¿Cómo funciona el impuesto sobre la renta de no residentes (IRNR)?

Las personas físicas o jurídicas que obtienen beneficios económicos de España, pero no residen en el país, deben pagar un impuesto. Dicho tributo se denomina impuesto sobre la renta de no residentes o también IRNR.

En este post veremos cuándo se considera que una persona es no residente y, en consecuencia, cómo se debe cumplir con esta obligación tributaria a través del modelo 210.

¿Quién debe presentar el modelo 210?

Todas aquellas personas no residentes  en el territorio español con rentas obtenidas del alquiler o venta de inmuebles en dicho territorio, están obligados a presentar el modelo 210 en Hacienda. Dicha obligación tributaria afecta tanto a personas físicas como jurídicas.

Atendiendo a la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, se considera como no residente a todas aquellas personas que no cumplan alguno de los siguientes requisitos:

  • Permanecer en el territorio español más de 6 meses dentro de un año natural.
  • Que el núcleo de intereses económicos y actividades que desarrolla tenga su base en España.
  • Cualquier funcionario que, por razones profesionales, haya sido trasladado al extranjero.

Plazo para presentar el impuesto sobre la renta de no residentes

Ahora que ya sabemos si tenemos la obligación o no de cumplir con el IRNR es importante conocer qué plazo tenemos para presentar la documentación necesaria.

Todas las personas consideradas no residentes deben presentar un modelo por cada tipo de renta. Por otro lado, no hay un período impositivo y, dependiendo de la renta, los plazos para cumplir dicha obligación tributaria son los siguientes:

  • Todas las rentas imputadas por inmuebles urbanos a disposición de sus autorizados, deben presentar el modelo 210 dentro del periodo de un año natural.
  • Aquellas rentas que deriven de la transmisión de inmuebles, tienen un plazo de tres meses que empezará a contar desde el día posterior a la fecha de transmisión de dicho inmueble.
  • En caso de tratarse de otro tipo de rentas, cuyo resultado sea a devolver, tiene como plazo máximo para presentar el IRNR los primeros 20 días de los meses de abril, julio, octubre y enero.

Cómo se presenta el IRNR

El impuesto de patrimonio de no residentes puede presentarse de dos formas, vía telemática, a través de la página web de la Agencia Tributaria, o presentándolo físicamente en los diferentes organismos autorizados.

Para presentarlo de forma física, hay que tener en cuenta si la autoliquidación es con resultado a ingresar, a devolver, o de cuota cero.

  • Autoliquidación a ingresar: la presentación e ingreso se realizará en cualquiera de las entidades autorizadas para la recaudación del impuesto, es decir, bancos o cajas de ahorro.
  • Autoliquidación a devolver o de cuota cero: la presentación se realizará personalmente o por correo certificado, en la Delegación de la Agencia Tributaria correspondiente.

Instrucciones para presentarlo

En caso de presentación del tributo vía internet, es necesario cubrir el formulario correspondiente disponible en la web de la AEAT.

Al presentar dicho formulario, se debe adjuntar una determinada documentación, como son el certificado de residencia o de retenciones. Dicha documentación, se deberá presentar digitalizada a través del Registro electrónico de Hacienda.

Por el contrario, si se presenta físicamente, y dependiendo de si el resultado es a ingresar, devolver o cuota cero, habrá que adjuntar una documentación u otra. La información correspondiente se debe presentar con el modelo 210.

Dónde se aplica el impuesto sobre la renta de no residentes

El impuesto sobre la renta de no residentes se aplicará en todo el territorio español, incluyendo:

  • Los regímenes tributarios forales, es decir País Vasco y Navarra.
  • Las especialidades aplicables en virtud específica: Canarias, Ceuta y Melilla.

Se entiende por territorio del Estado español el espacio aéreo, marítimo y terrestre donde se aplicará la tributación y la obligación del pago del impuesto de no residentes a través del modelo 210.

Ahora que ya sabes quién tiene la obligación de presentar el modelo 210, recuerda las fechas teniendo en cuenta el resultado de la autoliquidación para no incumplir con el plazo.

Al mismo tiempo, es importante que tengas en cuenta los requisitos por los que se considera a un contribuyente no residente. De esta forma, sabrás si cumples correctamente con tus obligaciones tributarias. En cualquiera de los casos, domiciliar el pago de dicho impuesto en tu cuenta bancaria te facilitará la gestión del mismo.

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.