Elimina los gastos hormiga

Esta definición deja poco lugar a la imaginación. Los gastos hormiga son, como podrás imaginar, todos esos gastos insignificantes que en conjunto tienen más repercusión de lo que parece.

“Pero si solo es 1€, mejor pido a domicilio que me da pereza cocinar hoy”, “Con esta promo me queda a la mitad de precio”, “No lo necesito realmente pero por este precio…” ¿Te suena verdad?

Los gastos hormiga no son realmente necesarios y no tienen un importe elevado, pero al hacerlos de forma reiterada acaban teniendo un gran efecto en las finanzas mensuales.

En este artículo vamos a aclarar qué son los gastos hormiga y cómo evitarlos. Verás que realizas muchos de ellos a diario ¡sin ser consciente!

Características de los gastos hormiga

¿Qué diferencia este tipo de gasto de los demás? Conocer las características de los gastos hormiga te ayudará a identificarlos:

  • Se trata de sumas de dinero pequeñas, por lo que puedes no considerar el impacto económico y parecen irrelevantes.
  • No son gastos puntuales, sino que se repiten constantemente, todas las semanas o incluso todos los días.
  • Pasan desapercibidos porque no los contabilizamos. Al hacer balance de los gastos mensuales solo nos fijamos en las cifras más altas y los gastos hormiga se quedan en segundo plano.
  • Son perfectamente evitables o se pueden sustituir por otra alternativa más económica.
  • Para nuestra sorpresa, si sumamos todos los gastos hormiga nos vamos a encontrar con una suma de dinero importante que se podría ahorrar para mejorar nuestras finanzas personales.

Cómo eliminar los gastos hormiga

Ahora que ya conoces las características, vamos a desglosar los tipos de gastos hormiga y ofrecer soluciones para eliminarlos. ¿Te animas a hacer un balance mensual de lo que inviertes en estos pequeños gastos?

Gastos en comer fuera

Estamos de acuerdo en que comer de vez en cuando fuera es un capricho más que merecido. El problema radica en cuando lo hacemos con excesiva frecuencia o directamente pasamos de llevar el tupper al trabajo y vamos todos los días al restaurante más cercano. Puede que el menú no sea muy caro, pero al multiplicarlo por todos los días laborables del mes, la cifra ya cambia, ¿verdad?

Eliminar este gasto hormiga es tan simple como reconciliarte con la cocina, llevar el tupper al trabajo y no pedir a domicilio por el simple hecho de que hoy no tienes ganas de cocinar. Y recuerda, no pasa nada por darse un capricho de vez en cuando.

En este grupo también debemos considerar otra serie de gastos muy pequeños como son los cafés para llevar, las visitas a la máquina expendedora y a las tiendas de gominolas, las botellas de agua y refrescos, o las cajetillas de tabaco si eres fumador. Tener un termo para el café, una botella de agua reutilizable y llevar los snacks de casa hará que todos estos gastos desaparezcan. En cuanto al tabaco, el coste de cualquier alternativa para dejar de fumar te saldrá rentable a la larga, y eso sin hablar de los beneficios en tu salud.

Gastos en transporte

Ir en automóvil a todas partes supone un considerable gasto de combustible, autopista, aparcamiento… aunque a veces no queda otra alternativa, ¿o tal vez sí?

  • Compartir coche en algunos trayectos te permitirá dividir gastos entre todos los viajeros.
  • Usar el transporte público te saldrá mucho más barato y te ahorrará tener que aparcar (¡y pagar por aparcar!). Además, con las tarjetas de transporte o bonos especiales realizarás tus trayectos por mucho menos.
  • Optar por ir en bicicleta o caminando reducirá completamente el gasto en transporte, al tiempo que aprovechas para hacer un poco de ejercicio.

Y no te olvides que todas estas alternativas son, además, más ecológicas.

Gastos en servicios innecesarios

Un día te diste de alta y te olvidaste. En este grupo de gastos hormiga englobamos todos esos gastos de servicios que realmente no se están usando o se pueden sustituir por otros más baratos:

  • Servicios de streaming, vídeo o música: si llevas meses sin entrar en la plataforma, es hora de decirle adiós.
  • Servicios premium en plataformas de envío: envíos gratis, en un par de días, descuentos exclusivos… Analiza si realmente usas estas plataformas lo suficiente como para que te compense pagar por el servicio premium.

Gastos en compras compulsivas

No lo necesitabas, pero lo viste y no pudiste resistirte. Tal vez fue porque te entró por los ojos, tal vez porque estaba en promoción; pero ahora ya lo compraste y realmente no lo vas a usar.

Es muy fácil caer en las compras compulsivas. Tanto si pasas el día en un centro comercial, como si paseas por delante de una tienda o simplemente si vas al supermercado.

¿Cómo evitar gastar en compras compulsivas?

  • Piensa antes de comprar, date un plazo de un día o de una semana para comprobar si lo sigues queriendo.
  • No te dejes llevar por las promociones u ofertas. Analiza si realmente lo vas a usar, lo necesitas o si ya tienes algo parecido.
  • Haz una lista antes de salir a comprar y evita pillar nada que no esté incluido.

Ahorra tu calderilla digital

Así como existen los gastos hormiga, también podríamos hablar del ahorro hormiga: ese ahorro que practicas sin darte cuenta.

Nuestra Cuenta Calderilla te permite ahorrar de forma automática, sin que tengas que hacer nada, cada vez que utilizas tus tarjetas de crédito o débito, ¡y sin darte cuenta! ¿Conoces a alguien que vaya guardando la calderilla, las monedas que quedan en los bolsillos en un bote? Pues esto es lo mismo, pero en el siglo XXI.

Te contamos mucho más sobre la Cuenta Calderilla.

Como cierre, queremos recordarte que “la vida está en los pequeños placeres”, encuentra el equilibrio entre ahorrar y disfrutar, y tus finanzas personales lo agradecerán sin que tengas que renunciar a darte un capricho de vez en cuando.

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.