Nota simple: ¿qué es y para qué sirve?

Si estás leyendo esto es probable que estés a punto de adquirir una propiedad y tengas la necesidad de hacerte con una nota simple informativa. Antes de tomar la decisión de comprar una vivienda o dar una señal en concepto de arras es aconsejable conocer la realidad jurídica del inmueble para evitar sorpresas.

Pero ¿qué es una nota simple o nota simple registral? ¿Para qué sirve la nota simple? ¿Cuáles son los requisitos para solicitarla? Y ¿dónde puedes conseguir una nota simple de la vivienda? En el siguiente post resolvemos todas tus dudas.

¿Qué es una nota simple?

Una forma muy sencilla de obtener información relevante acerca de la situación en la que se encuentra una determinada finca inmobiliaria es consultar la Nota Simple Registral. Se trata de un documento expedido por el Registro de la Propiedad que te indica la situación en la que se encuentra una determinada finca inmobiliaria. En él se recogen aspectos como las características de la propiedad y donde está ubicada. Puedes conocer datos sobre la persona propietaria del inmueble y si sobre esa propiedad hay alguna carga como puede ser una hipoteca.

La nota simple registral es un documento que, a pesar de su reducido tamaño, nos ofrece una gran cantidad de información acerca de cualquier inmueble que queramos consultar. Eso sí, es una nota meramente informativa, sin la consideración jurídica de documento público.

¿Qué información contiene una nota registral?

El documento incluye datos relevantes del inmueble relativos a su descripción, ubicación, extensión, titularidad o fecha de adquisición, divididos en varios apartados:

  1. La finca registral. Es la parte más relevante del documento donde se identifica el tipo de inmueble. Es decir, si es rústico o urbano, su extensión, la orientación, los lindes y, en ocasiones, los usos de esa finca y su número único de registro.
  2. Titularidad del inmueble. Datos del titular o titulares de la finca, el carácter privativo o ganancial del bien, el modo de adquisición (por título de herencia, por título de compra…). Normalmente, también consta el nombre del notario autorizante de la escritura y la fecha.
  3. Cargas de la finca. El inmueble en cuestión puede estar gravado con cargas o gravámenes reales, en forma de hipotecas o limitaciones al uso, como servidumbres o usufructos, e incluso pueden figurar inscritos los arrendamientos del inmueble. Las cargas inscritas permiten conocer, por un lado, la responsabilidad económica del inmueble en caso del incumplimiento del gravamen (hipoteca), y, por otro, las obligaciones que tiene el titular del inmueble gravado y que adquiere el nuevo propietario (servidumbres de paso, de luces o de vistas, por poner algunos ejemplos).
  4. Notas marginales. Son asientos secundarios (accesorios de la inscripción principal), que contienen indicaciones o circunstancias que permiten aclarar o concretar la información contenida en la Nota Simple. Pueden indicar correlaciones con otras fincas registrales (por ejemplo, determinan la existencia de segregaciones y enumeran las fincas segregadas), cambios en los derechos inscritos, cancelaciones de cargas o gravámenes, etc.

¿Cuáles son los requisitos para pedirla?

Los requisitos para solicitarla son sencillos: deberás conocer el nombre del propietario o la dirección exacta del inmueble. Además, tendrás que suministrar la mayor cantidad de información posible sobre el inmueble que, aunque no es un requisito por sí mismo, si ayudará a agilizar el proceso. De hecho, podríamos decir que el requisito más importante es el motivo por el cual vas a solicitar la nota simple.

¿Quién puede pedir una nota simple en el registro de la propiedad?

El contenido de la nota simple es de total dominio público ya que según el artículo 221 de la ley hipotecaria española, toda información adscrita al registro de la propiedad como organismo público es de dominio general. Por lo tanto, cualquier persona o ciudadano puede ejercer el derecho de solicitar una nota simple ante el Registro de la Propiedad.

La única exigencia del registro es que el solicitante debe alegar un motivo real y válido para solicitar la nota simple.

¿Cómo solicitarla?

La Nota Simple puede solicitarse de forma presencial en los Registros de la Propiedad o de forma telemática.

La forma más práctica fácil y eficiente de obtenerla es mediante el servicio de solicitud electrónica. Desde esta web es posible hacer todos los trámites sin necesidad de ir en persona al registro. Todo se hace desde el formulario simple que da inicio a la solicitud de nota simple. Una vez recibida la información suministrada, recibirás el documento en tu correo electrónico en un breve periodo de tiempo.

¿Y cuánto tiempo puede tardar en llegarme?

Los tiempos de entrega van desde las 24 a 48 horas laborables para los casos normales. O en el caso del envío urgente, es posible conseguir la nota simple en menos de 8 horas laborales.

Es posible reducir el tiempo que se tarda en recibir la nota simple registral acudiendo al registro de forma presencial.

¿Cuál es el precio de una nota registral?

El precio por solicitar una nota simple puede variar dependiendo de cómo se tramite la solicitud y de lo que se requiera. Pedir una nota simple en persona tendrá un menor coste que hacerlo por internet, alrededor de 4 euros. Sin embargo, como desventajas se incluyen los costes de transporte, además del tiempo invertido investigando cómo hacer correctamente la tramitación de la solicitud y reunir toda la información necesaria.

Si pides tu nota registral de forma online su precio oscila alrededor de los 25 euros, e incluye los gastos completos de gestión correspondientes dependiendo también de qué tipo de envío necesites.

Recuerda que si además de saber qué es una nota simple, quieres profundizar y sumergirte de lleno en los pasos previos a la compra de una casa, ABANCA pone a tu disposición una guía con todos los detalles que debes tener en cuenta.

 

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.