Titular de una cuenta bancaria

Concepto

A la persona que tiene una cuenta bancaria se le llama titular. Es decir, cuando alguien decide firmar un contrato con el banco y abrir una allí, la cuenta quedará registrada a su nombre, siendo propietario del dinero que hay en la misma.

Sin lugar a duda, una cuenta bancaria es uno de los servicios financieros más básicos y solicitados en las entidades bancarias. Es el producto ideal para realizar las gestiones diarias, ahorrar algo de dinero, retirar dinero de un cajero estés donde estés, hacer transferencias o compras por internet, etc.

Tipos de titulares

Una cuenta corriente puede tener un solo titular, pero también puede pertenecer a varias personas diferentes. De hecho, incluso una persona puede no ser titular, pero estar autorizado a realizar ciertas operaciones con esa cuenta. Veamos las diferencias de las distintas figuras que existen.

  • Titular. Es quien firma un contrato con el banco y abre la cuenta a su nombre.
  • Cotitular. Puede que haya varios titulares en una cuenta, siendo cotitulares de esta. Por lo tanto, cada una de las personas que aparecen en el contrato es propietaria de la cuenta. Los cotitulares también se podrán añadir más tarde, no tiene que ser necesariamente en el momento en el que se firma el contrato con el banco.
  • Autorizado. Esta persona puede usar el dinero que hay en la cuenta en nombre del titular, pero con ciertas limitaciones. Por ejemplo, puede usar una cantidad limitada de dinero en cada operación.
  • Representante legal. Es la persona que abre una cuenta corriente en nombre de otra ya que esta última no tiene capacidad para hacerlo, como ocurre cuando los padres deciden abrir una cuenta en nombre de sus hijos cuando estos aún son menores de edad.

Ejemplo

Raquel acaba de tener una hija. Ha decidido abrir una cuenta de ahorros en su nombre para ir ingresando dinero en ella. Así, cuando su hija sea mayor de edad, tendrá a su disposición unos ahorros.

La madre abrirá la cuenta en calidad de representante legal de su hija, ya que todavía no es mayor de edad, pero su hija será la titular de la cuenta. Cuando cumpla 18 años, pasará a tener plenas facultades para usar la cuenta y el dinero que hay en ella.

¡Deja un comentario!
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.