¿Interesa darse de baja de autónomo durante el verano?

Para muchos autónomos, la llegada del verano no es una buena noticia. Dependiendo del sector y la estacionalidad, su actividad puede llegar al mínimo. Es por esto que la opción de darse de baja de autónomo puede ser interesante tras hacer un estudio detallado. Estos son los pasos que debes seguir y la documentación que necesitarás para hacerlo.

Motivos para darse de baja como autónomo en verano

En el caso de que tu trabajo sea estacional, y durante los meses de junio, julio y agosto tu producción baje hasta el mínimo, es probable que estés pensando en darte de baja como autónomo durante el verano.

Antes de hacerlo es muy importante que analices los pros y los contras de hacerlo. En primer lugar, estudia bien qué te ahorraras dándote de baja y ten presente que durante esos meses no podrás facturar y que perderás las bonificaciones. Además, ten en cuenta que tendrás que enfrentarte a trámites burocráticos que pueden llegar a ser muy engorrosos. Si después de todo esto, la balanza sigue inclinada, adelante.

Ventajas de darte de baja como autónomo en verano

En primer lugar, el ahorro. Te ahorrarás durante al menos dos meses la cuota de autónomo, con lo que serán cerca 566,60 euros que dejarás de pagar. Cabe recordar que el 80% de autónomos cotiza por la base mínima (283,30 euros). Como indicamos anteriormente, lo ideal es saber qué ganamos y qué perdemos dándonos de baja durante unos meses.

Recuerda que con la nueva ley de autónomos, puedes cotizar los días que estés dados de alta dentro de un mes. Es decir que, si trabajas solo la primera quincena, te darías de baja el resto sin pagar la cuota completa, y sí la correspondiente. Esta opción de darte de alta y baja solo puedes hacerla tres veces al año.

Inconvenientes de darte de baja como autónomo en verano

  1. Burocracia

Deberás darte de baja primero en Hacienda y luego en la Seguridad Social.

 Para la baja de Hacienda tienes que presentar el modelo 036 y tienes de plazo un mes. Es decir, si quisieras darte de baja el 31 de mayo, tendrías todo el mes de junio para presentar la baja con esta fecha.

Después, deberás presentar la baja de autónomo (RETA) en la Tesorería General de la Seguridad Social en un plazo de 3 días. El modelo es el TA0521, que podrás presentar de forma presencial o telemática.

Una vez solicitada la baja, tendrá efecto el día uno del mes siguiente al que has cesado la actividad.

Si quieres darte de baja el 31 de mayo para no pagar junio, deberás tramitar la baja de autónomo como máximo el 3 de junio. Si la presentas fuera de plazo, te podrían requerir el pago completo del mes de junio.

  1. Pérdida de bonificaciones

Al tramitar la baja, el dinero que te ahorras es el de la cuota del pago mensual a la Seguridad Social como autónomo. Pero si te aprovechas de algún tipo de bonificación para reducir el importe, la perderás.

Por ejemplo, si tienes la tarifa plana vigente de 50 euros al mes y solicitas la baja en verano, al volver tendrás que hacer frente a la cuota de 283 euros, de forma que perderás el resto de meses de bonificación.

  1. No podrás facturar ni deducir gastos

Si te has olvidado de emitir alguna factura, no podrás hacerlo durante los meses que estés de baja. Por otro lado, tampoco podrás contabilizar el IVA de aquellos bienes o servicios de tu actividad que pagues en los meses de verano.

  1. No cotizarás para la jubilación

El hecho de dejar de cotizar en verano supone que esos días no se tendrán en cuenta para contabilizar tu futura pensión de jubilación. Un mes sin cotizar no implica ningún peligro pero, si lo haces de forma reiterada hasta retirarte, podrías perder varios años de cotización.

Una de las mejores formas para asegurar tu bienestar en la jubilación son los planes de pensiones. En nuestro blog te hablamos de las ventajas de estos productos de ahorro si eres autónomo.

  1. Cuidado con las bajas

Para cobrar el subsidio por enfermedad común tendrás que haber realizado aportaciones a la Seguridad Social al menos 180 días en los 5 años anteriores a esta solicitud. Con lo que, si piensas en darte de baja, haz cuentas por si necesitas este subsidio en algún momento.

Sucede lo mismo con la prestación por cese de actividad, también conocida como paro, que para recibirla deberás estar de alta los doce meses anteriores a la solicitud.

En el caso de que estés valorando darte de baja durante los meses de verano, te aconsejamos que estudies con calma tu caso en profundidad. El objetivo es evitar que te afecte alguno de los casos que mencionamos con anterioridad.

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.