Euríbor, euríbor plus, IRPH… ¿Por qué la cuota de tu hipoteca sube o baja?

Euríbor, euríbor plus, IRPH… ¿Por qué la cuota de tu hipoteca sube o baja?
Valora esta entrada

Comprar una vivienda es una buena forma de invertir tu dinero. Sin embargo, se trata de una gran inversión cuya decisión no debes tomarte a la ligera sin tener en cuenta el euríbor como índice de referencia. Algo que tampoco debes descuidar es el tipo de hipoteca que más se adecúe a tu situación si vas a convertirte en propietario. Y para ello, debes considerar varios condicionantes que te ayudarán a entender mejor por qué la cuota de tu hipoteca sube o baja.

¿De qué depende la cuota de tu hipoteca?

A la hora de contratar una hipoteca,además del euríbor, existen cuatro claves que influirán directamente en la cuota mensual que pagarás: la cantidad que solicites, el tipo de interés, el plazo del préstamo (post menos cuota o plazo corto) y la modalidad de amortización de la hipoteca (fija, mixta o varible).

El préstamo hipotecario con tipo de interés variable es el más común

Podemos hablar de diferentes tipos de interés: a tipo fijo, mixto o variable. Sin embargo, según los datos recogido por el Instituto Nacional de Estadística, el interés de tipo variable ha coronado el 63% de las hipotecas que se constituyeron en España el en pasado 2018. Las hipotecas a tipo de interés variable se caracterizan por actualizarse normalmente, de forma anual o semestral, condicionadas por un índice de referencia que determinará la subida o bajada de la cuota.

El euríbor es el índice de referencia para la cuota hipotecaria

El tipo de interés variable en el préstamo hipotecario se fija con la suma de un índice de referencia y un diferencial.

El índice de referencia suele ser, o bien el euríbor, o el IRPH (índice de referencia de préstamos hipotecario). Por otra parte, el diferencial es un porcentaje que representa la parte de los intereses que obtiene como remuneración cada banco cuando presta dinero en una hipoteca.

El euríbor (European Interbank Offered Rate) es, en esencia, el tipo de interés que pagan los bancos de la zona euro por prestar ese dinero a otros bancos. Con otras palabras, el precio de mercado que los bancos ponen al dinero. Para calcular el euríbor se hace diariamente la media de los tipos de interés de los bancos más activos de la zona euro. Esto se hace para calcular el interés de productos como créditos personales, depósitos bancarios o préstamos hipotecarios. Sin embargo, las entidades, además del dato que se publica todos los días a las 11 de la mañana, pueden usar el dato mensual, trimestral, semestral o anual. De hecho, en España, la mayor parte de las hipotecas están referenciadas al euríbor de doce meses.

El IRPH es otro de los índices referenciados para préstamos hipotecarios

Aunque el euríbor es el índice más utilizado cuando se trata de determinar el tipo de interés de la hipoteca, no es el único. El IRPH también es utilizado por entidades financieras y se calcula a partir de la media de los préstamos a tres años que son concedidos por las entidades. Es un índice más estable, aunque que hoy en día ya no se utiliza tanto. De hecho, según el INE, el euríbor es el tipo al que se referencia el mayor porcentaje de hipotecas a tipo variable, que se sitúa en un 77,9%.

Euríbor Plus, posible nueva versión del euríbor para referenciar hipotecas

Para aumentar la transparencia y fiabilidad, la Comisión Europea propuso una elaboración de un nuevo índice llamado euríbor plus, una nueva versión del euríbor cuyo cambio residirá en que su cálculo se efectuará sobre las operaciones realizadas y no sobre cotizaciones teóricas. Además, esta actualización no solo incluirá un número más amplio de bancos, sino de otros organismos públicos, empresas multinacionales o aseguradoras del mundo financiero que ayudan a establecer un nuevo cálculo del índice de referencia más fidedigno.

Cómo influye el euríbor en tu cuota mensual hipotecaria

Las variaciones que sufra el euríbor tiene influencia directa sobre la cuota mensual de tu préstamo hipotecario.

La caída del euríbor abaratará la cuota de un préstamo y al revés, las subidas encarecerán el pago mensual. Es decir, si, por ejemplo, en el momento en el que se pide el préstamo hipotecario, el euríbor de referencia está al 1,5% y el diferencial al 1%, el interés que se aplica al préstamo será del 2,5%. Este interés se revisará cada cierto tiempo, normalmente cada doce meses, y si el euríbor baja al 1% con el mismo diferencial, tu préstamo tendrá un interés de 2%.

En la actualidad, por ejemplo, el euríbor se encuentra en niveles negativos por las políticas del Banco Central Europeo para estimular el movimiento monetario. Y por desgracia, nadie sabe cómo evolucionará en los próximos años.  

¿Quieres saber cuál sería la cuota mensual de tu hipoteca? Utiliza el simulador de hipotecas de nuestra web que te ofrece un cuadro de amortización completo para los tres tipos de hipotecas que hay.

¡Deja un comentario!
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.