar a los locales en cuanto a distribución, usos, salidas de humos, etc.

Solicita al Registro de la Propiedad una nota simple

Solicitar esta documentación es muy sencillo y puede evitarte muchos problemas en el futuro. Se trata de un documento que recoge toda la información sobre el local, incluyendo la identificación, la extensión, limitaciones, titulares, última transmisión de la propiedad y las posibles cargas que pesan sobre la misma. Este documento es una garantía de que la propiedad que vas a comprar no trae consigo cargas como hipotecas o embargos, aspectos que podrían arruinar tu proyecto.

Una vez encuentres tu local, solicita cita previa en nuestras oficinas de ABANCA para buscar la financiación que mejor se adapte a tu negocio. ¡Que nada sea un impedimento para montar o hacer crecer tu negocio!

¡Deja un comentario!
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.