Qué es el ‘home staging’ y cómo puede ayudar a vender tu vivienda

Si trabajas en el sector inmobiliario seguro que el concepto home staging te resulta familiar. Por el contrario, si no sabes de qué se trata, no te preocupes, a continuación veremos qué es el home staging, las diferentes técnicas que se pueden utilizar y el impacto que tiene en los compradores.

Qué es el home staging

La expresión home staging significa literalmente “puesta en escena de la casa”. Se trata de una serie de técnicas relativamente recientes que consisten en destacar los puntos fuertes de una vivienda para facilitar su venta o alquiler.

Estas técnicas tienen su origen en EE.UU. en los años 70, debido a que existía una gran oferta inmobiliaria pero poca demanda. Así, se buscó una forma de hacer más atractivas las viviendas y conseguir así atraer a compradores o inquilinos.

La apariencia sí importa para el home staging

Normalmente, las personas que están buscando comprar una vivienda descartan algunas solo por las imágenes del anuncio. Fotografías de baja calidad, descuidadas, o decoraciones muy personales son aspectos que echan para atrás a los potenciales compradores.

Lo mismo ocurre si al llegar a la vivienda se encuentran con un piso desordenado y lleno de muebles viejos. Esto es porque, como sucede con muchas otras cosas, las viviendas también entran por los ojos. De ahí la importancia de presentar bien tu inmueble y destacar sus puntos fuertes.

Técnicas de home staging

Hoy en día hay personas que se dedican al home staging profesionalmente, y existen multitud de inmobiliarias que ofrecen este servicio. Al mismo tiempo, muchos particulares emplean este tipo de técnicas de home staging ya que no son muy complejas y ayudan a la venta de su inmueble.

Veamos a continuación, algunas de las técnicas de home staging que puedes aplicar si eres propietario y quieres vender tu inmueble.

Despersonaliza

Lo primero que debes hacer es despersonalizar tu inmueble. Tu principal objetivo debe ser que los visitantes se imaginen viviendo allí, algo que no harán si tu vivienda está llena de fotografías familiares o enseres personales.

Ordena

Es algo muy obvio pero no siempre se aplica. Tu piso debe estar limpio y ordenado. Vacía los cajones y las estanterías, y no dejes objetos a la vista que puedan dar sensación de suciedad o desorden.

Despeja

Es mejor un piso vacío que uno lleno de muebles totalmente dispares, ya que lo que hacen es ocupar sitio, y no dejan ver las dimensiones reales del inmueble. Seguro que en más de una ocasión has visto pisos pequeños con enormes librerías que se comen todo el habitáculo. Lo mejor es que el interesado vea el espacio tal y como es sin mobiliario de por medio. En el caso de dejar el mobiliario, este tiene que ser actual y acorde al espacio.

Otro aspecto a tener en cuenta son las habitaciones que no tienen un uso definido como las “habitaciones desastre” o “habitaciones trastero”. Si esto ocurre, dale un nuevo uso al habitáculo como opción de vestidor o incluso como la habitación de juegos. Así, el visitante verá el potencial de esa habitación y no se quedará con la imagen de que solo es una habitación más para guardar trastos.

Repara

Otro punto que ayudará en la imagen de tu vivienda, y que es obvio, es la de reparar todos aquellos desperfectos que existan. No es lo mismo visitar un piso donde el inodoro esté roto o el sofá arañado o agujereado, que ver otro donde no hay ningún desperfecto y todo está cuidado.

Ofrecer una vivienda lista para entrar es otro aspecto que el futuro propietario verá como una ventaja.

Organiza el espacio y decora

Cuando hablamos de decorar no pensamos en invertir en decoración como si se tratase de una vivienda en uso sino de pequeños toques de decoración que hacen al inmueble más acogedor y atractivo. Algunos objetos como plantas artificiales, marcos de fotos o cajas y cestos de mimbre son ideales para emplear en esta técnica.

Además, hoy en día existen muchas marcas de decoración low cost donde podrás conseguir este tipo de decoración a bajo precio.

Pinta

Si tu vivienda tiene estancias en diferentes colores, es hora de que las pintes en la misma tonalidad. No utilices colores demasiado llamativos como el verde o amarillo. Igualmente, tampoco se recomienda pintar todas las habitaciones de blanco. Piensa por ejemplo en la gama de grises o marrones claros, que aportan luminosidad y amplitud.

Como ves, emplear las técnicas de home staging ayuda al comprador a hacerse una idea del espacio y de cómo quedarían sus propios muebles en el piso. Se trata de técnicas sencillas que aportan mucho valor a tu vivienda y con las que es posible acelerar el proceso de venta.

En definitiva, con el home staging potenciarás las ventajas de tu piso, ofreciendo una imagen mucho más real y de confianza al propietario. Le facilitarás el proceso de decisión, por lo que una vez que tenga claro que quiere adquirir el inmueble, tan solo tendrá que estudiar las diferentes opciones que tiene para solicitar una hipoteca.

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.