Perfiles de riesgo de inversionistas

La rentabilidad y el riesgo son las dos caras de las inversiones. Teniendo en cuenta este punto, podemos definir diferentes perfiles de riesgo de inversionistas. Con estos perfiles diferenciamos entre los inversores que priorizan la seguridad y los que se centran en buscar las mayores rentabilidades.

De este modo, diferenciamos el perfil conservador, el moderado y el agresivo. ¿Quieres saber qué caracteriza a cada uno y con cuál encajas mejor? ¡Sigue leyendo!

Sin riesgo no hay rentabilidad

El indicador de riesgo financiero se basa en datos históricos para clasificar los productos financieros en seis niveles diferentes según su nivel de riesgo. Los productos con riesgo más elevado también ofrecerán una rentabilidad superior.

Puede haber combinaciones más o menos atractivas de riesgo y rentabilidad, pero hay que tener en cuenta que no existen los productos con alta rentabilidad y sin riesgo. Cualquier producto que se presente así debería hacernos desconfiar.

Además de estos dos puntos, los inversores también deberán considerar variables como el dinero disponible, la situación financiera o el objetivo de la inversión para decidir qué tipo de inversión es la adecuada.

Qué factores influyen en el nivel de riesgo

A la hora de determinar el nivel de riesgo a asumir en una inversión, influyen una multitud de factores:

  • El plazo de tiempo en el que la inversión reporta beneficios.
  • Los ingresos actuales y la perspectiva de ingresos futuros.
  • Las obligaciones financieras a afrontar en el momento presente: ¿Cuánto se puede invertir sin comprometer las obligaciones contraídas? Como préstamos o hipotecas.
  • El patrimonio del inversor.
  • La capacidad de ahorro.
  • La tolerancia al riesgo: qué parte del capital está dispuesto a arriesgar.
  • Los conocimientos financieros y disponer de tiempo para revisar su evolución periódicamente.
  • El objetivo que se quiere alcanzar con la inversión: ahorrar para la jubilación, comprar una vivienda, optimizar el ahorro, maximizar la rentabilidad…
  • La rentabilidad que se desea conseguir.

Los tipos de perfiles de riesgo de inversionistas

Según el nivel de riesgo que están dispuestos a asumir los inversionistas, podemos agruparlos en tres perfiles: conservador, moderado y agresivo. ¿Qué caracteriza a cada perfil de riesgo? ¿Qué baremos usamos para encasillarlos en un perfil o en otro?

A la hora de hacer esta clasificación debemos tener en cuenta que implica valorar elementos subjetivos, por lo que no es un proceso sencillo ni podemos hablar de una clasificación exacta. Además, los cambios en la situación financiera y en los objetivos a lo largo del tiempo pueden hacer que el perfil varíe. Por lo tanto, debemos hablar de perfiles de riesgo en términos globales.

El perfil de riesgo conservador

El objetivo del perfil de riesgo conservador es mantener el capital y restar el efecto de la inflación en los ahorros.

Destina la mayor parte de sus ahorros a activos de renta fija y sobre un 15% a activos de renta variable, en compañías de gran capitalización, solventes y seguras. De este modo, consigue un plus de rentabilidad sin asumir muchos riesgos.

El rendimiento anual bruto para el perfil conservador se estima ligeramente por encima de los Bonos del Estado a 10 años, con activos libres de riesgo.

El perfil de riesgo moderado

El perfil de riesgo moderado se caracteriza por buscar un equilibrio entre el riesgo y la rentabilidad.

Dentro de esta exposición intermedia al riesgo se inclina por activos de renta fija y destina alrededor del 35% a inversiones en bolsa y demás activos que conlleven un nivel de riesgo similar.

El perfil de riesgo agresivo

El inversionista con un perfil de riesgo agresivo busca maximizar la rentabilidad y está dispuesto a asumir mayores niveles de riesgo.

Como estas inversiones son más volátiles, es muy importante diversificar entre varios productos diferentes para que la exposición al riesgo no sea tan elevada.

De los tres perfiles de riesgo, por lo general este es el que tiene un conocimiento más profundo del mercado y revisa periódicamente los principales indicadores a tener en cuenta.

En qué invertir según el perfil de riesgo

Algunos ejemplos de productos sin riesgo o riesgo bajo en los que invertir son:

  • Un seguro de vida o un seguro de ahorro que aporte una rentabilidad fija.
  • Un plan de pensiones que permita sacar rendimiento a los ahorros al llegar a la jubilación.

Si buscamos sacar un poco de rentabilidad, pero con un nivel de riesgo bajo:

  • Los fondos de inversión: es la opción más segura si te animas a invertir en bolsa. Los catálogos de los fondos de inversión ofrecen carteras de productos diversificadas con diferentes niveles de riesgo y rentabilidad.
  • La gestión discrecional de carteras (GDC): un equipo de profesionales expertos en mercados de inversión se encarga de monitorizar los movimientos en los mercados y tomar decisiones sobre la cartera de productos.

Si nuestro objetivo es alcanzar una mayor rentabilidad y estamos dispuestos a asumir un nivel de riesgo un poco más elevado:

  • Las acciones: esta es la opción con la que se puede sacar una rentabilidad máxima a los ahorros, pero también implica asumir más riesgos. Invertir directamente en bolsa es la opción recomendada para inversores que tienen ciertos conocimientos o que cuentan con un bróker que los asesora.
  • También existen fondos de inversión con un nivel de riesgo más elevado. Alternativas como las acciones de bolsa, ETF o fondos de inversión con renta variable son más volátiles pero también ofrecen rentabilidades más altas.

Si te estás planteando empezar a invertir en bolsa, te resultarán útiles nuestros posts sobre la guía básica para empezar a invertir en bolsa y las mejores plataformas para empezar a invertir en bolsa. Por otra parte, si buscas asesoramiento personalizado puedes pedir cita para que te atiendan en nuestras oficinas.

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.