Cómo solicitar la jubilación y su cobro

4.8/5 - (5 votos)

Llegado el momento de poner punto y final a nuestra etapa laboral es muy importante que sepamos cómo solicitar la jubilación. Debemos conocer la información y los requisitos necesarios para solicitar dicha prestación. De esta forma, evitaremos problemas o retrasos en la percepción de la misma.

A continuación, hablaremos de los puntos más importantes para realizar correctamente este trámite. Como cuáles son los requisitos necesarios, cuál es el plazo para reclamar la prestación y los pasos a seguir para realizar la solicitud.

Requisitos para solicitar la jubilación

Antes de empezar a solicitar nuestra pensión por jubilación, debemos saber si cumplimos con los requisitos.

Actualmente, la edad de jubilación ordinaria está en los 66 años, a excepción de aquellas personas que acrediten mínimo 37 años cotizados. En este caso, podrán acceder a su pensión un año antes, desde los 65.

Al mismo tiempo, es necesario acreditar dos cuestiones respecto a nuestros periodos de cotización. Estos dos requisitos son:

  • Requisito de carencia genérica: para recibir la pensión, debemos justificar el total de años cotizados. Para acceder a la jubilación, debemos haber cotizado mínimo 15 años.
  • Requisito de carencia específica: este otro requisito nos exige haber cotizado un mínimo de 2 años dentro de los últimos 15 años.

Es decir, para tener derecho a una pensión de jubilación, debemos haber cotizado mínimo 15 años (carencia genérica), de los cuales al menos 2 (carencia específica) han de haberse cotizado en los últimos 15 años previos a la jubilación.

Plazos para solicitar la jubilación

Ahora que ya conocemos qué requisitos son necesarios para solicitar la jubilación, veremos en qué plazo debemos requerirla.

Los trabajadores que se encuentren en alta pueden solicitar la jubilación 3 meses antes del cese de su actividad laboral o 3 meses después del mismo. En este último caso, los efectos económicos se producen al día siguiente de finalizar su vida laboral.

Por otro lado, en caso de que se solicite la pensión pasados 3 meses desde la fecha de cese, los efectos económicos solo tendrán una retroactividad máxima de 3 meses desde el momento de la solicitud.

Cómo solicitar la jubilación

Ya sabemos los requisitos necesarios y los plazos para solicitar nuestra pensión. Pues bien, en este apartado veremos cómo solicitar la jubilación y su cobro a efectos de trámites.

En primer lugar, se debe cumplimentar el modelo de solicitud de pensión de jubilación y presentar la documentación personal y específica que se indica en dicho modelo.

La solicitud y documentación podremos presentarla en cualquiera de los centros de atención e información de la Seguridad Social. A excepción de los trabajadores del mar, en ese caso, deberán presentar dicha solicitud en el Instituto Social de la Marina.

Complementos de la jubilación

Cuando una pensión contributiva o pensión de jubilación no alcanza el mínimo establecido por ley, su cuantía puede verse incrementada con lo que se conoce como complemento a mínimos.

Este importe adicional podrán solicitarlo todos los pensionistas que reciban una pensión inferior a la establecida legalmente y, además, cumplan los siguientes requisitos.

  • Que el titular resida en territorio español.
  • Que el beneficiario no perciba rentas de capital o trabajo personal, y, si las percibe, que no excedan de la cuantía que se establece anualmente en la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

Los complementos por mínimo variarán según si el pensionista tiene un cónyuge a su cargo o tenga cargas familiares.

Qué hacer si no llego al mínimo de años cotizados

Como hemos visto, solicitar la pensión de jubilación no es un trámite difícil, pero ¿qué pasa si llegado el momento no tenemos el mínimo de años cotizados?

Dado el caso, podremos solicitar lo que se conoce como pensiones de jubilación no contributivas. Veamos en qué consiste y cómo solicitar la paga no contributiva.

La pensión no contributiva de jubilación proporciona a todas las personas mayores de 65 años en estado de necesidad una prestación económica, asistencia médico-farmacéutica y servicios sociales de forma gratuita.

Esta ayuda solo la podrán solicitar las personas mayores de 65 años que no hayan cotizado nunca o no tengan el tiempo mínimo requerido de cotización para acceder a una pensión de jubilación contributiva.

Al igual que la pensión contributiva, la pensión no contributiva se podrá solicitar en las oficinas de la Seguridad Social de la ciudad correspondiente y en las oficinas de los Servicios Sociales.

Si todavía te quedan dudas sobre ambos conceptos, quizá te interese leer nuestro post sobre la diferencia entre pensión contributiva y no contributiva.

Si estás cerca de terminar tu etapa laboral, es importante que tengas claro los requisitos y plazos para solicitar la pensión de jubilación. De esta forma, podrás seguir con tu estabilidad económica y evitar sustos.

De igual forma, aunque estés lejos de alcanzar esta etapa de la vida, es bueno que pienses en cómo organizarte económicamente a largo plazo. Para ello, una alternativa que ofrecemos desde ABANCA son los planes de pensiones, aquí te explicamos las ventajas que ofrecen estos productos financieros e incluso un simulador para que puedas hacer los cálculos de tu plan de pensiones. También puedes aprender con nosotros a traspasarlos, cobrarlos e incluso a recibir la paga extra de verano para pensionistas.

Si te gustaría tener más información, contacta con nosotros y estaremos encantados de ayudarte.

Recuerda que los contenidos de este blog tienen carácter informativo. Cualquier actuación motivada por su contenido o por la interpretación de las normas a las que hace referencia deberá ser analizada de forma específica teniendo en cuenta la situación particular de que se trate.

Logo Movil

Consejos para evitar estafas al comprar online

Suscríbete a la newsletter y consigue nuestra guía por tiempo limitado.