¿Qué mantenimiento necesita un coche eléctrico?

Desde hace algunos años, cuando pensamos en comprar un coche se nos viene a la cabeza la opción de comprar uno eléctrico. Ya sea por el cuidado al medio ambiente que ofrecen, por su espacio de habitáculo o su tecnología. Sin embargo, algo que también debemos tener en cuenta de cara al futuro es el mantenimiento de un coche eléctrico.

En este post vamos a conocer las principales ventajas y desventajas que nos ofrecen este tipo de coches y el mantenimiento que precisan. Además, vamos a compararlos con los coches híbridos y los de combustible. Si te estás planteando comprarte un coche eléctrico, este es tu post.

¿Cuáles son las principales ventajas de comprar un coche eléctrico?

Existen múltiples opiniones de defensores y detractores de esta nueva opción de movilidad. A continuación, vamos a señalar algunas de las principales ventajas que, según algunos usuarios, nos ofrecen los vehículos eléctricos.

  1. Son respetuosos con el medio ambiente. Esta característica se debe a que cuentan con un motor eléctrico que no quema combustible ni genera CO2 directamente. Es decir, estos vehículos no contaminan, lo que produce una sensación de conciencia ecológica en sus propietarios.
  2. Apenas hacen ruido. Prácticamente el único sonido que podemos escuchar es el de los neumáticos en el asfalto. En estos coches no es necesario alzar la voz para poder conversar ni tampoco subir el volumen de la radio porque no se escucha como en un coche con motor de combustión.
  3. Ofrecen un mantenimiento más barato. El mantenimiento de un coche eléctrico prácticamente se reduce a la revisión anual que tiene que pasar. Este motor, a diferencia del térmico, no cuenta con componentes refrigerantes que pueden reducir la vida útil del motor. Tampoco cuenta con una caja de cambios de marchas. Por ello, todas esas piezas que son bastante caras de arreglar dejarán de preocuparnos.
  4. Buena aceleración. En comparación con los antiguos vehículos de motor térmico, los coches eléctricos tienen una aceleración muy rápida y constante. Esto es también gracias a sus potentes y dinámicos motores eléctricos.
  5. Aprovechan mejor el habitáculo. Todo gracias a las pequeñas dimensiones de sus motores, que ya no tienen que ir en la parte delantera o trasera del vehículo, sino que pueden estar en cada eje. Así, la mayoría del espacio se destina a la habitabilidad.
  6. Mayor ahorro. En los coches eléctricos la carga de energía es más barata en comparación con un vehículo de combustible. En el caso de los eléctricos la carga ronda el euro por cada 100 km, mientras que en los de combustible esos mismos km costarían entre 6 y 8 euros. Pero no sólo la carga es más barata, también lo son los seguros, las visitas al taller y las zonas azules de las ciudades, que directamente son gratuitas.
  7. Ayudas para comprarlos. Cada vez hay más ayudas y subvenciones para incentivar la compra de coches eléctricos.

¿Cuáles son las desventajas de un coche eléctrico?

En el caso de los coches eléctricos, como decíamos, también existen opiniones en contra. Algunas de las más repetidas son las siguientes:

  1. Son más caros. A pesar de que hoy en día existen ayudas para adquirir un coche eléctrico y de que el consumo de combustible compensa la inversión, es cierto que siguen siendo caros. De todo, lo más caro son las baterías, que duran poco y su valor es alto.
  2. Cuentan con poca autonomía. Es posible que sea la desventaja con mayor peso a la hora de plantearnos si comprar un vehículo eléctrico o no. Actualmente la media de autonomía es de 200 km. Sin embargo, existen marcas como Tesla que han anunciado una autonomía de hasta 600 km.
  3. Hay pocos sitios de recarga. Aunque cada año son más los puntos de recarga que existen, es verdad que todavía no son suficientes. Además, es necesario tener una toma de corriente especial en el garaje y, para eso, hay que tener garaje propio o negociar con la comunidad de vecinos la posibilidad de tener una.
  4. Menos talleres. Aunque las visitas al taller no son comunes con estos coches, es cierto que los talleres especializados son escasos. Lo más probable es que para llevarlo a un taller especializado tengas que salir de tu barrio o, incluso, de tu localidad. De todas formas, a medida que vaya creciendo la demanda, crecerán también los servicios.
  5. Algo sí contaminan. Los vehículos propiamente dichos no contaminan, pero sí lo hacen las centrales térmicas y nucleares que producen energía eléctrica para recargarlos. Esto se puede solucionar promoviendo y potenciando el uso de las energías renovables.

El mantenimiento de coches eléctricos

Además de las posibles averías que, al igual que un coche con motor de combustión, pueda tener un coche eléctrico, estos también necesitan mantenimientos periódicos. Otra similitud con los coches con motor de combustión es el cambio de los neumáticos, que se gastan de igual forma para unos que para otros.

Sin embargo, aunque hay ciertas similitudes también hay diferencias que abaratan el coste de mantenimiento de un coche eléctrico. En los coches eléctricos existen algunos elementos que no tenemos que revisar ni sustituir:

  • El filtro del aire.
  • El del combustible.
  • El aceite del motor y su filtro.
  • Las bujías.
  • Los precalentadores.
  • El embrague.
  • El tubo de escape.
  • La correa de distribución.

Pero esto no significa que sea así con todos los elementos que componen el vehículo. Existen elementos, como los que mostramos a continuación, que sí hay que sustituir en un coche eléctrico:

  • Los neumáticos.
  • El filtro del habitáculo.
  • Los amortiguadores.
  • Los aislamientos.
  • La dirección.
  • Las escobillas del limpiaparabrisas.
  • El líquido de frenos.
  • Las pastillas de freno.
  • Los discos de freno.
  • La batería.
  • El líquido refrigerante.

Para hacernos una idea, algunos fabricantes como la marca Renault afirman que el mantenimiento de un coche eléctrico es un 20% más barato que el de un coche de combustión. Todo esto a pesar de que haya elementos que tienen los mismos precios a la hora de sustituir o revisar que un coche de combustión y de que la batería de los eléctricos sea tan cara que se puede alquilar.

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.