Consejos para contratar un seguro de coche

Cuando es momento de contratar un seguro de coche, ya sea porque no estas contentos con el actual o porque acabas de comprar un coche, debes hacer un análisis minucioso de los precios y coberturas de cada uno para encontrar el que mejor se adapta.

No hay un único seguro de coches bueno. En función de tus características personales te podrá interesar más una compañía y unas coberturas u otras. Por ejemplo, alguien que use el coche para viajar por el mundo o que por trabajo pase muchas horas al día desplazándose estará interesado en tener más coberturas que otra persona que solo use el coche los fines de semana para desplazamientos cortos.

Entonces, ¿qué debo tener en cuenta para contratar un seguro de coche y acertar? A continuación, vamos a analizar los principales puntos que debes considerar.

Compara varias opciones

Parece un consejo bastante evidente a la hora de contratar un seguro de coche, pero muchas veces por pereza o por falta de tiempo nos quedamos con la primera opción sin llegar a conocer qué pueden ofrecer otras aseguradoras. También es muy común quedarnos con una opción ya conocida aunque existan otras compañías que puedan ofrecer un servicio mejor.

¿Qué coberturas ofrece cada seguro de coche?

A veces la opción más barata sale cara. En función de la frecuencia con la que uses el coche, la clase de desplazamientos que hagas, si lo dejas en el garaje o en la calle, si es un coche nuevo o ya tiene unos cuantos años… Te pueden interesar unas coberturas u otras.

Puedes contratar un seguro de coche más básico que solo cubra daños a terceros, un seguro que además de proteja de daños como robos o incendios (terceros ampliado), o un seguro a todo riesgo que cubra hasta daños propios en el vehículo.

Ojo con las fechas de renovación del seguro

Si actualmente tienes contratado un seguro de coche y quieres cancelarlo para pasarte a otra aseguradora debes tener en cuenta las fechas de renovación. Los seguros de coche tienen una duración anual y se debe comunicar la baja con antelación.

Si quieres cancelar tu seguro, deberás informar a la aseguradora, como mínimo, un mes antes de que termine el contrato.

Por su parte, la aseguradora tiene la obligación de informarte de los posibles cambios en las condiciones del seguro y el precio con dos meses de antelación, de forma que tengas tiempo para tomar cartas en el asunto si hay algún cambio que no te convence.

Contrata más de un seguro en el mismo banco o aseguradora

Si además tienes un seguro de vida, un seguro de hogar o cualquier otro seguro, contratarlos todos en el mismo banco o aseguradora te permitirá reducir costes, además de simplificar la gestión y ahorrar tiempo.

Ten en cuenta el valor venal del coche

¿Sabes qué es el valor venal de un coche? El valor venal es el valor de un vehículo en el momento anterior a producirse un siniestro y sin considerar el desgaste por el uso o el kilometraje.

En función de la marca y modelo del coche, su versión y antigüedad, el valor venal podrá ser mayor o menor.

¿Por qué debemos tener en cuenta el valor venal a la hora de contratar un seguro de coche? Porque las aseguradoras tienen en cuenta este valor para calcular la indemnización en caso de siniestro del vehículo.

No todas las compañías calculan del mismo modo el valor venal ni ofrecerán la misma indemnización. Generalmente se usan las tablas de la patronal de vendedores de vehículos para calcular el valor de cada coche. Pero algunas compañías pueden ofrecer un valor venal mejorado, con un determinado porcentaje extra sobre el valor venal.

Pago fraccionado

Busca una aseguradora que te permita fraccionar el pago de forma mensual de tu seguro auto en lugar de realizar un único pago anual. Es una facilidad a tener en cuenta de contratar un seguro si tus finanzas personales se resienten el mes en que te cobran en recibo.

Presta atención a la letra pequeña

¿Ya te has decidido? ¿Ya sabes dónde contratar el seguro del coche? ¡Espera! Antes de firmar revisa bien la letra pequeña del contrato, las condiciones generales y las condiciones particulares de tu seguro. Aquí pueden esconderse condiciones de la póliza que no habías tenido en cuenta.

Puede que la cobertura del coche se limite a una determinada cantidad, presentar exclusiones y limitaciones o tener recargos y penalizaciones en caso de sufrir algún siniestro durante la vigencia del contrato. Estos aspectos pueden hacer que un seguro de coche aparentemente barato acabe saliendo caro.

Ahora que ya hemos repasado todos estos consejos para contratar un seguro del coche solo nos queda una última recomendación: ante cualquier duda o concepto que no entiendas, pregunta y no te quedes con la duda.

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.