Alquiler turístico: ¿cómo reservar de forma segura?

5/5 - (24 votos)

Con la llegada del buen tiempo, lo primero que piensas es planificar las merecidas vacaciones de verano. Hoy en día, hay cada vez más plataformas que ofrecen una variedad de opciones de alquiler turístico: desde apartamentos y casas rurales, hasta villas y complejos. Estas plataformas han revolucionado la forma en que viajamos y cómo nos alojamos durante las vacaciones. Sin embargo, con la variedad de posibilidades, también surgen nuevas oportunidades para que las personas ciberdelincuentes se aprovechen de los viajeros desprevenidos

Lo mejor es mantener la atención y tener en cuenta estas recomendaciones a la hora de reservar un alojamiento turístico de forma segura. ¡Toma nota y evita malas experiencias!

¿Son frecuentes las estafas de alojamientos de alquiler turístico?

Las plataformas de alquiler turístico son cada vez más seguras y constantemente actualizan sus protocolos para verificar la autenticidad de los usuarios que ofrecen su propiedad. Sin embargo, a medida que la seguridad avanza las personas estafadoras buscan nuevas formas de engañar, por eso es necesario actualizarse con los nuevos métodos de fraude. Por norma general, los falsos anuncios, los engaños sobre la titularidad de la propiedad y las reservas adelantadas de alquileres vacacionales son las estafas más comunes de los alojamientos turísticos

Ten en cuenta que, dependiendo del destino y la duración de tu viaje, es bueno tener un seguro personalizado que te proteja y te permita viajar tranquilamente. 

Estafas más comunes de alquiler turístico de viviendas 

No es oro todo lo que reluce, y si una oferta parece demasiado buena para ser real, puede que no lo sea. Por eso, es importante prestar atención y mirar con cuidado los detalles y las características de la propiedad que deseas alquilar. Estas son algunas de las estafas más utilizadas:

Precios increíblemente bajos

Si estás mirando una habitación o apartamento que, en promedio, cuesta mucho menos dinero que otras opciones similares dentro de la misma zona, puede ser una señal de estafa. Especialmente si el lugar se ve recién reformado, moderno o, en general, muy arreglado para un precio tan económico. Deberías sospechar que es una oferta muy por debajo del precio real

Reseñas falsas o ninguna reseña

Mirar las experiencias y comentarios de otros usuarios que han alquilado previamente ese alojamiento es una buena forma de comprobar si la oferta es real. Por norma general, cuantas más opiniones y reseñas tenga una oferta de alquiler turístico, mejor. Aunque no todos los alojamientos que no tienen reseñas son sospechosos, es un dato a tener en cuenta. Verifica también la antigüedad del perfil que está publicando la oferta. En cualquiera de estos casos, es mejor confirmar la identidad de la persona que está ofreciendo su propiedad y comprobar que es el propietario real del lugar o la persona encarga de de su gestión. 

Pagar por adelantado la reserva

Es normal que al alquilar un apartamento vacacional o reservar un hotel tengas que hacer un desembolso inicial con tu tarjeta de crédito o débito. Al momento de hacer esta transacción, es importante verificar que estás dentro de una plataforma segura y protegida, y que tus datos personales e información sensible permanecerán privados. Considera una señal de alerta si el anfitrión te pide hacer el pago a través de otra plataforma o aplicación diferente a la de la reserva. En general, verifica que todos los cambios que solicites queden reflejados en la misma plataforma de reserva inicial y que no te lleve a páginas externas

Anuncios falsos y fotos fraudulentas

Si el anuncio del alquiler turístico tiene faltas de ortografía graves, correos electrónicos extraños o un código de prefijo telefónico que no es el del país, pueden ser señales de alerta de una posible estafa. Comprueba que los datos y las características particulares del alojamiento turístico correspondan con la descripción general del lugar, y que no haya incoherencias en la información presentada, incluyendo su ubicación. También es recomendable verificar en los motores de búsqueda que las fotos que aparecen en la oferta son reales y que no son imágenes sacadas de internet. 

Contacto con personas que están fuera o no son los titulares

Puede que el apartamento turístico exista y todas las características estén correctas, pero la persona de contacto no es el verdadero titular de la vivienda vacacional. En el registro de la propiedad se puede consultar de quién es la propiedad real del inmueble. Ten en cuenta que, cada vez más, los propietarios delegan la gestión en empresas. En ese caso, verifica que sea una gestora real. También puede ser una señal de alerta si la persona vive en el extranjero y pide que la transacción se abone a una cuenta bancaria de otro país

Tus datos también son valiosos

Muchas veces, el objetivo de la ciberdelincuencia no es directamente el dinero. El acceso a tu nombre, dirección, documento de identidad, correo electrónico, número de teléfono o datos bancarios pueden abrir la puerta a otro tipo de estafas, incluyendo la suplantación de identidad. No facilites tus datos personales a cualquiera, cambia tus contraseñas de manera periódica y ten cuidado con las redes wifi públicas, pueden ser una fuente de acceso para que terceros se hagan con el control de tu información.

¿Cómo denunciar una estafa?

Primero que nada, asegúrate de guardar toda la información (datos, número de teléfono, mensajes de texto, correo electrónico, transferencias, etc.) que hayas intercambiado con la persona estafadora. Esta será la evidencia que presentarás más adelante a los organismos correspondientes. 

Reporta el caso en la plataforma donde ocurrió la estafa. Aunque estas plataformas tienen una responsabilidad y acceso limitados, es importante que quede registro formal en la página donde ocurrió la estafa. Reúne todas las pruebas y denuncia ante la Policía o la Guardia Civil. Estos departamentos tienen unidades especializadas en delitos informáticos y estafas cibernéticas

Las condenas por estos delitos tienen una pena de entre seis meses y tres años. La persona acusada tiene que restituir el dinero defraudado, los intereses y una posible indemnización por daños.

En conclusión, alquilar un sitio turístico puede ser una opción interesante para economizar y vivir una experiencia diferente entre locales, pero tienes que tomar en cuenta que las personas ciberdelincuentes suelen aprovechar el movimiento de la época estival para hacer de las suyas. ¡Mantén atención a todas las posibles señales de alerta y no caigas en la trampa!

Recuerda que los contenidos de este blog tienen carácter informativo. Cualquier actuación motivada por su contenido o por la interpretación de las normas a las que hace referencia deberá ser analizada de forma específica teniendo en cuenta la situación particular de que se trate.

Logo Movil

Consejos para evitar estafas al comprar online

Suscríbete a la newsletter y consigue nuestra guía por tiempo limitado.