Cómo trasladar una cuenta de un banco a otro

5/5 - (22 votos)

Nuestra cuenta bancaria tiene un papel fundamental en nuestras vidas. No solamente porque en ella se gestionan los pagos de recibos y gastos diarios, sino porque allí puede  estar todo nuestro dinero y nuestros ahorros. Por eso es importante guardar tu dinero en una entidad bancaria de confianza, que te dé la seguridad que necesitas y que además tenga beneficios. Si estás pensando en trasladar tu cuenta de un banco a otro, en este post te contamos todo lo que debes hacer para cambiar tu cuenta sin poner en riesgo tu dinero.

¿Qué es un traslado de cuentas bancarias?

El traslado de cuenta, también conocido como cambio de entidad financiera, es un proceso mediante el cual un cliente decide cambiar su cuenta bancaria de un banco a otro, teniendo la posibilidad de cerrar o no la cuenta original. El objetivo es facilitar el proceso de traspaso de la cuenta y dar más opciones a los usuarios, permitiéndoles encontrar condiciones y servicios bancarios más ventajosos para sus necesidades particulares.

Este traslado debe ser completamente gratuito. La normativa establecida en la Orden ECE/228/2019, de 28 de febrero, deja claro que cualquier servicio de cambio de cuenta debe ser “iniciado por el proveedor de servicios de pago receptor a petición expresa del cliente y tendrá carácter gratuito tanto para el cliente como para el proveedor de servicios de pago receptor”. En otras palabras, una vez que comuniquemos nuestra intención de cambiar de banco, la entidad financiera donde vamos a aperturar la cuenta se encargará de iniciar los trámites sin coste alguno.

¿Qué pasa si cambio de nómina a otro banco?

Cuando un cliente decide cambiar su nómina de un banco a otro (portabilidad de nómina), debe asegurarse de que la nueva entidad esté preparada para recibir la nómina. Para ello, el cliente debe notificar a su empleador sobre el cambio y proporcionar la nueva cuenta bancaria.

Si tenemos deudas pendientes con el banco actual (hipotecas, créditos, etc.), el banco receptor de la nómina tiene el derecho de retener automáticamente el monto de la deuda cada vez que recibimos nuestro salario en la cuenta de nómina. Por lo tanto, cambiar la nómina a otra entidad bancaria no significa deshacernos de las deudas existentes,

Tener deudas no es un impedimento para cambiar la nómina a otro banco que consideremos más conveniente. La portabilidad de nómina sigue siendo posible, y la entidad bancaria donde recibimos nuestros pagos se encargará de retener las cuotas correspondientes a las deudas.

Antes de hacer la portabilidad, en necesario que tengas en cuenta algunas consideraciones:

  • Asegúrate de verificar si el nuevo banco ofrece ventajas y servicios como pueden ser transferencias gratuitas, tarjetas de débito o crédito sin coste, entre otros. Además, comprueba cuántas sucursales tienes cerca y cuántos cajeros automáticos hay a tu alrededor, en los que podrás operar.
  • Es importante coordinar la fecha del cambio con tu empleador y la nueva entidad bancaria para evitar retrasos en el pago de la nómina.
  • Si tienes domiciliados pagos recurrentes (como recibos de servicios, suscripciones, etc.) en la cuenta antigua, recuerda que también podrías solicitar el traslado de las domiciliaciones.

Cómo se hace y qué se necesita para realizar la solicitud

El proceso para trasladar una cuenta de un banco a otro depende de cada institución financiera. En general, los pasos que debes realizar son los siguientes:

  • Comunica tu decisión al nuevo banco: una vez que hayas elegido el nuevo banco, comunica tu intención de trasladar tu cuenta de una sucursal a otra. Generalmente, el nuevo banco te proporcionará un formulario para iniciar el proceso.
  • Presenta la solicitud en el nuevo banco: entrega la documentación requerida en la sucursal del nuevo banco o, en caso de bancos que permitan la apertura en línea, sigue los pasos indicados en su plataforma web. En ABANCA puedes realizar esta operación 100% online.
  • Firma la autorización: es probable que el nuevo banco te solicite firmar una autorización para que ellos mismos puedan gestionar el traslado de la cuenta, incluyendo la solicitud de cierre de la cuenta en el banco anterior.

