¿Qué tipos de tarjetas bancarias existen?

5/5 - (15 votos)

Hoy en día existen muchos tipos de tarjetas bancarias, como las tarjetas de crédito, de débito, o prepago, teniendo cada una sus rasgos particulares. En algunas ocasiones, seguramente usamos alguna de estas tarjetas pero no sabemos las posibilidades respecto al resto y si cubre o no nuestras necesidades al cien por cien. 

Por eso, en este post te ofrecemos un repaso por los diferentes tipos de tarjetas bancarias y sus principales características.

Tipos de tarjetas bancarias

Antes de ver los diferentes tipos de tarjetas, debemos tener claro que una tarjeta bancaria es un medio de pago asociado a una cuenta, con su correspondiente titular. Este puede usarla tanto para operar con ella en los cajeros como para pagar en infinidad de establecimientos físicos o en comercio online. Una vez claro el concepto, veamos los diferentes tipos de tarjetas que hay en el mercado.

Tarjetas de débito

Las tarjetas de débito cargan directamente el importe del pago en la cuenta asociada. Únicamente dispondrás de los fondos que tenga la cuenta en ese momento. Es decir, si tu cuenta tiene un saldo de 2.000€, no podrás hacer un cargo que supere esta cantidad. 

Este tipo de tarjetas es una de las más utilizadas ya que son muy fáciles de usar. Sirven para realizar pagos en comercios o retirar dinero de los cajeros automáticos, 

Al no disponer de fondos por parte del banco, no tienen intereses ni posibilidad de pagos aplazados. Sí pueden tener costes por su emisión o mantenimiento. 

Tarjetas de crédito

A diferencia de la tarjeta de débito, la tarjeta de créditodispone de dinero sin tener fondos en la cuenta asociada. Es decir, con este tipo de tarjetas, el banco ejerce como prestamista a través de una línea de crédito que se abre con la contratación de la propia tarjeta. La cuantía del crédito es determinada por la entidad bancaria tras analizar las  características de cada cliente.

Este tipo de tarjetas, igual que las de débito, pueden tener costes de emisión y mantenimiento y, además, dependiendo de la forma de uso podrán generar intereses y/o comisiones. Asimismo, suelen tener seguros gratuitos asociados que incluyen coberturas que pueden ir desde el robo en cajeros hasta el uso fraudulento, pasando por seguro de accidentes o incluso seguros de asistencia en viajes. Veamos también las distintas maneras de devolver el dinero que la entidad presta a sus clientes.

  • Pago a fin de mes. Se trata de pagar el gasto total que se ha hecho con la tarjeta de crédito un día determinado, previamente acordado, que suele ser a final del mes o a principios del siguiente. Esta forma de pago no genera habitualmente intereses ni comisiones, simplemente todos los usos o compras del mes se pagan de una sola vez un día determinado. 
  • Formas de pago aplazado. Aunque puede haber variaciones, hay dos formas de pago aplazado habituales. Es importante saber que en ambos casos son formas de pago que sí conllevan el pago de intereses o comisiones por parte del cliente. 
    • Pago a plazos. Pudiendo fraccionar las compras en varias cuotas, habitualmente en 3, 6, 9, 10 o 12 meses. El coste dependerá del plazo escogido, siendo lo normal que a mayor plazo sea mayor también el coste.  
    • Pago con cuota fija o pago “revolving”. En esta modalidad no fijas un plazo en meses sino un importe mensual. Decides si cada mes vas a pagar 100, 200, 300 euros… con unos mínimos y máximos que figurarán en el contrato. Esta forma de pago tiene la ventaja evidente de la facilidad de pagar todos los meses lo mismo, pero su uso debe hacerse con consciencia de que a menor cuota mensual fijada, más tiempo se tarda en devolver el crédito, lo que supone un mayor coste. Antes de decidir utilizar esta forma de pago, que suele estar disponible en cualquier tarjeta de crédito, asegúrate de conocer el tipo de interés aplicado y de que entiendes su funcionamiento, ya que es un buen instrumento cuando se utiliza bien, pero si se fija una cuota inadecuada se pueden terminar pagando más intereses.  

Puedes conocer más sobre ellas en nuestro blog o consultar cómo funciona la de ABANCA aquí.

Tarjetas mixtas o híbridas

Otros tipos de tarjetas que se pueden solicitar son las tarjetas mixtas o híbridas. Se trata de una modalidad que combina las características de la tarjeta de débito y de crédito. Las tarjetas mixtas son una opción a contemplar cuando la función principal son las compras a crédito pero también retirar dinero a débito de la cuenta. Por otro lado, las tarjetas híbridas, con un concepto similar a las tarjetas mixtas, permiten realizar compras a crédito y débito, dependiendo si se usa introduciendo la tarjeta en el datáfono (crédito) o por contactless (débito).

Con este tipo de tarjetas se tiene una mayor versatilidad del servicio, pero también, en el caso de las tarjetas híbridas, se debe tener precaución con su uso para evitar el sobreendeudamiento

Tarjetas prepago

Las tarjetas prepago son parecidas a las tarjetas de débito con la diferencia de que las prepago no están asociadas a una cuenta bancaria. Con las tarjetas prepago solo se puede disponer del saldo que se haya ingresado previamente, como si fuese una tarjeta monedero. 

A diferencia de la tarjeta de débito, para tener dinero en una tarjeta prepago, esta se deberá recargar cada vez que queramos realizar una compra

Dependiendo del soporte físico que tengan, existen tres tipos de tarjetas prepago: tarjetas monedero, tarjetas con banda magnética y tarjetas virtuales. 

Ahora que ya sabes los tipos de tarjetas bancarias que hay en el mercado, tan solo tienes que decantarte por aquella que se adapte mejor a tus necesidades. Es muy importante hacer una análisis previo de las características de cada una para elegir la más adecuada acorde a tu capacidad financiera.

Recuerda que los contenidos de este blog tienen carácter informativo. Cualquier actuación motivada por su contenido o por la interpretación de las normas a las que hace referencia deberá ser analizada de forma específica teniendo en cuenta la situación particular de que se trate.

Logo Movil

Consejos para evitar estafas al comprar online

Suscríbete a la newsletter y consigue nuestra guía por tiempo limitado.