API, ¿qué es?

Entendemos como API (Application Program Interface) el conjunto de protocolos informáticos que permiten conectar distintos softwares y aplicaciones entre sí.

Cuál es la utilidad de las APIs

A través de estos protocolos, los desarrolladores pueden conectar con servicios ya existentes para la ejecución de tareas, de tal forma que no es necesario tocar el código o realizar la programación del software desde cero. Esto, a nivel empresarial, se traduce en una mayor estandarización y eficiencia en el uso de los recursos.

Sin embargo, las aplicaciones de las APIs van mucho más allá: desde la implantación de sistemas de control de acceso a la restricción de uso de los usuarios y, por supuesto, la conexión con terceros para agilizar tareas y eliminar duplicidades.

Beneficios de utilizar las API en la empresa

La eficacia, eficiencia, productividad y optimización son los cuatro pilares de lo que aporta aplicar APIs a los diferentes procesos del negocio. La agilidad y facilidad con la que se transmiten las comunicaciones e información entre aplicaciones de negocio genera todo un flujo de beneficios.

El procesamiento de toda la información y datos de la empresa mediante integraciones con sistemas de inteligencia también arroja nuevas ideas de modelos de innovación para abrir otras vías de negocio, pero también para la innovación dentro del organigrama.

Asimismo, la estandarización de procesos y su transmisión como información de un sistema a otro mediante APIs aporta una importante optimización de recursos que redunda, consecuentemente, en la reducción de costes.

¿Qué tipos de API existen?

A día de hoy, las APIs más utilizadas tienen que ver con los servicios web. Estos servicios necesitan la configuración y el token de la API para trabajar de forma sincrónica. Junto a ellas, nos encontramos con las API que utilizan protocolos como SOAP o REST, e incluso XML-RPC.

Las API en el día a día

Las API forman parte de nuestro día a día, tanto a nivel empresarial como en el ámbito privado. Así, las diversas aplicaciones que se instalan en los dispositivos móviles utilizan estos protocolos para el GPS, enviar un mensaje o llamar a un contacto.

Gracias al uso que se hace en web de las APIs, cualquier usuario con conexión a la red de datos puede tener información de todo tipo de servicios en un punto concreto en directo sin necesidad de estar físicamente allí.

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.