Tipos de seguros de coche: ¿cuál elegir?

El seguro de coche suele ser un gasto fijo en la mayoría de los hogares. Además de la gasolina, el mantenimiento y los impuestos, tener un vehículo en propiedad implica abonar obligatoriamente una póliza de seguro. Esto es:

Si tienes que enfrentarte al momento de contratar un seguro de coche, conocer cuáles son los diferentes tipos de seguros de coches que hay y qué puede ofrecerte cada uno, te ayudará a elegir el más adecuado. No todos los coches necesitan las mismas prestaciones aseguradoras, por lo que habrá que contratar aquellas que mejor se adapten al tipo de coche, al conductor y al uso que se vaya a hacer del vehículo. ¿Quieres saber qué seguro se ajusta más a tus necesidades? ¡Continúa leyendo!

¿Qué hay que tener en cuenta antes de contratar un seguro de coche?

Desde que se aprobó el Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, el seguro de coche pasó a ser obligatorio en España. El texto legal indica que todos los vehículos a motor deben tener al menos el seguro de responsabilidad civil obligatoria, o lo que es lo mismo, la póliza a terceros básica para poder circular por calzadas y vías públicas.

Actualmente, la amplia cartera de tipos de seguros de coche implica prestar atención a las necesidades y a los usos que se van a hacer del automóvil. Así antes de contratar un seguro de coche es conveniente:

  • Analizarte como conductor: determina tu historial de multas, pinchazos o roturas y tus hábitos a la hora de conducir: si usas el coche para desplazamientos largos, para el día a día. También hay que tener en cuenta dónde lo aparcas: si dispones de un garaje o si lo aparcas siempre en la calle.
  • Hacer una radiografía del vehículo, ya que dependiendo del modelo, de la antigüedad e incluso del valor del mismo necesitarás una modalidad u otra.
  • Comparar y fijarte en el límite de las coberturas antes de decantarse por una póliza u otra. Es muy importante prestar atención a las exclusiones que vienen incluidas en el contrato.

¿Qué tipos de seguros de coche existen?

Seguro a terceros

Es el tipo de seguro de coche mínimo que debe contratarse por ley, ya que está destinado a cubrir los daños que se ocasionan a otros conductores o vehículos. Es decir, en los casos en los que el tomador de la póliza es el culpable de los incidentes, donde actúa la responsabilidad civil obligatoria, una cobertura que aparece en todos los tipos de seguros.

En ciertos casos también incluye coberturas de responsabilidad civil voluntaria que amplía la cantidad económica del asegurado. También suele incluir la defensa jurídica del asegurado y un seguro del conductor para los daños que se puedan sufrir.

Seguro a terceros ampliado o combinado

En este tipo de póliza se incluyen las mismas prestaciones que en el anterior y, además, se incorporan otras coberturas de servicios como los daños producidos en las lunas del vehículo o aquellos causados por el incendio del automóvil, el supuesto robo del coche…

Todo riesgo

Incluye una completa gama de coberturas, asistencias y servicios. Este tipo de seguro cuenta con una cobertura muy interesante: daños propios, que cubre las afecciones en el propio vehículo que hayan sido causadas por el conductor.

Incluye desde los daños más leves, como pequeños golpes, hasta el siniestro total. Además, recoge las prestaciones de los seguros anteriores. Suelen incluirse en estas pólizas servicios como vehículos de sustitución o defensa de las multas de tráfico.

Todo riesgo con franquicia

Es similar al anterior, pero, en este caso, se incluye la franquicia, que es un importe que paga la persona asegurada si se producen daños en el vehículo. Esto quiere decir que el precio de la póliza es menor que en el todo riesgo, porque el tomador pagará los gastos hasta la cantidad establecida como franquicia y del resto se encarga la compañía aseguradora.

Todo riesgo con franquicia para coche eléctrico

El auge de las ventas de coches eléctricos ha obligado a las aseguradoras a diseñar planes específicos para este tipo de vehículos. En este caso, además de todas las prestaciones de un todo riesgo, se incluye la cobertura por el robo del cable de recarga integrado.

Coberturas imprescindibles en tu seguro de coche

1. Responsabilidad civil obligatoria

Su nombre ya lo indica, es obligatorio para circular, por lo cual siempre debe ir incluida en todo tipo de seguro de coche, desde el más básico al más completo.

2. Seguro del conductor

Tanto el sentido común como las estadísticas de accidentes y lesiones en accidentes de tráfico, aconsejan no escatimar en esta cobertura de seguro que asiste al conductor cuando es culpable del siniestro. La mayoría de las compañías lo incorporan hasta en sus propuestas más básicas.

3. Asistencia en carretera

La cobertura más práctica y utilizada por los conductores de coches. Resulta esencial para viajar seguro y tranquilo. Es importante que sea desde el kilómetro cero y, según el tipo de viajes que se realicen, que incluya no sólo el país de residencia.

4. Lunas

La importancia de la luneta delantera, trasera y laterales del coche como elementos de los que depende la visibilidad al volante; así como su vulnerabilidad y delicadeza, hacen esencial incluir esta cobertura al contratar el seguro de coche.

El seguro de lunas debe cubrir tanto sustituciones como reparaciones de cualquiera de los cristales del coche, incluyendo tanto la luna como la mano de obra necesaria.

5. Defensa jurídica

Las compañías de seguros consideran esta cobertura como crucial; por ello, casi siempre está incluida también en los seguros más básicos.

6. Robo

Por desgracia está es una cobertura bastante útil, aunque depende del lugar de residencia, el uso del coche y dónde se guarde de forma habitual.  Esta cobertura es imprescindible si el coche es nuevo, de gama alta con muchos accesorios y en general, si es un coche atractivo para ser objeto de robo.

7. Retirada del permiso de conducir

Esta es una cobertura cuyas características e indemnizaciones varían bastante de unas a otras compañías por lo que es necesario conocer de todos los pormenores en el caso concreto y confrontar con el perfil del conductor. En principio, debería ser una cobertura útil para personas que dependan laboral o personalmente de conducir de forma habitual.

8. Vehículo de sustitución

Se trata de una cobertura de seguro muy publicitada en los últimos tiempos. Sin embargo, hay que ser muy realista a la hora de medir su utilización ya que depende mucho de la situación personal de cada conductor. Además, las compañías de seguro también ofrecen diferentes prestaciones dentro de este servicio. Imprescindible informarse al detalle.

9. Reclamación de multas

Como la anterior, se trata de una cobertura conocida y práctica. En principio, hay que conocer los detalles particulares en cada compañía y valorar de forma pormenorizada para saber, en caso de necesidad, qué servicios se tienen cubiertos.

10. Incendio

No es una cobertura muy utilizada y conviene informarse correctamente del tipo de incendio que se cubre, así como de las indemnizaciones y si son sólo por partes o accesorios del vehículo o por el coche en su totalidad, por ejemplo.

Te invitamos a que analices si tu tipo de seguro de coche tiene todo lo que necesitas y valores si necesitas un cambio. Recuerda que con nuestro Seguro Auto de ABANCA podrás contratar tu seguro de coche para velar por tu seguridad y la de tu automóvil, para que nunca te quedes en la cuneta. Además, en ABANCA, para tu comodidad, pagas tus seguros mes a mes.

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.