Finiquito: definición, características y consejos

Finiquito: definición, características y consejos
3.2 (63.33%) 18 votos

Hay documentos legales que resultan indescifrables para los empleados de una empresa. Por ejemplo, las cláusulas de un contrato laboral o las retenciones de la nómina. Con el finiquito ocurre exactamente lo mismo.

Si te han despedido o quieres renunciar a tu puesto laboral, continúa leyendo y descubre qué es el finiquito, cómo calcularlo y otros aspectos que debes considerar cuando abandones tu trabajo.

¿Qué es el finiquito?

El finiquito es el documento que el empresario entrega al trabajador al finalizar su relación laboral e incluye la liquidación de las cantidades adeudadas por la empresa durante el tiempo que haya durado el contrato.

Se trata de un derecho reconocido por el artículo 49.2 del Estatuto de los Trabajadores por el que el empresario se compromete a abonar la cantidad económica que le corresponda al trabajador, independientemente de cuál sea la causa de extinción del contrato laboral. Es decir, es obligatorio recibir el finiquito tanto si te despiden como si decides irte del trabajo voluntariamente.

Diferencias entre el finiquito y la indemnización por despido

Es muy importante no confundir estos dos términos: el finiquito y la indemnización por despido. Tanto si te marchas de un trabajo de forma voluntaria como si te despiden o se termina tu contrato, es obligatorio por ley que recibas el finiquito. Sin embargo, no siempre recibirás una compensación económica o indemnización al marcharte.

¿En qué ocasiones se recibe una indemnización por despido? Cuando el despido sea improcedente u objetivo.

  • Si el despido es objetivo, la empresa deberá pagarte la cantidad equivalente a 20 días por año trabajado (con un máximo de 12 mensualidades).
  • Si se trata de un despido improcedente, deberán abonarte 33 días por año trabajado siempre que te hayan contratado después del 12 de febrero de 2012 (con un máximo de 24 mensualidades). Si lo hicieron antes de esa fecha, te corresponden 45 días por año trabajado, con un máximo de 42 mensualidades.

¿Qué incluye el finiquito?

1. Salario devengado de los días trabajados

Recibirás una cantidad proporcional a los días del mes que hayas trabajado. Por ejemplo, si te han despedido el día 10, deberán pagarte por esos diez días que has trabajado. Sin embargo, si eres tú el que se va de la empresa y no avisas con antelación (generalmente el plazo de notificación son 15 días, aunque depende del convenio colectivo) te descontarán un día de sueldo por cada día de preaviso que hayas incumplido.  

2. Vacaciones pendientes

La empresa deberá pagarte los días de vacaciones que te correspondan y no hayas podido disfrutar. En el caso de que tu relación laboral termine antes de que acabe el año y hayas disfrutado de más días de vacaciones, el empresario podrá descontarlos de la cantidad total a percibir.  

3. Horas extra

Tendrán que abonarte todas las horas que hayas trabajado fuera del horario que aparezca estipulado en tu contrato.

4. Pagas extraordinarias y otros pluses

La cantidad que recibas dependerá de si las pagas están prorrateadas o no. Además, deben tenerse en cuenta anticipos y pluses en función del tiempo que hayas estado trabajando en la empresa.

¿Cuándo se recibe el finiquito?

Si te han despedido sin preavisar o se ha terminado tu contrato laboral, la empresa deberá entregarte el finiquito junto con la carta de despido. Por el contrario, si te lo han comunicado con antelación, te entregarán el finiquito el último día de trabajo con las cantidades calculadas hasta esa fecha.

En el caso de bajas voluntarias, también lo recibirás el último día de trabajo, a no ser que no hayas preavisado con la suficiente antelación, ya que entonces puede no estar listo para la fecha.

Cómo calcular el finiquito

La fórmula para calcular qué cantidad económica percibirás es la siguiente:

Finiquito = salario diario x número de días por despido x años trabajados.

El salario diario se calcula sumando el salario base y las pagas extras y pluses y dividiendo el resultado por 30 (el número de días que tiene el mes).

Para averiguar el número de días por despido que corresponden al trabajador, hay que tener en cuenta los estipulados en el reglamento:

  • 45 días/año por despido improcedente
  • 33 días/año por despido objetivo improcedente
  • 20 días/año por despido objetivo

Consejos antes de firmar el finiquito

Antes de firmar el documento de liquidación laboral, te recomendamos seguir los siguientes consejos.

  • Solicita copias del finiquito y otros documentos que se entreguen con el mismo.
  • En caso de que tengas dudas, solicita la presencia del representante de los trabajadores de la empresa para que te asesore personalmente.
  • Revisa que todas las cantidades sean correctas y se incluyan todos los conceptos que mencionamos en el apartado de características del finiquito de este artículo. Si falta alguno, escríbelo en el documento para que la empresa lo añada.
  • Si tienes dudas sobre cantidades o conceptos, no firmes el documento. Añade una coletilla de “pendiente de revisión” para poder comprobar toda la información detenidamente. Y si no estás conforme, deja constancia de ello por escrito.
  • Añade la fecha en la que lo has recibido para asegurarte de que se cumplen los plazos de la liquidación laboral. La cantidad económica que percibirás se calculará hasta esta fecha.
  • Si no te han ingresado el dinero en el momento de recibir el documento, debes firmar como “cantidades no recibidas”. A partir de ese momento tendrás hasta un año de plazo para reclamar la cuantía que te corresponde.

Ahora que ya sabes qué es el finiquito y cómo calcularlo, seguro que te resultará más sencillo comprender los términos financieros de una relación laboral.

¡Deja un comentario!
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.