Sistemas de seguridad para el hogar

¿Sabías que en España se produce un robo cada hora y 22 minutos? Estos datos, facilitados por la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (Unespa), aumentan la preocupación de volver un día a casa y encontrarnos con que los ladrones se han llevado nuestros bienes más preciados. Por este motivo es vital contar con sistemas de seguridad para el hogar.

Al margen de pérdidas materiales y económicas, un robo tanto en hogares como en comercios provoca un efecto psicológico negativo que en muchas ocasiones es difícil de superar. Desde inseguridad al insomnio, pasando por síntomas de depresión. Esto hace que cada vez más familias apuesten por la instalación de sistemas de seguridad para convertir su hogar en un entorno seguro.

La evolución de la tecnología ha maximizado la eficiencia de estos sistemas a través de la automatización de procesos y la capacidad de poder saber qué ocurre en todo momento en el hogar a través del móvil. En este artículo analizaremos las opciones más destacadas para que puedas vivir más tranquilo.

Control de iluminación

La iluminación es una de las claves para disuadir a los ladrones. Cuando te ausentas de tu casa por un viaje de negocios o por vacaciones, es aconsejable dejar un sistema que encienda las luces de forma automática a determinadas horas y simular así que hay gente en casa.

Hay que tener en cuenta que la oscuridad es la aliada perfecta de los ladrones. Para proteger tu hogar existen sistemas de iluminación automatizados que permiten su control en remoto y que cuentan con detección de movimiento. En caso de detectarlo, nos llegará un aviso a través de la vía elegida (SMS, WhatsApp, correo electrónico…).

Cerraduras inteligentes

A mayor dificultad para los ladrones para acceder a tu vivienda, menos probabilidades de sufrir un robo. Las cerraduras inteligentes se han convertido en uno de los dispositivos de seguridad más cómodos, ya que no precisan de instalación y se pueden colocar aprovechando el hueco de la cerradura actual.

A día de hoy no solo controlan los accesos, los últimos avances incluyen una serie de parámetros biométricos que reconocen a los usuarios que intentan acceder al domicilio. Por ejemplo, el ritmo cardíaco o el reconocimiento de huellas dactilares.

La cerradura Halo Touch de Kwikset, por ejemplo, se instala en lugar de la vieja cerradura. Tras conectarse al router, se configura desde la propia aplicación y permite tres formas de abrir o cerrar la cerradura: con un lector de huellas, desde la propia app o con una llave tradicional. Además, se puede integrar con el sistema de seguridad y los asistentes Google Home y Alexa. Las huellas dactilares no se almacenan en la nube, lo hacen en el propio dispositivo, por lo que su seguridad es mayor.

Cámaras de seguridad IP con visión nocturna

En la actualidad, hay infinidad de cámaras de seguridad IP que se conectan a la red del domicilio y a las que se puedes acceder a través de una aplicación instalada en nuestro teléfono móvil o tablet. Además, suelen contar con un sensor de movimiento que nos avisará con una notificación.

Existen también sistemas más avanzados, como las cámaras de seguridad con visión nocturna, que permiten activar de forma remota efectos de luz y sonido para disuadir a los ladrones. Además, cuentan con un sistema de alertas que nos avisará en nuestro móvil si detecta algún movimiento.

Teniendo en cuenta que existen casos de sistemas de vigilancia que han sido pirateados por los ciberdelincuentes, muchas de estas cámaras cuentan con un “modo privado” con el que se puede cerrar de forma física la lente de la cámara. Vienen equipadas, además, de una tarjeta de memoria en la que se pueden almacenar los vídeos e imágenes de forma local.

Videoporteros, otra opción en los sistemas de seguridad

Los tradicionales videoporteros también han evolucionado en los últimos tiempos. A día de hoy cuentan con cámaras integradas que capturan un campo de visión de 180 grados y que permite una visualización en alta calidad. Esto significa que se podrá ver al asaltante de pies a la cabeza.

El sistema funciona mediante una videollamada a través del portero que llegará al teléfono y que puede ser atendida incluso cuando no estás en casa. También cuenta con un sistema de alertas que avisará cuando un visitante se acerque a través del sensor de detección de movimiento.

Huellas dactilares y reconocimiento facial

En la línea de las cerraduras inteligentes, la identificación por huella dactilar y el reconocimiento facial está cada vez más presente en nuestro día a día, y cada vez cuenta con más complementos. Teniendo en cuenta que la huella dactilar es única (salvo en el caso de los gemelos) se ha convertido en uno de los pilares de la tecnología de seguridad.

Del mismo modo lo hace el reconocimiento facial. A través de un escáner instalado en la parte delantera de la casa puede hacer fotos, identificar características distintivas y permitir o impedir el acceso de esa persona.

Convertir nuestra vivienda en una casa inteligente y crear un entorno seguro puede suponer un desembolso inicial importante, pero que no será nada en comparación a sufrir un robo y las consecuencias que esto tiene para nosotros a todos los niveles. Si quieres apostar por tu tranquilidad y necesitas ayuda con la financiación, paga con tu tarjeta de crédito ABANCA y utiliza el servicio Applázame para aplazar el pago de tu sistema de seguridad entre 3 y 36 meses. Consulta las condiciones en abanca.com.

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.