¿Necesito un seguro de vida?

5/5 - (21 votos)

Los últimos cambios a nivel económico, social y personal -derivados de la pandemia de la COVID-19, o de la guerra en Ucrania- han provocado una modificación también en las prioridades vitales básicas. La seguridad y la tranquilidad se valoran cada vez más, y el aumento de la contratación de los seguros de vida es ejemplo de ello.

Contar con un buen seguro de vida no tiene por qué ser una tarea difícil. Analizamos a continuación en qué consiste, los tipos que existen y en qué situaciones es recomendable tener un seguro de vida.

Seguro de vida: ¿qué es?

Según los datos de la Memoria Social del Seguro 2021, elaborada por la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (UNESPA), más de 20 millones de personas tienen un seguro de vida en España.

Un seguro de vida consiste en el pago de una prima para poder recibir una cuantía determinada de dinero que sustituya la falta de ingresos del asegurado en caso de fallecimiento o incapacidad permanente absoluta, bien por accidente o por enfermedad. Esta cuantía depende del riesgo y de la cantidad que se quiera percibir en caso de incapacidad o que los beneficiarios reciban en el caso de que el asegurado fallezca.

¿Por qué necesito un seguro de vida?

El seguro garantiza protección y permite hacer frente a situaciones difíciles y/o inesperadas.

El tipo de seguro y el valor que contrates dependerá fundamentalmente de tus necesidades y expectativas, si eres la principal fuente de ingresos de la familia, si tienes familiares a cargo o no, hipoteca, etc.

Y te preguntarás, ¿realmente necesito un seguro de vida? La toma de esta decisión se hace en función del impacto de tu fallecimiento o posible invalidez en el bienestar de tus allegados.

Tipos de seguros de vida

Existen tres tipos principales de seguros de vida, que explicamos a continuación.

Seguro de vida riesgo

El objetivo es que el beneficiario de la póliza reciba el capital estipulado cuando el asegurado fallezca.

Se puede contratar de vida entera (la cuantía se abona justo después del fallecimiento del asegurado, independientemente de cuándo sea) o temporal (cubre el riesgo de muerte durante un período de tiempo previamente concretado en el contrato).

Seguro de vida con ahorro

En el seguro de vida con ahorro, el beneficiario suele ser el propio asegurado y recibirá el dinero si vive cuando llegue la fecha de vencimiento de la póliza.

Puede servir de complemento al plan de pensiones para tener más tranquilidad en el futuro.

Seguro de vida mixto

Los seguros de vida mixtos aseguran el pago de una cuantía a los beneficiarios de la póliza en caso de fallecimiento del asegurado. También pueden abonársela al asegurado en el caso de que continúe con vida llegado el vencimiento del seguro.

De esta manera, se puede estar ahorrando para la jubilación con la tranquilidad de tener protegida a la familia en caso de fallecimiento o invalidez.

A día de hoy, la mayoría de los seguros de vida contratados son de esta modalidad.

¿Quién puede necesitar un seguro de vida?

Responsables de la economía familiar

Como hemos adelantado, el motivo más común a la hora de contratar un seguro de vida familiar es proteger a los miembros de la familia, sobre todo si el asegurado constituye la fuente principal de ingresos.

Y recuerda, ¡no importa si eres joven o no! La previsión en estos casos es primordial.

Personas solteras sin hijos

Puedes pensar que un seguro de vida para solteros es innecesario. ¡Error! Es el mejor momento para empezar a prepararse para un futuro financiero seguro, especialmente si el matrimonio o tener hijos entra en tus planes venideros.

Personas con hipoteca

El seguro puede estar ligado a un préstamo personal o hipoteca. En caso de fallecimiento o incapacidad, las personas allegadas podrán contar con un capital para cubrir la liquidación de la deuda y así no tener que asumir la carga económica.

Personas mayores

Para las personas mayores que se acercan a la jubilación o ya están jubiladas, el seguro de vida garantiza una atención de calidad para el cónyuge a medida que envejece o aumentan sus gastos médicos, así como cubrir las deudas, gastos funerarios, etc.

Con todo, piensa que el seguro se puede modificar si las necesidades y circunstancias familiares cambian. También es posible cambiar los beneficiarios de la póliza en cualquier momento.

Dueños de empresas

El seguro puede ayudar a los herederos de una pequeña empresa a asegurar la continuidad del negocio, cubriendo gastos o liberando de cargas si el empresario tenía deudas.

Además, existe el seguro de vida colectivo, que pagan las empresas que quieren proteger a sus trabajadores.

Precio del seguro de vida

Uno de los elementos más importantes a la hora de contratar un seguro es su precio. Este precio varía en función de algunos factores, entre los que destacan:

  • La edad: el precio puede cambiar según la edad a la que se contrate. Cuanto mayor seas, más caro saldrá.
  • La forma de pago: en la mayor parte de los seguros de vida se hace una rebaja dependiendo de si se paga mensual, trimestral o anualmente.
  • La profesión: hay trabajos que cuentan con un índice de riesgo – físico o mental – más alto que otros, lo cual puede suponer un aumento en el precio.

Es importante saber que no existe un seguro de vida obligatorio, es simplemente opcional y recomendable en los casos que hemos descrito.

El seguro de vida de ABANCA cuenta con una cobertura on-off, que se puede activar y desactivar cuando quieras. Según tu situación actual, puedes calcular el capital que deberías asegurar para tu tranquilidad y la de tu familia, y personalizarlo a tu medida.

Si quieres saber más sobre este tema, quizá sea de tu interés el post ¿Se pueden desgravar fiscalmente los seguros de vida?

 

Mediador: ABANCA MEDIACIÓN, OPERADOR DE BANCA-SEGUROS VINCULADO S.L., operador de banca-seguros vinculado, con domicilio social en Avenida de la Marina 1, 4ª planta de A Coruña, y provista de CIF B-70049630, inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña, al Tomo 3092, folio 73, hoja C-38698 y en el Registro Administrativo Especial de Mediadores de Seguros de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones con el nº OV-0044. Aseguradora: ABANCA VIDA Y PENSIONES DE SEGUROS Y REASEGUROS S.A. (SOCIEDAD UNIPERSONAL) CIF: A-15140387. Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña, tomo 607 del archivo, libro 335, sección 3ª, folio 123, hoja 3694, inscripción 1ª. Domicilio social: Avenida de la Marina 1, 3ª planta, 15001, A Coruña.

El mediador cuenta con Seguro de Responsabilidad Civil y la Capacidad Financiera exigidos por la normativa de distribución de seguros vigente. Consulta las aseguradoras con las que el mediador tiene celebrado un contrato de agencia.

Puedes consultar las condiciones generales del seguro aquí o en cualquier oficina de ABANCA.

Recuerda que los contenidos de este blog tienen carácter informativo. Cualquier actuación motivada por su contenido o por la interpretación de las normas a las que hace referencia deberá ser analizada de forma específica teniendo en cuenta la situación particular de que se trate.

Logo Movil

Consejos para evitar estafas al comprar online

Suscríbete a la newsletter y consigue nuestra guía por tiempo limitado.