Teletrabajo: consejos para organizarte

La expansión del coronavirus ha cambiado los protocolos de prevención y la forma de trabajar de muchas empresas. Tras la declaración del estado de alarma en España, algunas compañías han optado por el teletrabajo y por enviar a sus empleados a casa para ayudar a frenar los contagios por covid-19 (te damos unas recomendaciones de ciberseguridad sobre el coronavirus).

Seguir una rutina, marcarse un horario, quitarse el pijama, organizarse en las tareas, elegir bien el escenario, programar descansos… Estas son solo algunas de las reglas de obligado cumplimiento si se quiere triunfar con el teletrabajo, una modalidad laboral hoy más de moda que nunca. En el siguiente post recopilamos consejos, utilidades e información práctica para aquellos que empecéis nueva rutina en casa.

Rutina y horario

El problema más común entre las personas que prueban por primera vez el teletrabajo se plantea cuando hay que fijar un horario. Pensar que se tiene todo el día para realizar las tareas es un error. Si no hay rutina pueden pasar dos cosas: que no se cumpla con las tareas encomendadas o que se acabe trabajando muchas más horas que en la oficina. Así que márcate un horario y cúmplelo a rajatabla. De lo que se trata es de crear un hábito.

Escenario

Debes delimitar muy bien el lugar elegido para trabajar dentro de casa. Lo ideal, si no se dispones de un despacho, es habilitar una dependencia con los máximos elementos o accesorios parecidos a los de una oficina. Y dejar claro, si viven más personas en esa casa, que eso es un despacho, para que no haya interrupciones.

Los expertos en el tema consideran un error garrafal trabajar tumbado en la cama (una tentación casi irresistible al principio) o en el comedor con la televisión encendida si lo que se busca es productividad.

Organización y disciplina

En casa no hay jefes, así que tú eres tu propio supervisor. Organizarse y marcarse tiempos para las diferentes tareas resulta crucial. El hecho de que nadie te presione directamente ni haya compañeros o jefes observándote no es excusa para relajarse y dejar para mañana lo que en la oficina se cerraría hoy. Todo es cuestión de autodisciplina.

Mantener la comunicación con tus compañeros de trabajo

¡No te aísles! Trabajar fuera de la oficina no significa que dejes de estar en contacto con tus compañeros. Usa de forma adecuada los canales de comunicación que ofrece la tecnología y aprovecha las reuniones de trabajo o encuentros virtuales para socializar y fortalecer tu presencia como parte del equipo.

Quítate el pijama

El pijama está prohibido en el teletrabajo. Vestir con esa prenda todo el día está completamente desaconsejado. Debes buscar un cambio de chip cuando abandones tu cocina o salón para sentarte frente al ordenador. Tampoco hace falta vestirse con traje y corbata, pero lo ideal para conseguir un hábito y entrar en una rutina es despojarse del pijama y vestirse con otras prendas “de calle”, aunque sean más cómodas o informales que las que llevarías a la oficina. La sensación de trabajo y responsabilidad aumentará con la vestimenta adecuada.

Huir del sedentarismo

Trabajar en casa no significa estar todo el día sentado. Una vez finalizadas tus labores profesionales, o incluso en los descansos, lo ideal es que realices ejercicio físico para mantener tu vitalidad. Puedes realizar numerosos ejercicios en casa: flexiones, abdominales, estiramientos, ejercicios con cintas, yoga, etc.

Además, la alimentación también juega un papel importante, así que aléjate de la cocina entre horas y mantén una dieta sana y equilibrada, a poder ser evitando los ultraprocesados.

Consejos para un teletrabajo seguro

Aunque en la actualidad el teletrabajo es una necesidad impuesta en la mayoría de casos y no ha habido margen para tomar las medidas pertinentes, debes conocer las claves para garantizar la seguridad en esta modalidad de trabajo:

  • Cómo acceder en control remoto. Para garantizar la seguridad de los datos e información de la empresa en los accesos al sistema desde casa, es recomendable utilizar una conexión de internet privada, además de una red virtual privada (VPN)..
  • ¿Accesibilidad remota para todos? Es necesario establecer los datos que requieren de una mayor protección. Asimismo, se recomienda el acceso en remoto sólo a los dispositivos en los que se pueda aplicar herramientas de seguridad y protección, que cuenten con un software actualizado de seguridad ante posibles amenazas.
  • Tipología de dispositivos. Muchos trabajadores tienden a utilizar sus propios dispositivos para trabajar desde casa. Esto entraña un riesgo de seguridad, pues en muchas ocasiones no cuentan con el software y políticas de seguridad necesarios. Por ello, las empresas deben proporcionar los equipos adaptados con protocolos de seguridad durante el teletrabajo.
  • Definición de roles. No todos los empleados deberían tener acceso a toda la información o activos de la empresa de manera remota. Lo recomendable es definir unos roles de los usuarios que requieren acceso y la información concreta a la que puede acceder cada uno de estos perfiles.
  • Acceso mediante identificación. Para acceder a los equipos en control remoto, debe haber un control de identificación, como usuario y contraseña, proporcionados por la empresa, o uso de firmas digitales.
  • Concienciación cibernética. Las medidas de seguridad en los equipos son importantes, pero la conciencia de buenas prácticas entre los trabajadores es también fundamental. Ahora que el teletrabajo se ha impuesto por primera vez en muchas empresas, y de manera casi masiva, es recomendable que se recuerde a los trabajadores las pautas mínimas de seguridad en su día a día para evitar ciberdelitos.

Si estás teletrabajando, estos consejos podrán servirte de ayuda durante las próximas semanas. ¿Qué otros trucos utilizas? ¡Déjanos tus tips en comentarios!

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.