Devolver un regalo. Conoce tus derechos

¿Ni Papá Noel ni los Reyes Magos han acertado este año con tus gustos? Si ese jersey de lana con renos y luces no acaba de convencerte, la talla se ha quedado pequeña después del turrón o simplemente quieres aprovechar los nuevos precios de rebajas, no te preocupes porque afortunadamente seguro que tienes ticket regalo. No tengas remordimientos y deja la vergüenza a un lado, un regalo es para disfrutar. En este post te damos una serie de recomendaciones que debes tener en cuenta a la hora cambiar o devolver un regalo. 

¿Qué plazos tengo para cambiar o devolver un regalo?

La política de devolución depende de cada establecimiento. La norma general para devolver un regalo es dar un plazo mínimo de 14 días o 30 días naturales. En algunos establecimientos el período puedes llegar incluso a los 60 días. En el caso de algunas compras online, los días se reducen a 14, aunque el plazo comienza a contabilizarse desde la recepción del producto en lugar de desde la fecha de compra.

Durante las semanas previas a la Navidad, muchas empresas también alargan su período de devoluciones para facilitar las compras anticipadas. En todo caso, para llevarlas a cabo es necesario presentar el ticket de compra original o el ticket regalo que omite el precio de los artículos. En estos documentos debe figurar claramente el plazo de devolución permitido.

En el caso de las compras online el proceso es idéntico, aunque generalmente se sustituye el ticket por un formulario específico de devolución que debe rellenarse con los datos que la tienda indique. Lo que debes tener en cuenta es que las devoluciones online se hacen por mensajería, por lo que el producto debe ir correctamente embalado para no sufrir ningún tipo de daño y que el vendedor lo reciba en perfectas condiciones.

¿Qué artículos no admiten devolución?

Para poder devolver tus regalos, deben estar en perfectas condiciones, tener las etiquetas originales, el embalaje original y no presentar ningún daño, fallo o uso. De lo contrario, el vendedor podría negarse a realizar el reembolso o la devolución.

También debes tener en cuenta que algunos productos no se cambian ni se devuelven como puede ser la ropa interior, algunos artículos de bisutería como pendientes, calcetines, medias o artículos de cosmética sin precintar.

¿Y si el regalo presenta algún desperfecto?

La Ley general para la defensa de los consumidores y usuarios señala que cualquier artículo nuevo tiene un periodo de garantía de dos años desde la fecha de compra. Además, establece un periodo de presunción durante los seis primeros meses por el cual se entiende que cualquier defecto que presente el producto es de fabricación.

¿Podré obtener una devolución del importe?

La mayoría de las tiendas no aceptan el reembolso del dinero con el ticket regalo, por lo que es posible que te den una tarjeta o vale canjeable durante un periodo determinado de tiempo.

Si tienes el ticket original, lo habitual es que la devolución del importe se realice a través de la misma forma de pago: efectivo o tarjeta. Si no lo has comprado con tu tarjeta, debes tenerlo en cuenta.

Además, recuerda que durante el período de rebajas, los comercios deben cumplir sus condiciones de devolución o cambios. El precio a devolver debe ser que se ha pagado y no el rebajado.

Otras opciones si no tienes ticket regalo

Si los reyes no han pensado en la posibilidad de que el regalo no fuese de tu gusto y no te han dejado ticket regalo, siempre puedes recurrir a las plataformas de venta online de segunda mano. De esta forma podrás sacarte un dinerito e invertirlo en algo que realmente vayas a usar. Si tu venta es exitosa, con ABANCA Pay podrás recibir el dinero de forma fácil.

Como ves, las posibilidades para tus regalos navideños almacenados sin ningún uso son muchas. Así que, aunque el refranero popular diga “a caballo regalado, no le mires el diente”, opta mejor por quedarte con aquello que realmente uses.

Tarjeta regalo: la solución perfecta

Y si tú no sabes muy bien qué regalar… Opta por una tarjeta regalo ABANCA, y no te preocupes, el destinatario no tiene que ser cliente de la entidad. Sólo tienes que ingresar el dinero por adelantado y las compras se descontarán del saldo disponible.

El saldo de la tarjeta no puede superar los 1.500 euros ni ser inferior a 50 euros. Además, tiene una vigencia de 6 meses, no se podrán realizar recargas posteriores ni retirar el dinero en ningún cajero –sólo puedes utilizarla en comercios–.

Se puede consultar el saldo disponible al instante en www.damemisaldo.com o en los cajeros automáticos ABANCA. ¡Consíguela ya en tu oficina ABANCA más cercana!

Comentarios

No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.