Seguros para empresas: cómo asegurar tu negocio

Seguros para empresas: cómo asegurar tu negocio
5 (100%) 1 voto

¿Estás pensando en abrir un negocio, pero no sabes qué seguros deberías contratar? No todos los seguros para empresas son obligatorios, aunque sí recomendables. Independientemente del tamaño que tenga tu empresa o de la actividad que lleves a cabo, tener o no una póliza contratada puede suponer la supervivencia o la ruina de tu negocio. Imagina que se produce un robo, un incendio o una fuga de agua. Estos daños pueden ocasionar pérdidas millonarias que tendrás que asumir por completo si no tienes contratada una póliza que se haga cargo de los desperfectos ocasionados.

A la hora de elegir el seguro para tu empresa, no solo deberás tener en cuenta el precio, sino también las coberturas que ofrece y si estas se adaptan a las necesidades específicas de tu negocio.

¿Qué seguros para empresas son obligatorios?

La obligatoriedad de contratar un seguro dependerá de la actividad que desempeñe tu negocio y del Convenio Colectivo al que pertenezca.

1. Seguro de responsabilidad civil

El seguro de responsabilidad civil cubre los daños que la empresa pueda ocasionar a terceros durante el ejercicio de su actividad profesional. Es obligatorio contratarlo en determinados sectores, como por ejemplo los profesionales sanitarios, además de locales de espectáculos o actividades recreativas, complejos deportivos, restaurantes o agencias de viajes, entre otros.

El seguro de responsabilidad civil de ABANCA incluye una cobertura completa que puedes ampliar según las necesidades de tu empresa. La modalidad de responsabilidad civil patronal te protegerá frente a posibles reclamaciones de un empleado por los daños que se produzcan mientras trabaja, y la responsabilidad civil de productos garantizará la indemnización a terceros en caso de que existan daños ocasionados por productos comercializados por ti.

2. Seguro para vehículos

Al igual que ocurre con los particulares, es obligatorio contratar un seguro para los vehículos que pertenezcan a la flota de tu empresa. La Ley de Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor, aprobada mediante el Real Decreto Legislativo 8/2004, determina que este seguro debe aplicarse a todo tipo de vehículos, incluyendo la maquinaria industrial utilizada, como grúas o carretillas elevadoras.

3. Seguro de accidentes

Otro de los seguros para empresas más conocidos es el de accidentes. Todas las empresas están obligadas a contratar un seguro que ampare a los trabajadores en caso de producirse un accidente laboral. La cuantía de la indemnización económica y la cobertura (accidente, incapacidad o fallecimiento del trabajador) aparecen recogidas en el Convenio Colectivo. El importe del seguro dependerá, entre otros factores, del grado de riesgo que conlleve la actividad de tu empresa, además de la cuantía fijada en el Convenio por el que se rige y el número de empleados que tengas contratados.

4. Seguro decenal

El seguro decenal solo es obligatorio para las empresas del sector de la construcción. Mediante este, la constructora o promotora se compromete a proteger al comprador de una vivienda nueva en el caso de que se produzcan desperfectos o averías que afecten a la estabilidad del edificio. La Ley 38/1999 de Ordenación de la Edificación (LOE) establece tres plazos (de uno a diez años) para realizar las reclamaciones, en función de la gravedad de los daños.

¿Cuál es el seguro para empresas mejor valorado?

Pese a que no es obligatoria su contratación, el seguro de salud privado es el mejor valorado por los trabajadores. En España, siete de cada diez empresas lo tienen contratado y es el beneficio social mejor valorado por los empleados, situándose incluso por delante de la formación, los planes de pensiones, los servicios de guardería, el aparcamiento o los bonos para el transporte.  

Ventajas de contratar el Seguro para Pymes de ABANCA

  1. Incluye todas las coberturas genéricas: aseguramos tu capital en caso de que se produzca un incendio, haya una detonación o se rompan los cristales. También nos hacemos cargo de otro tipo de imprevistos o descuidos que puedas tener. Si te has olvidado de cerrar el grifo y se produce una inundación, tus bienes estarán protegidos.
  2. Se adapta a tu negocio: cada negocio tiene sus propias particularidades y no queremos que termines pagando una fortuna por coberturas especiales que no necesitas.
  3. Tarifas adaptadas a tus necesidades: la prima del seguro variará en función del tipo de negocio que tengas y de la ciudad en la que se encuentre tu establecimiento.

Como ves, existen una gran variedad de seguros para empresas, pero elegir el más adecuado para tu negocio no es tan complicado como parece. Si deseas obtener más información sobre nuestro seguro para pymes, consulta esta sección y pide cita en tu oficina de ABANCA más cercana.

¡Deja un comentario!
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.