¿Cómo hacer una mudanza y no morir en el intento?

¿Cómo hacer una mudanza y no morir en el intento?
Valora esta entrada

Según un estudio publicado por RE/Max Europa, los españoles realizan una media de dos mudanzas a lo largo de toda su vida.  Los motivos pueden ser muy diversos: por trabajo, para formalizar una relación de pareja, comenzar los estudios universitarios en una ciudad diferente a la residencia familiar y un largo etcétera. Si este es tu caso y estás preguntándote cómo hacer una mudanza sin morir en el intento, sigue nuestros consejos y olvídate de preocupaciones.

¿Cuánto cuesta una mudanza?

Resulta complicado averiguar con exactitud cuánto cuesta hacer una mudanza, ya que el importe total dependerá de múltiples factores. Por ejemplo, deberás tener en cuenta si el destino es nacional o internacional, el tamaño de la casa, si el inmueble cuenta con ascensor, la longitud del trayecto entre las dos casas o el número de personas necesarias (o disponibles) para llevar a cabo el traslado de tus pertenencias personales.

Generalmente, las empresas de transporte cobran por hora trabajada cuando la mudanza se produce dentro de la misma ciudad. En estos casos, la contratación de un trabajador y un vehículo para el traslado supone en torno a los 40-60 euros por hora.

También es importante considerar el tamaño de la casa, ya que las mudanzas en un piso pequeño o estudio suelen costar entre 300 y 500 euros de media. En cambio, para una casa o un piso de más de tres habitaciones, el presupuesto podría llegar a alcanzar los 1.800€.

Además, estos precios variarán en función de la ciudad donde se produzca el traslado, ya que mudarse a Barcelona o Madrid podría costar el doble que hacerlo a una ciudad pequeña.

Cómo hacer una mudanza efectiva

Sin planificación, una mudanza puede convertirse en tu peor pesadilla. Te contamos las claves para organizar una mudanza de forma efectiva para que puedas respirar tranquilo e instalarte cuanto antes en tu nuevo hogar.

1. Haz un inventario

Nuestro primer consejo es que realices una lista completa de todos aquellos objetos que desees transportar en la mudanza. Puedes ordenarlos por categorías o habitaciones para realizar un seguimiento de forma rápida y sencilla cuando los recibas. El inventario te servirá para llevar un control de todos tus bienes materiales y asegurarte de que has recibido toda la mercancía.

2. Clasifica tu material

Antes de embalar tus cosas, piensa cómo vas a clasificarlas. Te recomendamos utilizar etiquetas y ordenar tus objetos por categorías o habitaciones en las que vayas a colocarlos (por ejemplo, los artículos de menaje en una caja, la ropa en otra, etc.).

Escribe con un rotulador el nombre de los artículos que se encuentran en el interior de cada caja para poder localizarlos fácilmente.

3. Aprovecha para hacer limpieza

Llevas años posponiéndolo y sabes de sobra que no vas a volver a ponerte esa ropa. Y que ese mueble antiguo no encajará con la moderna decoración de tu nuevo hogar.

Ahora es el mejor momento para deshacerte de todas aquellas cosas que no vas a volver a utilizar, así que aprovecha la oportunidad para vender tus objetos de segunda mano por Internet o donarlos a personas necesitadas. Seguro que conoces alguna organización benéfica que recoja ropa o muebles usados y si no, existen contenedores destinados a este fin.

4. Ten cuidado con los objetos frágiles

Asegúrate de embalar correctamente todos los objetos frágiles (especialmente los de cristal o cerámica), reforzando las esquinas con papel de burbuja, mantas o toallas gruesas para envolverlos y evitar que se hagan añicos si se caen o sufren golpes durante el traslado. Recuerda indicar en el exterior de la caja que se trata de contenido frágil.  

5. Ahorra espacio utilizando bolsas al vacío

Las bolsas al vacío son muy útiles para reducir el espacio que ocupan artículos como la ropa, las mantas o los abrigos. La mayoría son reutilizables y están disponibles en varios tamaños.

6. Compara precios

Antes de contratar los servicios de una empresa de transporte para mudanzas, realiza una búsqueda por Internet y compara precios.

Existen comparadores de empresas de transporte y mensajería como Packlink que te ayudarán a elegir la compañía con el precio más competitivo del mercado sin renunciar a la calidad.

Para envíos al extranjero, puedes utilizar también Packlink, además de otras compañías como Pharos Parcel o Send my Bag, especializada en el envío de maletas.

7. Contrata un seguro

Durante el transcurso de la mudanza, pueden producirse golpes o caídas que afecten a la integridad de tus bienes personales. La Federación Española de Empresas de Mudanzas exige a las empresas asociadas contratar un seguro de responsabilidad civil, así que consulta las coberturas de tu empresa de trasportes. Si se rompe o deteriora algún objeto, la compañía contratada estará obligada a compensarte económicamente por los daños ocasionados.

8. Apps de mudanzas

¿Sabías que existen apps para ayudarte con la mudanza? Gracias a ellas podrás contactar directamente con diferentes transportistas, solicitar presupuestos o   hasta crear cajas virtuales para saber qué objetos contienen en su interior.

Algunas de las apps de mudanzas más conocidas son Furgo, MoveMatch o Moving Organizer Lite.

Como ves, hacer una mudanza no es tan complicado como parece. Esperamos que estos consejos hayan resuelto tus dudas sobre cómo hacer una mudanza de forma efectiva y disfrutes de tu nuevo hogar ahorrando lo máximo posible.

¡Deja un comentario!
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.