Razones para comprar una moto esta primavera y ahorrar

Sin duda, la primavera y el verano son las épocas más propicias para moverse en moto. El sol y el buen tiempo nos animan a ello y por eso son muchos los que se plantean comprar una moto durante esta temporada. Además de poder vivir las sensaciones más auténticas, una moto puede ayudarte a controlar tus gastos, sobre todo si lo comparas con el coche.

Comprar una moto: financiación más fácil

Aunque depende de la marca y cilindrada, el ahorro económico que supone comprar una moto respecto a un coche es algo obvio. El precio de una moto es menor y, sea cual sea el modelo que escojas, resulta muy fácil y barato pedir un préstamo. Con ABANCA puedes financiar la compra de tu moto en menos de 24 horas y devolver el dinero al ritmo que prefieras. Echa cuentas con el simulador de nuestra web.

Ahorro en combustible

Otro de los puntos fuertes de ahorro está en el combustible. En general, una moto consume menos que un coche, ya que es mucho más ligera y el esfuerzo para que se mueva es mucho menor. Además, las nuevas tecnologías de inyección han optimizado de forma notable el consumo de gasolina.

En el día a día de la ciudad, el ahorro es mucho más evidente. Mientras que conduciendo un coche las frenadas y arranques son constantes en los atascos, en una moto es posible avanzar a un ritmo constante y así evitar ese gasto adicional de combustible.

Ten en cuenta también que, si tus desplazamientos son mayoritariamente urbanos, optar por un motor pequeño será más que suficiente y así el ahorro será aún mayor.

Mantenimiento más barato

Las reparaciones y revisiones periódicas de una moto son, por lo general, más baratas que las que se realizan a los coches, teniendo también en cuenta desperfectos y recambios de piezas. Además, se requiere de menos mano de obra en el taller, lo que reduce considerablemente la factura.

A la hora de pasar la ITV (Inspección Técnica de Vehículos) el coste también es menor, aunque este precio varía en cada comunidad autónoma. Si a esto sumamos menos impuestos que un coche, el resultado es un gran ahorro mes a mes.

Póliza de seguro más económica

Al igual que un coche, las motos deben circular con un seguro obligatorio para cubrir responsabilidades. Sin embargo, la prima (el coste del seguro o la aportación económica que paga el asegurado) es inferior que la que se paga por otros vehículos. A partir del seguro básico, se pueden contratar diferentes coberturas, tal y como ocurre en los coches. Con el Seguro Auto de ABANCA puedes escoger varios niveles de protección.

Ahórrate el parking

Aparcar una moto en la ciudad es una tarea mucho más fácil que encontrar un hueco para tu coche. Además, en casi todas las ciudades hay lugares reservados para aparcarlas. En algunas incluso está permitido estacionar en la acera o están exentas de pagar en las zonas de estacionamiento regulado. Ahorrarte la plaza de aparcamiento será sin duda otro gran ahorro al final de mes.

Menos tiempo en carretera

Si tu tiempo es oro, una moto será tu gran aliada. Ligeras y ágiles, facilitan las maniobras para que te abras paso en la ciudad y llegar así con más rapidez a cualquier sitio. Con más minutos útiles al día, podrás invertir tiempo en aquello más valioso.

Si después de estos consejos de ahorro te decides a comprar una moto, ¡no te olvides del casco y disfruta de la carretera!

Comentarios

No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.