¿Cómo solicitar el bono social eléctrico y el suministro mínimo vital?

En lo que llevamos de año, los cambios en la factura de la luz han provocado que ésta alcance máximos históricos, y sin previsiones de mejorar a corto ni a medio plazo. La entrada en vigor del bono social eléctrico es una medida aprobada por el Gobierno para tratar de favorecer a los colectivos más vulnerables y luchar contra la pobreza energética. Adicionalmente, se ha aprobado recientemente el suministro mínimo vital para complementar al bono social eléctrico. En este artículo te explicamos en qué consiste la ayuda del bono social eléctrico y del suministro mínimo vital, y los requisitos para solicitarlos.

¿Qué es el bono social eléctrico?

El bono social es un descuento que se aplica en la factura eléctrica, destinado a proteger a las personas más vulnerables por su situación económica o social. Para disfrutar de estas ayudas, los solicitantes deberán cumplir con los requisitos establecidos por ley. De esta forma podrán beneficiarse de descuentos en la factura de la luz en función de sus circunstancias personales.

Los descuentos del bono social eléctrico son diferentes según las circunstancias personales de cada familia. En el Real Decreto-ley del 14 de septiembre de 2021 se establecen las medidas para reducir la factura de electricidad en lo que queda de año y la creación del suministro mínimo vital.

¿Qué es el suministro mínimo vital?

El suministro mínimo vital es una ayuda extra para proteger frente al corte por impagos a los beneficiarios del bono social eléctrico. Su principal función es prohibir el corte de servicio por impago a los beneficiarios del bono social eléctrico que se considere que están en riesgo de exclusión social.

Por otra parte, los consumidores en situación vulnerable, o en situación vulnerable severa, tendrán la protección en caso de impago durante 4 meses, con una prolongación extra de 6 meses una vez transcurrido este período. Durante este plazo de protección, aunque se produzcan impagos, será obligatorio mantener un suministro de al menos 3,5 kW de potencia a los beneficiarios.

Requisitos para solicitar el bono social eléctrico

Para solicitar el bono social de electricidad debes cumplir las siguientes condiciones:

  1. Tener contratado el precio voluntario para el pequeño consumidor(PVPC) en la vivienda habitual. Esta es la tarifa de luz regulada por el Gobierno, que fija un precio de la luz distinto para cada hora del día, y que solo ofrecen las conocidas como compañías comercializadoras de referencia. Son las siguientes:
  • EDP COMERCIALIZADORA DE ÚLTIMO RECURSO S.A
  • ENDESA ENERGÍA XXI S.L
  • TERAMELCOR S.L
  • CHC COMERCIALIZADOR DE REFERENCIA, S.L.U
  • VIESGO COMERCIALIZADORA DE REFERENCIA S.L
  • GAS NATURAL S.U.R.SDG, S.A
  • IBERDROLA COMERCIALIZACIÓN DE ÚLTIMO RECURSO, S.A.U.
  • EMPRESA DE ALUMBRADO ELÉCTRICO DE CEUTA COMERCIALIZACIÓN DE REFERENCIA S.A
  1. Tener contratada una potencia igual o inferior a 10 kW en la tarifa eléctrica, con una comercializadora de referencia. En este punto es interesante saber qué potencia de luz necesitas para contratar la potencia adecuada y no pagar de más.
  2. Reunir los requisitos personales, familiares y de renta establecidos por ley. El descuento aplicado en el bono social dependerá de la categoría del solicitante, de forma que existen tres categorías diferentes: consumidores vulnerables, vulnerables severos y en riesgo de exclusión social:

Consumidores vulnerables

Se les descontará un 25% sobre el precio total de la factura si:

  • Son pensionistas que cobran una cuantía mínima y tienen un máximo de 500 euros procedentes de otros ingresos.
  • Son familias numerosas.
  • La familia no tiene menores de edad, pero la renta no es 1,5 veces superior a 11.862,90 euros anuales en 14 pagas.
  • La familia tiene un menor de edad y la renta no supera los 15.817,20 euros anuales en 14 pagas.
  • La familia tiene dos menores de edad y la renta no supera los 19.771,50 euros anuales en 14 pagas.

Consumidores vulnerables severos

Podrán beneficiarse de una subvención del 40% si estos hogares:

  • Presentan una renta anual conjunta de como máximo 11.862,90 euros, teniendo en cuenta el IPREM.
  • Si se trata de una familia numerosa, el máximo sube a 15.817,20 euros.
  • En caso de que el consumidor reciba una pensión mínima y sus ingresos no sean superiores a 500 euros anuales, no debe superar los 7.908,60 euros anuales en 14 pagas.

Consumidores en riesgo de exclusión social

El titular no tendrá que hacer frente al pago de la factura eléctrica y tampoco podrá interrumpirse el suministro eléctrico en casos de impago. En este caso, deberá demostrarse que el consumidor está siendo atendido por los servicios sociales de una administración autonómica o local que financien el pago de al menos la mitad de la cuantía de su factura.

La Administración deberá pagar el 50% del importe de estas facturas, y no se podrá cortar el suministro, aunque el titular no pague la otra parte.

La implementación del bono social eléctrico irá acompañada de un bono social térmico. Se trata de una ayuda para la calefacción que se abonará a los beneficiarios del bono social eléctrico, teniendo en cuenta su grado de vulnerabilidad y las temperaturas del lugar en que vive, destinado a cubrir los gastos de calefacción, agua caliente y cocina.

¿Es necesario renovar el bono social eléctrico?

El bono social no es permanente, sino que es necesario renovarlo cada dos años presentando una nueva solicitud ante tu compañía eléctrica 15 días antes de su fecha de finalización. Únicamente las familias numerosas podrán seguir disfrutándolo sin hacer nada, siempre y cuando mantengan esa circunstancia.

Tras la entrada en vigor de la nueva normativa, todos los consumidores que ya tuvieran el bono social de luz deben solicitarlo de nuevo y, por tanto, cumplir los nuevos requisitos.

¿Cómo solicitar el bono social?

Para solicitar el bono social eléctrico y, por consiguiente, también el suministro mínimo vital, se debe contactar la comercializadora eléctrica de referencia.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia se encarga de marcar los ajustes para que las compañías distribuidoras y comercializadoras adapten el suministro de un hogar al suministro mínimo vital, en caso de impago.

Y si no cumples los requisitos…

Por ahora, la previsión es que los precios de la electricidad sigan al alza al menos hasta marzo o abril de 2022. Por lo que conseguir recortar en la factura de la luz será primordial especialmente durante estos meses.

Si no cumples con ninguno de los requisitos mencionados anteriormente para acceder a las prestaciones del bono social eléctrico, seguro que estos métodos te ayudarán a ahorrar dinero en la factura de la luz.

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.