¿Comprar una casa o un piso?

¿Casa individual o piso comunitario? Si estás pensando en comprar una casa, o un piso, vaya, una vivienda, probablemente te has hecho esta pregunta más de una vez. Cuando te planteas adquirir un nuevo hogar, existen una serie de necesidades que la vivienda debe cubrir: la inversión, la seguridad o la ubicación pueden ser elementos determinantes a la hora de tomar una decisión.

A raíz de la crisis sanitaria del COVID-19, necesidades que antes estaban en segundo plano ahora cobran especial relevancia para los compradores: espacios abiertos, zonas exteriores como terraza o balcones, luz natural, eficiencia energética, materiales de construcción libres de tóxicos… Además, durante esta parte del proceso, y con el boom que ha protagonizado el teletrabajo, también se amplía la búsqueda de hogar a zonas periféricas donde es posible dar con todas estas características a un precio más asequible.

Sean cuales sean tus necesidades, la adquisición de una casa o piso es una decisión financiera para toda la vida. En este artículo, te ayudaremos con una breve guía comparativa entre una opción u otras y cómo elegir la que más te conviene.

Ventajas de comprar un piso

Antes de comprar una casa o un piso conviene a valorar las ventajas e inconvenientes de ambos tipos de inmuebles. Así, las principales ventajas de comprar un piso son:

  • Suelen ser más económicos que las casas: se ajustan a la economía y al presupuesto de más personas.
  • Son más fáciles de iluminar y de calentar: el gasto invertido en climatización será menor en un piso.
  • Mantener un piso es más barato, tanto por sus dimensiones como por sus instalaciones. Además, los gastos de comunidad también son más bajos.
  • Al ser más pequeños, suelen ser más prácticos y funcionales y ofrecen un ambiente acogedor y cálido.
  • Actualmente existen muchas propuestas de organización para optimizar cada rincón y aumentar el espacio de almacenaje en la vivienda más pequeñas.
  • La relación con los vecinos suele ser más cercana. En los bloques de viviendas la sensación de seguridad es mayor.
  • Piso y lujo no tienen por qué ser conceptos excluyentes: muchos pisos están ubicados en urbanizaciones cerradas y en el centro de las ciudades, y ofrecen servicios exclusivos como área de juegos, zonas verdes, aparcamiento, gimnasio, zona deportiva, piscina, etc.

Ventajas de comprar una casa

Por otra parte, comprar una casa también tiene sus ventajas. Las más relevantes son:

  • Son más espaciosas que los pisos, por lo que es más fácil que encuentres una que se adapte a tus necesidades y a las de tu familia, sea del tamaño que sea.
  • Ofrecen a sus residentes mayor intimidad: muchas personas relacionan con mayor independencia el hecho de no tener que convivir con vecinos.
  • No tendrás que pedir permiso a la comunidad de vecinos para realizar reformas. En este supuesto, únicamente deberás solicitar los permisos legales correspondientes en tu Ayuntamiento.
  • Las casas independientes y que no están ubicadas en recintos cerrados o urbanizaciones no tienen gastos de comunidad, lo que disminuye el importe de los gastos fijos asociados al mantenimiento de la vivienda.
  • Además, si te gustan los animales o si tienes mascotas, una casa independiente suele ser el lugar más recomendado porque dispondrán de más espacios.

Piso o casa: ¿qué opción me interesa más?

Decantarse por comprar una casa o un piso no siempre es una decisión fácil. Hemos seleccionado algunos elementos clave que te ayudarán a decidirte. ¡Toma nota!

1. Inversión

El precio es uno de los aspectos más importantes en la decisión final de compra de una vivienda. Es más, cuando afrontas la compra de tu próximo hogar, una de las primeras acciones suele ser fijar el presupuesto del que dispones y calcular una hipoteca.

A la hora de elegir entre un piso o una casa, solemos pensar en el espacio del que dispondremos: los metros cuadrados de superficie. Por regla general, cuanto mayor es una vivienda, más cuesta; salvo que se encuentre muy alejada de las zonas urbanas.

Así, un chalet unifamiliar será más caro, pero tendrá más metros. Un adosado será un poco más económico, pero tendrá menos metros y distribuidos en varias plantas. Y un piso será, por lo general, la opción más reducida pero barata.

Aquí nuestro consejo es que pienses bien en los metros cuadrados que necesitarás realmente a corto y a largo plazo y el uso que vas a darles.

2. Seguridad

La seguridad es uno de los aspectos más importantes a la hora de elegir entre casa o piso. En efecto, un susto puede ocurrir en cualquier lugar, pero los inmuebles alejados del centro y con más superficie expuesta al exterior son más vulnerables.

Los pisos están integrados, por su propia arquitectura, en comunidades de propietarios. Eso hace que estén menos expuestos a robos, especialmente si cuentan con sistemas de seguridad internos como cámaras, alarmas, porteros o vigilantes de seguridad.

Por otra parte, también es cierto que hay urbanizaciones privadas de chalets y casas que cuentan con servicios de seguridad específicos para controlar la seguridad de sus viviendas y parcelas.

3. Gastos de desplazamiento

Estos suelen ser más elevados si vives en una casa que si vives en un piso, ya que las casas suelen estar alejadas de los núcleos urbanos. De este modo, es probable que tengas que invertir más dinero en transporte público o en tu vehículo para ir a trabajar, a comprar, a estudiar, etc. Por su parte los pisos suelen estar mejor comunicados y permiten desplazarse de una forma más económica.

4. Gastos de mantenimiento

A la hora de comprar un piso o una casa también es recomendable que tengas en cuenta si podrás mantener esa vivienda, algo realmente importante si quieres mantener la inversión que estás pensando hacer.

Por lo general, los gastos de mantenimiento de un piso, en comparación de los de una casa, son mucho más bajos porque las segundas son más grandes. A veces incluso tienen jardín y son más difíciles de calentar o enfriar, por lo que requieren invertir más recursos en climatización.

5. Independencia

Todos tenemos nuestras prioridades a la hora de comprar una casa o un piso en función de nuestras necesidades. Si quieres tranquilidad, aislamiento e independencia, una casa en las afueras puede ser una gran inversión. Si por el contrario prefieres estar cerca de restaurantes, museos, tiendas, cines, librerías o lugares de ocio, la mejor opción es comprar un piso.

A nivel de inversión, todo dependerá del tipo de inmueble, de su estado, de su ubicación, de sus instalaciones y de la oferta inmobiliaria en la zona.

Ahora que sabes cómo podría ser el hogar de tus sueños, casa o piso, deberías echar un vistazo a nuestra guía hipotecaria. En ABANCA ponemos a tu disposición todo lo que necesitas saber antes de firmar tu hipoteca.

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.