¿Cómo saber si una casa tiene cargas antes de comprar?

Antes de adquirir un domicilio, es importante tener en cuenta determinados aspectos como el tipo de vivienda que buscamos según nuestras necesidades, la modalidad de la hipoteca o si la vivienda está libre de cargas.

En este post te explicaremos cómo saber si una casa tiene cargas antes de comprar, y los documentos que debes comprobar para conocer si esa vivienda que estás pensando en adquirir no tiene deudas.

¿Cómo saber si una casa tiene cargas?

Es probable que esta duda sobre las cargas de una vivienda ronde por tu cabeza si estás en el proceso de comprar una casa. Una carga inmobiliaria es un derecho que tiene un tercero sobre un inmueble, lo cual implica una limitación de uso y propiedad. La carga más común es la hipoteca.

Existen tres tipos de cargas que debes considerar antes de comprar una vivienda:

  • Cargas hipotecarias, de embargos o afecciones fiscales: para conocer si una vivienda está libre de esta clase de cargas, es fundamental comprobar el Registro de la Propiedad y pedir una nota simple actualizada del inmueble. No olvides que las cargas deben mostrarse en el Registro de la Propiedad para que sean públicas.

Puedes pedir esta nota simple en la página web del Colegio de Registradores con el objetivo de estar al corriente del estado de la casa y si encaja con la información que te ha facilitado el vendedor. En la nota se incluye una descripción de la vivienda, la titularidad y las cargas. También se puede conocer si el inmueble está al nombre del vendedor o si tiene un embargo. Este documento es necesario para pedir un préstamo bancario o para reclamar una herencia, por ejemplo.

  • Cargas tributarias: ¿cómo saber si un inmueble está al corriente del IBI? Para saber si el vendedor está al corriente de pago del IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles) hay que pedirle los justificantes de pago del impuesto del último año. Así se podrá conocer la posible deuda del IBI del anterior propietario.

Es importante comprobar esto antes de la firma de la escritura porque si existe algún impago, éste se reclamará al siguiente propietario.

  • Cargas vecinales: para estar al tanto de si la vivienda está al corriente de los pagos vinculados a la comunidad de vecinos -las cuotas mensuales, derramas u otras situaciones-, es necesario que el propietario te proporcione un certificado de la comunidad. Este certificado muestra si existen cargas registrales en los inmuebles. También puedes solicitar el certificado al presidente de la comunidad antes de saber si vas a comprar una casa con cargas.

Si la casa tiene deudas, éstas pasan al nuevo propietario. Pero si, por ejemplo, existe una derrama y no se ha aprobado antes de la firma de la escritura, del pago se tendrá que hacer cargo el comprador.

¿Se puede vender un piso con cargas?

A la cuestión de si se puede vender una casa con cargas, la respuesta es sí. Si una vivienda cuenta con una deuda, esta situación quedará reflejada en el Registro de la Propiedad, y el posible comprador podrá saber que la vivienda no está libre de cargas.

Una de las consecuencias de contar con un inmueble embargado es que pierde valor en el mercado en comparación con otros que no tienen cargas. Suprimir la anotación de embargo también conlleva unos gastos derivados de los trámites que se deben hacer. Si no se quiere perder dinero tendrá que aumentarse el precio de venta, pero esto supondrá tardar más tiempo en encontrar un comprador.

Por ello, una recomendación si estás pensando en vender tu casa, es establecer un precio de venta inferior al de los inmuebles que cuentan con las mismas características para atraer compradores. Puedes negociar con el comprador un precio de venta menor al original a cambio de hacerse cargo él de las deudas.

Ahora que tienes información acerca de cómo saber si una vivienda o propiedad está libre de cargas, cómo saber si tu casa está hipotecada y cómo saber las cargas de una propiedad, puedes echar un vistazo a nuestras hipotecas si estás pensando en comprar una casa.

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.