Ahorra en septiembre revisando las facturas y contrataciones mensuales

Tras unas merecidas vacaciones en las que esperamos que hayas podido descansar y desconectar, llega septiembre casi sin previo aviso. Un mes que supone el regreso a la rutina diaria y la famosa ‘vuelta al cole’. Además de los gastos económicos, la depresión postvacacional también puede hacerte mella. Por eso, para evitar sustos, nada mejor que saber cómo ahorrar en casa.

En este artículo te daremos una serie de consejos sobre cómo ahorrar en casa para hacerlo desde septiembre en adelante revisando tus facturas de consumo y contrataciones mensuales. La mejor forma de superar este mes es llevar al día tus cuentas y tenerlas bien organizadas para no llevarte sorpresas.

Cómo ahorrar en casa: revisa qué tienes contratado

Uno de los primeros pasos que es aconsejable que hagas este septiembre es estudiar tus gastos domésticos a fondo. Regresa a la rutina y elabora un presupuesto mensual de gastos e ingresos para poner orden y tranquilidad en tu cabeza. Como consejo, para evitar imprevistos, marca en en tu calendario los planes que conoces con antelación y deja una ventana abierta a posibles imprevistos o planes de última hora en los que tengas que recurrir al presupuesto mensual.

Además de utilizar aplicaciones para controlar las facturas del hogar, también puedes utilizar hojas de cálculo en la que registres todos los gastos fijos como pueden ser las suscripciones mensuales que tengas o alguna tarifa que no varíe de precio. Añade también los gastos variables, como la luz, agua, calefacción etc., y ya estarás siguiendo el método de ahorro japonés Kakebo.

Revisa a fondo los suministros contratados. Septiembre es un mes en el que hay muchas ofertas de fidelidad para clientes nuevos y comprueba de qué forma puedes ahorrar en lo que tienes ya contratado. Por ejemplo, si tienes contratada una tarifa móvil con más minutos y megas de los que necesitas, revisa qué ofertas hay en vigor en septiembre que se adapten a tus necesidades y bolsillo.

Cómo pagar menos luz

La manera más rápida de ahorrar en la factura de la luz es a través del contrato y de su tarifa asociada. Una de las grandes problemáticas es entender las facturas que nos llegan para saber cómo reducirla.

Una forma de bajar la factura es contratar menos potencia de la que tienes actualmente. Cuanta más potencia, más pagarás en el recibo. Es interesante estudiar si tienes contratada más de la necesaria pero recuerda que si contratas menos de la necesaria saltarán los plomos de tu casa. En este artículo detallamos cómo analizar la potencia eléctrica de tu hogar para poder ajustarla.

También existe la opción de contratar una tarifa con discriminación horaria. Gracias a ella podrás elegir la tarifa normal (mismo precio las 24 horas), la tarifa nocturna (más barato de noche) o la tarifa de 3 períodos (con tres tramos según el día y hora de la semana). Si puedes utilizar los electrodomésticos que más energía consumen en las horas más baratas, lograrás ahorrar mucho dinero al año.

Aparte de modificar la potencia, hay más cosas que puedes hacer para reducir tu factura de la luz:

  • Los electrodomésticos son los principales consumidores de energía en nuestro hogar, lo que influye directamente en las facturas de la luz. Revisa si los que tienes en casa cumplen el certificado de eficiencia energética y aprovecha los programas de menor consumo. En el caso de lavadoras y lavavajillas, opta por los que funcionan a temperaturas bajas. Si necesitas cambiar algún electrodoméstico, con APPlázame podrás pagarlo en cómodos plazos.
  • Apuesta por bombillas LED. Las bombillas LED son más caras, pero te ayudarán a aliviar la factura de la luz. A la larga será un ahorro importante.
  • Cuidado con el stand by. Los electrodomésticos que tienen el modo de reposo siguen consumiendo aunque no los utilices. Si vas a estar una temporada fuera de casa, lo mejor es que los desenchufes totalmente.
  • Una app para saber cuándo es más barata la luz. La aplicación Precio de la Luz te permite conocer en tiempo real el coste de la energía eléctrica y te avisa del momento justo en el que la luz es más barata.

Utiliza un comparador de compañías eléctricas

Como te contamos antes, uno de los motivos por los que la factura de la luz aumenta es tener contratada más potencia de lo necesario o tener una tarifa que no se adapta a tu tipo de consumo.

Existen varios comparadores de compañías eléctricas para ver cuál te compensa más en base al consumo que realices. Una de ellas es Watiofy, una plataforma que te ayudará a buscar la mejor opción para reducir tu consumo y ajustarlo.

A través de un formulario te solicitarán varios datos para que la propia aplicación cree tu perfil de consumo. Con esta información analizará las ofertas disponibles y te recomendará la que más se adapte a tus necesidades.

Por otro lado, la Comisión Nacional de los Mercados de Energía (CNMC) también dispone de un comparador con el que podrás consultar las ofertas existentes de gas natural y las de electricidad.

En definitiva, si quieres ahorrar en gastos domésticos y que septiembre sea un mes clave, revisa todo lo que tienes contratado e invierte tiempo revisando comparadores de luz y gas para analizar las ofertas existentes. Eso responde al cómo ahorrar en casa en septiembre.

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.