Descubierto bancario: qué es y consejos para evitarlo

Significado y situaciones de descubierto

Un descubierto se produce cuando nuestra cuenta bancaria se queda con un saldo negativo. 

Las razones más habituales de que nos quedemos en números rojos son de lo más diversas: que nos cobren un recibo con un importe más elevado de lo habitual, comisiones que no estábamos teniendo en cuenta o simplemente que saquemos dinero de nuestra cuenta bancaria cuando no teníamos suficiente dinero en ella. De este modo, nuestra cuenta bancaria puede quedar a cero e incluso en negativo, es decir, que debamos dinero al banco.

Gastos de un descubierto

Nuestra entidad financiera lo que está haciendo, en el fondo, es prestarnos un dinero que no tenemos y adelantándolo por nosotros. Por lo cual nos pedirá que hagamos frente a esos pagos y, a mayores, nos aplicará unos intereses y comisiones. Estos gastos están estipulados en las condiciones que aceptaste a la hora de abrir tu cuenta bancaria.

En primer lugar, tendrás que hacer frente a los intereses deudores, que se calculan teniendo en cuenta los días que has tardado en devolver el dinero.

Aparte, existen dos tipos de comisiones asociadas a los descubiertos bancarios que prácticamente todas las entidades nos cobrarán por quedarnos en números rojos:

  • Comisión por descubierto. Es una “penalización” que nos cobrarán por el hecho de tener un descubierto y contraer una deuda con la entidad bancaria. Esta comisión normalmente es un porcentaje que ronda el 4% sobre el saldo adeudado con un mínimo, que suele ser de 15 euros.
  • Comisión por reclamación de posiciones deudoras. Suele ser un coste fijo y es la comisión que nos cobrarán por gestionar el descubierto y avisarnos de su existencia. Los bancos nos cobrarán esta comisión cada vez que nos avisen de la existencia descubierto. El coste medio de esta comisión ronda los 35 euros por aviso.

Consejos para evitar un descubierto

Te damos tres claves para evitar un descubierto en tus cuentas bancarias y prescindir de tener este gasto extra.

  • Mira tu cuenta a menudo. Desde tu app móvil puedes echar un vistazo rápido al estado de tus cuentas bancarias y traspasar dinero de una cuenta a otra al momento.
  • Apunta cuando te pasan los recibos. Así sabrás cuándo y cuánto dinero tendrás que tener en la cuenta a lo largo del mes.
  • Intenta tener siempre un saldo mínimo en la cuenta.
¡Deja un comentario!
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.