Hacer cuentas, más sencillo con ABANCA Pay y ABANCA Cash

Cada vez que salimos a cenar, que compramos un regalo de cumpleaños a medias o compartimos coche, siempre hay alguien que dice “paga tú, que luego ya hacemos cuentas”. Porque es un incordio andar contando monedas o descambiando billetes, pero al final siempre está el típico amigo que por despiste siempre se escaquea. Es el momento de que descubras ABANCA Pay y ABANCA Cash.

Todas tus cuentas con tu móvil en un solo clic

El principal problema es que pedir el número de cuenta por seis o siete euros es demasiado engorroso y es impensable ir a la entidad a realizar el ingreso,  así que si no vas a ver a la persona que te debe el dinero en poco tiempo, la deuda caerá en el olvido. Por suerte, cada vez más, los bancos están desarrollando nuevas formas de utilizar la banca electrónica desde nuestro smartphone, y facilitar este tipo de operaciones por lo que, a menos que la persona se haya dejado el móvil en casa, ¡ya no tendrá excusa para pagarte antes de llegar a los postres!  

No necesitarás tarjeta para realizar tus transferencias o traspasos (envío de dinero a cuentas propias)

 

¿En qué consiste ABANCA Pay y ABANCA Cash?

En el caso de ABANCA, tenemos disponibles dos aplicaciones que, si todavía no las conoces, deberías descargarte: ABANCA Pay y ABANCA Cash. No necesitarás tarjeta para realizar tus transferencias o traspasos (envío de dinero a cuentas propias). Pero… ¿para qué sirve cada una de ellas? ¿cuál es la diferencia? ¡Te lo explicamos!

Con ABANCA Pay puedes realizar pagos o recibir ingresos sin necesidad de saber el número de cuenta de la persona a la que quieres enviar dinero, solo tienes que conocer el móvil o email asociado al depósito donde se recibirá el ingreso, independientemente del banco al que pertenezca. No importa que seáis de bancos diferentes, porque está integrado en Bizum junto con todos los bancos españoles. Además permite pedir dinero, por lo que solicitar a tu amiga que te pague aquellos cuatro euros con cincuenta, te dará menos palo. En definitiva, ¡es el WhatsApp de las pequeñas deudas! 

Por otra parte, si la persona a la que envías el dinero no tiene tarjeta o no es cliente de ABANCA, tu app es ABANCA Cash. El pago en esta aplicación se puede hacer a través de la banca electrónica, la app de ABANCA, banca telefónica o desde cualquier cajero de ABANCA o de las entidades adheridas al programa. Con tan solo teclear el número de teléfono de la persona a la que le quieres enviar el dinero y una clave, tu amigo, tu madre o tu compañera de piso podrá retirar su dinero sin tarjeta. También puedes enviarte el dinero a ti mismo, porque aunque te hayas olvidado de tu tarjeta de crédito, ¡seguramente que el móvil lo llevas en el bolsillo!

¿Son seguras estas aplicaciones?

Sí, ya que se utilizan las mismas claves y usuario que para la banca electrónica. En cuanto a la cantidad de dinero que se puede transferir por esta vía son: como máximo 500€ por operación, y 1000€ al día .

El destinatario lo recibirá de forma inmediata si es cliente de ABANCA o en el plazo habitual si pertenece a otra entidad, es decir en el mismo día si se realiza la operación antes de las 12.00 horas o al día siguiente hábil si es más tarde. Además, todos los datos de la operación quedan registrados en la app para que los puedas consultar en cualquier momento y en caso de ser tú el que recibe el dinero también te llegará una notificación a tu smartphone cuando lo tengas disponible.

Puedes enviarte el dinero a tí mismo, porque aunque te hayas olvidado de tu tarjeta de crédito, ¡seguramente que el móvil lo llevas en el bolsillo!

Así que ya sabes, ¡no hay excusas para que cada uno no se haga cargo de su parte! ¡Exprime todo el jugo de las aplicaciones de ABANCA y mueve tu dinero de forma totalmente gratuita, sin complicaciones y a través de tu teléfono!

Comentarios

No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados