Seguros de última generación: seguros personalizados

Los seguros de coche nacieron para salvaguardar los daños causados a terceros mientras circulas con tu vehículo, es decir, para garantizar la responsabilidad que tengas, como propietario o conductor, ante un siniestro en el que resultes culpable. ¿Conoces los seguros personalizados?

¡Renovarse o morir! Con el paso de los años, los seguros de coche personalizados se han puesto de moda y ofrecen coberturas cada vez más enfocadas en las necesidades actuales de los clientes. Las pólizas de seguros de automóviles han evolucionado hasta convertirse en seguros multirriesgo que cubren los daños personales o, incluso, la vida del propio conductor. Coberturas que puedes adaptar según tus necesidades.

Con o sin mascota. Familias numerosas o personas sin hijos ni pareja. Rural o urbanita. No hay dos personas iguales. Por eso la tecnología te permite personalizar las coberturas de tu seguro de coche. ¡Sigue leyendo para calcular el seguro de coche mejor para ti!

Personaliza tu seguro

Desde que se aprobó el Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, el seguro de coche pasó a ser obligatorio en España. El texto legal indica que todos los vehículos a motor deben tener al menos el seguro de responsabilidad civil obligatoria, o lo que es lo mismo, la póliza a terceros básica para poder circular por calzadas y vías públicas.

El tipo de seguro, así como las coberturas son dos de los factores más importantes que debes tener en cuenta a la hora de contratar el mejor seguro de coche:

Tipos de seguros de coche

  1. Seguro a terceros

Es el tipo de seguro de coche mínimo que debe contratarse por ley, ya que está destinado a cubrir los daños que se ocasionan a otros conductores o vehículos. Es decir, en los casos en los que el tomador de la póliza es el culpable de los incidentes, donde actúa la responsabilidad civil obligatoria, una cobertura que aparece en todos los tipos de seguros.

En ciertos casos también incluye coberturas de responsabilidad civil voluntaria que amplía la cantidad económica del asegurado. También suele incluir la defensa jurídica del asegurado y un seguro del conductor para los daños que se puedan sufrir.

2. Seguro a terceros ampliado o combinado

En este tipo de póliza se incluyen las mismas prestaciones que en el anterior y, además, se incorporan otras coberturas de servicios como los daños producidos en las lunas del vehículo o aquellos causados por el incendio del automóvil, el supuesto robo del coche…

3. Todo riesgo

Incluye una completa gama de coberturas, asistencias y servicios. Este tipo de seguro cuenta con una cobertura muy interesante: daños propios, que cubre las afecciones en el propio vehículo que hayan sido causadas por el conductor.

4. Todo riesgo con franquicia

Es similar al anterior, pero, en este caso, se incluye la franquicia, que es un importe que paga la persona asegurada si se producen daños en el vehículo. Esto quiere decir que el precio de la póliza es menor que en el todo riesgo, porque el tomador pagará los gastos hasta la cantidad establecida como franquicia y del resto se encarga la compañía aseguradora.

5. Todo riesgo con franquicia para coche eléctrico

El auge de las ventas de coches eléctricos ha obligado a las aseguradoras a diseñar planes específicos para este tipo de vehículos. En este caso, además de todas las prestaciones de un todo riesgo, se incluye la cobertura por el robo del cable de recarga integrado.

Coberturas imprescindibles en tu seguro de coche

  1. Responsabilidad civil obligatoria

Su nombre ya lo indica, es obligatorio para circular, por lo cual siempre debe ir incluida en todo tipo de seguro de coche, desde el más básico al más completo.

2. Seguro del conductor

Tanto el sentido común como las estadísticas de accidentes y lesiones en accidentes de tráfico, aconsejan no escatimar en esta cobertura de seguro que asiste al conductor cuando es culpable del siniestro. La mayoría de las compañías lo incorporan hasta en sus propuestas más básicas.

3. Asistencia en carretera

La cobertura más práctica y utilizada por los conductores de coches. Resulta esencial para viajar seguro y tranquilo.

4. Lunas

La importancia de la luneta delantera, trasera y laterales del coche como elementos de los que depende la visibilidad al volante; así como su vulnerabilidad y delicadeza, hacen esencial incluir esta cobertura al contratar el seguro de coche.

El seguro de lunas debe cubrir tanto sustituciones como reparaciones de cualquiera de los cristales del coche, incluyendo tanto la luna como la mano de obra necesaria.

5. Defensa jurídica

Las compañías de seguros consideran esta cobertura como crucial; por ello, casi siempre está incluida también en los seguros más básicos.

6. Robo

Por desgracia está es una cobertura bastante útil, que depende del lugar de residencia, el uso del coche y dónde se guarde de forma habitual.  Esta cobertura es imprescindible si el coche es nuevo, de gama alta con muchos accesorios y, en general, si es un coche atractivo para ser objeto de robo.

7. Vehículo de sustitución

Se trata de una cobertura de seguro muy publicitada en los últimos tiempos. Sin embargo, hay que ser muy realista a la hora de medir su utilización ya que depende mucho de la situación personal de cada conductor. Además, las compañías de seguro también ofrecen diferentes prestaciones dentro de este servicio. Imprescindible informarse al detalle.

8. Incendio

Infórmate correctamente del tipo de incendio que se cubre, así como de las indemnizaciones y si son sólo por partes o accesorios del vehículo o por el coche en su totalidad, por ejemplo.

Coberturas opcionales y complementarias

Los seguros de coche de última generación te permiten apagar y encender coberturas y también customizar la póliza con coberturas opcionales y voluntarias que eliges tú en función de tus necesidades. Es la forma en la que puedes personalizar el seguro y configurarlo a tu gusto, así calculas tu seguro de coche perfecto. A continuación, te enumeramos unas cuantas.

  1. Asistencia en carretera

En función de los desplazamientos que hagas con el coche, puede ser interesante ampliar las prestaciones de asistencia. Esto incluiría mayores límites y servicios adicionales para protegerte a ti y a los que te rodean. Con esta cobertura adicional podrías tener a mayores remolque y rescate del vehículo, coberturas para el traslado del vehículo a la ITV o para su mantenimiento periódico, taxi por indisponibilidad del conductor o asistencia específica a las personas en caso de sufrir un accidente de tráfico, entre otros.

2. Averías mecánicas

Esta cobertura opcional asumirá el importe de la reparación o sustitución de las piezas mecánicas, hidráulicas, eléctricas o electrónicas que impidan el buen funcionamiento del vehículo como consecuencia de una avería.

3. Defensa jurídica

La cobertura de defensa jurídica se puede personalizar con servicios adicionales como los subsidios y cursos de recuperación de puntos en caso de retirada del carnet.

4. Indemnización

Se puede personalizar la cobertura de indemnización para conseguir abonos superiores en caso de pérdida total del vehículo. Esta cobertura es especialmente interesante de coches nuevos de gama media y alta.

En algunas circunstancias, incluso sería posible recuperar el valor total del coche nuevo.

5. Protección del conductor

Con esta cobertura adicional se puede garantizar una mayor protección del conductor en caso de fallecimiento por accidente o invalidez permanente.

Te invitamos a que analices si tu tipo de seguro de coche tiene todo lo que necesitas y valores si necesitas un cambio.

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.