Documentación

Reúne la documentación necesaria que, aunque depende de cada banco, en general es la siguiente:

  • Documento de identidad válido (DNI o NIE) en vigor.
  • Tarjeta de identificación fiscal (en caso de autónomos o empresas).
  • Comprobante de domicilio reciente (factura de servicios públicos, por ejemplo).
  • Información sobre la cuenta a trasladar (número de cuenta, IBAN, etc.).
  • Información sobre la nómina, si aplica (recibo de nómina o carta de empleo).
  • Si tienes recibos domiciliados y quieres trasladarlos, seguramente te soliciten copia de del último recibo.

Recuerda que, para que el traslado salga bien, la nueva cuenta debe tener los mismos titulares que la cuenta en el anterior banco.

Plazos

El plazo para trasladar una cuenta de un banco a otro en España está regulado por la normativa vigente y puede variar según la entidad financiera. En general, los plazos son los siguientes:

  • Plazo máximo de dos días para enviar el formulario de solicitud a la nueva entidad bancaria (siempre que la solicitud esté debidamente cumplimentada y firmada por todos los titulares de la cuenta).
  • Plazo de cinco días para que la nueva entidad bancaria responda a la solicitud de traslado.
  • La entidad propietaria de la cuenta debe tramitar el cese de aceptación de transferencias entrantes y adeudos domiciliados, así como la cancelación de las órdenes permanentes, con efecto a partir de la fecha especificada en la solicitud.
  • Una vez que el banco receptor reciba la información sobre las operaciones realizadas en la cuenta anterior, realizará todas las gestiones para vincularlas a la nueva cuenta en un plazo de cinco días.
  • En total, la entidad bancaria tiene un plazo aproximado de, mínimo, 13 días para hacer la portabilidad.

Es importante destacar que durante el proceso de traslado, el cliente seguirá disponiendo de su dinero y realizando operaciones con normalidad en su cuenta antigua hasta que el cambio se complete.

¿Puede el otro banco rechazar el traslado?

En general, las entidades bancarias no pueden rechazar el traslado de una cuenta a otro banco, siempre y cuando el cliente cumpla con los requisitos establecidos por la nueva entidad financiera. No obstante, existen situaciones específicas en las cuales el banco receptor podría negarse al traslado:

  • Si el cliente proporciona información errónea o incompleta durante el proceso de solicitud.
  • Si el cliente tiene deudas pendientes con el banco anterior o si tiene permanencia, lo que podría dificultar el proceso de traslado.
  • Si la nueva entidad bancaria considera que el cliente representa un riesgo crediticio elevado.

En tales casos, el banco receptor está obligado a informar al cliente sobre los motivos del rechazo y proporcionar opciones alternativas para resolver cualquier problema que haya surgido.

Si estás considerando hacer un traslado o portabilidad de tu cuenta bancaria, ya sabes que es un proceso totalmente gratuito y seguro. Esta gestión te facilitará la posibilidad de disfrutar de mejores condiciones y servicios bancarios si decides cambiar de banco. Además, te recordamos que en ABANCA ofrecemos una cuenta online remunerada que podría ser una excelente opción para sacar el máximo provecho de tus finanzas. ¡No dudes en explorar las opciones disponibles y encontrar la cuenta que mejor se adapte a tus objetivos financieros!

Recuerda que los contenidos de este blog tienen carácter informativo. Cualquier actuación motivada por su contenido o por la interpretación de las normas a las que hace referencia deberá ser analizada de forma específica teniendo en cuenta la situación particular de que se trate.

Logo Movil

Consejos para evitar estafas al comprar online

Suscríbete a la newsletter y consigue nuestra guía por tiempo limitado.